Tiempo en movimiento  3 horas 42 minutos

Tiempo  4 horas 29 minutos

Coordenadas 2684

Fecha de subida 11 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
616 m
44 m
0
3,8
7,6
15,16 km

Vista 67 veces, descargada 7 veces

cerca de Serra, Valencia (España)

Otra espléndida ruta por la Sierra Calderona, esta vez con inicio en la Cartuja de Porta Coeli, y para cuyo diseño nos basamos inicialmente en un excelente recorrido propuesto hace muy poco por Camporrobles65 (36614725), modificando la parte final (desde la Font de l'Abella hasta el Collado de Les Carboneres).
La Cartuja de Porta Coeli, cuyos monjes siguen la regla de San Bruno (que prohibe todo contacto con el exterior, salvo caso de fuerza mayor), está situada en el término municipal de Serra, dentro del llamado Valle de Lullén, y fue fundada en 1272 por el obispo de Valencia Andrés de Albalat, siendo la primera Cartuja construida en el Reino de Valencia y la tercera en el Reino de Aragón. Sus humildes principios (una ermita y un patio con celdas, en las que se refugiaban los primeros monjes, venidos de Scala Dei) evolucionaron hacia tiempos magníficos, cuando residieron aquí Reyes, Papas y Cardenales, pero tal vez uno de los residentes más notables fue Inés de Moncada, mujer que vivió como monje en el monasterio, siendo expulsada al descubrirse su sexo; tras ello pasó a refugiarse en una cueva situada en el ahora llamado Rodeno de Santa Agnes, llevando una vida de anacoreta durante 20 años. Otro hecho destacable tiene que ver con la preparación de la Biblia Valenciana, traducida por Bonifacio Ferrer en 1477-78, y condenada por la Inquisición, que ordenó entregar y quemar todos los ejemplares en 1498.
La Iglesia Mayor de la Cartuja, de estilo gótico valenciano, fue construida a partir de 1385, siendo consagrada en 1400 bajo la protección de Martín el Humano; posteriormente fue reedificada siendo la actual de estilo neoclásico. Los dos claustros vecinos (hay 4 en total), algo más tardíos, son renacentistas. Entre las construcciones destaca también un acueducto que trae el agua de la Fuente de la Mina (o de la Hoya).
Tras la desamortización la cartuja fue subastada, pasando a manos de Vicente Bertrán de Lis, y luego a Lino Alberto Reig. En 1898 pasó a ser un hospital para tuberculosos. En 1943 fue comprada por la Diputación Provincial y en 1944 volvieron a establecerse en ella los monjes cartujos (venidos ahora desde la Cartuja de Miraflores). En 2011 los cartujos abandonaron la Cartuja de Aula Dei (en Zaragoza), incorporándose la comunidad a Porta Coeli, que es una las tres únicas cartujas en activo en España (Porta Coeli, Miraflores y Montealegre).
La ruta que hemos seguido comienza a la entrada de la Cartuja, donde hay un pequeño espacio para aparcar. Llegamos aquí desde Valencia por la CV-331, que tomamos en Bétera, a donde hemos llegado por la CV-35 (a Godella) y desde ahí por la CV-310.
Desde la Cartuja empezamos a andar en dirección norte, por la pista que rodea el muro de la Cartuja hasta llegar al acueducto, para luego seguir por la ladera este del barranco de Porta Coeli. A unos 10 minutos veremos a nuestra izquierda unas construcciones y unas cuevas en la montaña: es La Pobleta, refugio de Manuel Azaña desde 1937 y sede del Gobierno en Valencia, donde en el siglo XIV hubo un poblado moro, y posteriormente se construyó una casona repoblada con cristianos viejos (así como la ermita de Santa Margarita en el lugar donde estuvo una mezquita anterior); en 1478 las pocas familias que cultivaban las tierras como vasallos de los cartujos fueron expulsadas, como ellos serían expulsados después durante la desamortización. Las tierras fueron vendidas a Vicente Bertrán de Lis, que fue embargado años después, pasando el dominio a Lino Alberto Reig, quien ordenó construir el actual edificio sobre los muros originales. En 1926 fue comprada por José Noguera, que la reformó dejándola con su aspecto actual, el que conoció Azaña. En los pueblos cercanos de Náquera, Serra y Bétera vivieron los principales miembros del Gobierno republicano en esa época.
En la puerta de la finca de La Pobleta giramos hacia la izquierda para seguir ascendiendo por el barranco de la Font del Marge, hasta llegar a ella. Desde aquí giraremos de nuevo a la izquierda, para ascender por una pista en peor estado, con algo de vegetación y un suelo muy alterado por la erosión, que nos llevará hasta el Camino del Campillo a La Falaguera, donde giramos a la derecha para continuar por el camino unos 300 metros, antes de salir por la izquierda, justo antes de un pequeño barranco en el vértice de una curva a la izquierda (donde se necesita estar muy atento porque el comienzo del sendero está algo tapado). A partir de aquí seguimos ascendiendo por un bonito sendero, parcialmente tapado por la vegetación aunque fácilmente reconocible, que sigue hasta los Corrales de la Rosa, y desde aquí hacia una amplia pista que cruza más arriba para llevarnos hasta la Fuente del Berro ( a unos 3,3 km de la Fuente del Marge).
Continuamos por la amplia pista que rodea la base del Pozo Mortero, para llegar al barranco de la Villuela, que seguimos hasta alcanzar la Fuente de la Gota (a unos 2300 metros de la anterior), que hoy estaba siendo reparada por unos operarios de la Generalitat. A este nivel el barranco tiene algunas pozas artificiales donde se almacena agua (no muy limpia). En todas las fuentes que visitamos se señala que el agua no ha sido tratada, por lo que no es aceptable para consumo humano, pero aquí hemos visto a un ciclista que llenaba su botella y bebía de la fuente sin miedo aparente (nosotros no lo hicimos).
Seguimos bajando por el barranco de la Villuela hasta llegar al pie de la Peña de la Pedralbilla, donde sale una pista por la izquierda, que comienza a remontar hacia La Madronyasa, circunvalando la ladera de la montaña, para ir primero al este, luego al sur y luego al oeste, para volver de nuevo al sur y llegar a un collado, en la vecindad del Avenc de la Abella; algo más adelante veremos un sendero que sale por la derecha para llegar a un excelente mirador sobre el Camp del Turia, donde paramos para comer y beber algo.
Volvemos atrás para alcanzar la pista por la que veníamos antes y nos dirigimos hacia la última fuente, la de la Abella (distante unos 3500 metros de la anterior). Por encima de ella vemos una gran cueva, con unas notables diaclasas y restos de derrumbes, junto a otras cuevas más pequeñas pero que parecen profundas en la zona vecina. Seguimos por la pista y unos pocos metros después vemos que se divide. Nosotros hemos elegido antes continuar por el sendero de la izquierda, separándonos de la ruta que seguíamos hasta entonces.
Unos 100 metros más adelante hay un pequeño barranco a la derecha (la parte alta del Barranco de Rubio, donde tiene muy poca profundidad), mientras el sendero por el que llegamos continúa varios centenares de metros, para luego girar agudamente a la derecha y volver hasta casi el punto donde estamos, unos 20 metros más abajo. Suponemos que no tendríamos ningún problema en bajar hacia nuestra derecha por el pequeño barranco (creemos incluso ver un estrecho sendero, y la vegetación permite el paso fácilmente), para evitar el rodeo de poco más de 1 km. que supone el ángulo agudo que hace el sendero. No obstante, pensamos que puede haber personas que sigan la ruta que estamos haciendo, y que tal vez no deseen bajar por el barranco, por lo que seguimos adelante y completamos el ángulo, hasta volver al punto inferior del barranco, para grabar esa parte de la ruta. Al llegar a la curva inferior decidimos subir por el barranco hasta la parte alta del sendero, comprobando que el trayecto no tiene ninguna dificultad (nos parece aconsejable utilizar bastones, pero las matas permite agarrarse en el descenso), y volvemos a bajar por la misma vía hasta la curva inferior. Dejamos así dos posibilidades abiertas: 1. La más fácil, aunque supone hacer poco más de 1 km de recorrido adicional, es seguir por la pista hasta el ángulo y volver por el sendero inferior, y 2. Poco más complicada, y con un considerable recorte de longitud, bajar por el barranco hasta el nivel inferior. Utilizar la vía corta supone dejar la longitud total de la ruta justo por debajo de los 14 km, sin diferencia de desnivel, por lo que esta sería la vía que recomendaríamos a todos los senderistas capacitados para seguirla; pero la elección de vía debe ser hecha por cada senderista siguiendo su percepción de riesgo, nosotros nos limitamos a exponer las variantes posibles.
Desde aquí seguimos la pista que continúa por el barranco de Rubio (y que no es otra que una vieja conocida: el Camino del Campillo a La Falaguera), que seguiremos durante unos 1600 metros hasta encontrar un sendero que sale por la izquierda para, tras un breve ascenso, iniciar un continuado descenso por la ladera de La Foia, hasta alcanzar la huerta de la Cartuja, que rodeamos por la derecha, ascendiendo brevemente por un terraplén, para poder salir de la zona vallada. Ya estamos en la carretera, a pocos metros de la entrada de la Cartuja, donde tenemos el coche, y acaba la ruta.
Es importante tener en cuenta que muchas de las vías por las que hemos caminado no están señalizadas o marcadas de modo adecuado, por lo que consideramos imprescindible utilizar una grabación de la ruta y controlar el progreso con GPS, revisando el trazado con periodicidad suficiente y ante cualquier duda.
En conjunto una excelente ruta con vistas de gran belleza, una longitud media-alta (recortable en poco más de 1 km. según se explica más arriba) y un desnivel total moderado, por pistas en buen estado en buena parte del trayecto y con trozos de bonitos senderos en el resto (con alguna zona de vegetación algo cerrada y algunos puntos de erosión marcada), que nos parece muy recomendable. Tiene además una parte de notable interés histórico, y aquí y allá aparecen grandes bloques de rodeno que confieren un punto de extraordinaria belleza a los montes. Nos parece recomendable llevar calzado de montaña (no necesariamente botas), abundante bebida, algo de comida y protección solar; en las épocas más calurosas hay que tener cuidado para evitar golpes de calor. Para nosotros ha sido otra extraordinaria ruta por la Calderona.

6 comentarios

  • sofia salas 12-jun-2019

    Me ha gustado esta ruta, las preciosas fotos lo avalan. También me han gustado mucho los comentarios culturales del inicio para situarse en lo que fue y significó la Cartuja de Porta Coeli.
    Me ha interesado conocer el refugio de Azaña, sabía que había sido en Valencia pero nada más´
    Gracias eoc por mostrarnos la naturaleza de la zona y su historia

  • Foto de eoc

    eoc 12-jun-2019

    Gracias a ti, Sofía. Es una zona muy hermosa de Valencia, con un indudable interés histórico.

  • luis.perecruz 12-jun-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Excelenter ruta por la Calderona

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 14-jun-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Preciosa.

  • javeadeverano 21-jun-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Excelente ruta clásica de la Calderona.

  • Foto de cokillooo

    cokillooo 21-jul-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Muy buena ruta. Bien explicado todo. La forma más corta de ver las 4 fuentes en una ruta.
    Por poner alguna pega, el atajo bajando de l'Abella no lo recomiendo. Está muy cerrado de arbustos, muy seco. No merece la pena para sólo un km que ataja, y encima por pista forestal muy cómoda y bonita. Por lo demás genial.
    Gracias

Si quieres, puedes o esta ruta