acal

Tiempo  5 horas 23 minutos

Coordenadas 1555

Fecha de subida 21 de abril de 2017

Fecha de realización abril 2017

-
-
1.969 m
1.117 m
0
2,4
4,9
9,71 km

Vista 803 veces, descargada 15 veces

cerca de Guisando, Castilla y León (España)

Impresionante ruta usada como acceso al refugio Victory a los pies de Los Galayos, paraiso de los escaladores.
Salimos del aparcamiento de Nogal del Barranco situado en las afueras de la localidad de Guisando. Aquí encontramos un pilón con abundante agua y un refugio libre junto a él. Iniciamos la subida por el camino que en su mayor parte está perfectamente delimitado y empedrado. Vamos a ascender zigzagueando por la margen izquierda del barranco con la vista puesta siempre en la pared vertical que forma La MIra y Las agujas de Los Galayos.
El ascenso se hace en suave y constante subida pasando hasta por dos fuentes (Del amanecer y Macario) marcadas con Wp. Llegados a un punto justo antes de cruzar a la otra vertiente del barranco encontramos un cartel que nos indica una de las opciones de subida. Se trata de las llamadas Apreturas que consiste en subir de forma recta hacia la cima a través de un derrubio pedregoso justo a los pies de Los Galayos. Esta opción supone por un lado saber progresar por este tipo de terrenos y por otro el peligro de desprendimientos de rocas provocados por los propios escaladores que se encuentran progresando por las paredes.
Opto por separarme de mis compañeros para subir por aquí mientras ellos lo harán por las Zetas. Estas se observan en la pared de enfrente aparentemente con una verticalidad imposible, distinguiéndose perfectamente el zigzagueo que dibujan las piedras que le sirven de apoyo.
La subida por las apreturas se hace bien, siempre con precaución en la búsqueda de los apoyos y agarres y en poco tiempo me encuentro en el Refugio. Desde aquí las vistas son impresionantes tanto del valle como de las agujas pètreas. Desde aquí se puede continuar por la colada y ascender hasta el pico La Mira con poco esfuerzo más, pero como quiera que ya lo visitamos el día anterior por la otra vertiente y vamos de vuelta para casa decidimos que la meta sería el Refugio.
Llegados mis compañeros y tomado un bocado, iniciamos la bajada, ahora sí por el camino de las Zetas. Hay que indicar que el camino en la zona más próxima al Refugio se desdibuja bastante, no está tan claro, y además hay que realizar algunos destrepes no muy complicados.Las Zetas continúan con su ir y venir a la vez que se va perdiendo altura hasta que cruzamos la pedrera del barranco con lo cuál ya nos encontramos en el mismo camino que usamos para la subida. Desde aquí hasta el aparcamiento repetimos itinerario. Poco antes de llegar encontramos un merendero con una inscricpción en su pared que dice: "Después de caminar, con certeza, nada mejor que una Cerveza", por lo que decidimos hacerle caso y reponer nuestro resecos gaznates con varias artesanas y una ración de croquetas caseras.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta