-
-
1.007 m
544 m
0
4,8
9,7
19,38 km

Vista 1613 veces, descargada 40 veces

cerca de Casas del Señor, Valencia (España)

RUTA REALIZADA EL 27/09/2014.
CÓMO LLEGAR: Por la CV-84 dirección Aspe, antes de entrar en Aspe, por la CV-840 dirección La Romana. En la rotonda toma la CV-834 Monóvar/Pinoso. En el cruce en forma de “T” tomar la CV-83 por la izquierda dirección Pinoso. En unos 3 km. girar a la izquierda por la CV-838 para llegar a Casas del Señor. Aparcar en la Plaza del Socarrat.
ITINERARIO: CASAS DEL SEÑOR / ALT REDÓ, CASETA DE VIGILANCIA / CANTERA / BARRANC DE LA CASETA / CAVA FRÍA / PUNTAL DE QUILES CORDAL DE LA SIERRA / CUEVA / COLLADO PÍ DE LA FAROLA / FONT DE L’ALMORQUÍ / CASAS DEL SEÑOR.
COMPONENTES: VICENTE, PATRO, SANTI Y RICARDO.
RECORRIDO: CIRCULAR.
AGUA EN RUTA: SI. (La Font de L’Almorquí) al final de la ruta.
DISTANCIA: 17,670 KM.
TIEMPO: 05:50 HORAS.
ALTURA MÁXIMA: 962 M. (Alt Redó, Caseta de Vigilancia Forestal)
ALTURA MÍNIMA: 544 M. (La Cava Fría)
DESNIVEL POSITIVO: 845 M.
DESNIVEL NEGATIVO: 852 M.
DIFICULTAD: MODERADA.

LA RUTA: Primera ruta de otoño y los componentes del grupo se van animando. Este fin de semana impera la meteorología, las probabilidades de lluvia son muy altas, lo cual ha recortado mucho la elección de la ruta; pero tenemos un gran fondo de armario donde elegir, y hemos acertado.
Monte Coto está a un paso de casa y posee una de las mayores masas forestales de la provincia. Hasta ahora siempre habíamos centrado nuestras excursiones desde Tres Fuentes y como objetivo sus cotas más elevadas: El Teula y El Algarejo. Hoy vamos a explorar la zona que pertenece al municipio de Monóvar.
Partimos de la pedanía de Casas del Señor, conocida por su arroz con conejo y sus gazpachos. Iniciamos en la Plaza del Socarrat, por un camino que sale a la izquierda, haciendo caso omiso a las marcas del PR-CV 166, enseguida entramos en campo abierto, con una espléndida visión del amanecer por la Serra de les Pedrisses y La Safra.
El día está plomizo y el sol no logra penetrar entre las nubes. El camino busca las laderas de la sierra abriéndose paso entre los últimos bancales de almendros. Su desnivel es suave pero constante y poco a poco nos va adentrando en el bosque de pinos.
Una vez entre la pineda se vuelve más exigente y nos eleva con facilidad. Las fuertes lluvias caídas en los últimos días han limpiado los árboles y su verde es mucho más intenso y reluciente. Sin sol y el alto grado de humedad hacen muy agradable la caminata. Entre los pinos vemos Casas del Señor en la lejanía.
El camino se convierte en senda que sin cesar de subir nos permite avanzar con más rapidez. La altura alcanzada nos deja ver en otras lomas las escombreras de antiguas canteras. Dentro del Paraje Natural existen tres canteras aunque todas ellas sin actividad.
Más adelante debemos de cambiar de senda. Dos mojones forman la puerta de acceso por la derecha a una variante que nos sigue ascendiendo para enlazar con la pista de tierra y llegar al Alt Redó (962 m.), máxima altura de hoy, donde está instalada la Caseta de Vigilancia Forestal. Tenemos grandes vistas al bosque de pinos.
Continuamos el camino cruzándonos con algunos ciclistas para luego comenzar un fuerte descenso. La pista hace varias rampas cerradas que han sido protegidas con cemento para las lluvias. Vuelve el camino llano y pasamos junto a una de las grandes canteras.
Para quien no haya visitado ninguna, el espectáculo es inmenso. Las rectilíneas y pulidas paredes de mármol blanco impresionan. Ver con que precisión han sido cortados enormes bloques dejando escalonados vacios en la sierra, nos dan una idea de lo fácil que es hacer desaparecer una montaña.
Proseguimos en declive y poco antes de alcanzar el Collado del Pí de la Farola, tomamos una senda a la izquierda marcada con mojones. Es una bajada rápida algo deteriorada por las lluvias, que nos introduce en el Barranc de la Caseta. Al fondo vemos una gran masía derruida y la tupida masa foresta en la ladera.
Una vez en el cauce la senda se estabiliza con suave inclinación. Llegamos a la masía derruida donde algunos muros se mantienen en peligroso equilibrio. En sus tiempos debió dominar todo el barranco, quedan restos abancalados y muretes de piedra seca.
En este agradable trayecto tenemos que andar muy atentos, los ciclistas han tomado posesión de esta senda y se lanzan desde el collado. En la otra ladera vemos la escombrera de la cantera que hemos visitado. Después descubrimos un hermoso ejemplar de sabina, quizás uno de los más grandes de la provincia.
El sendero termina al llegar a La Cava Fría (544 m.) cota mínima de la ruta, donde hay un panel del PR-CV 166 que en este punto da la vuelta y regresa por un camino paralelo algo más elevado. A este lugar se puede acceder desde la CV-834 poco después de pasar La Romaneta.
Nosotros continuamos por la derecha, rodeando la sierra, con una panorámica ahora muy cercana de la Safra. Comenzamos de nuevo a subir por la falda de la loma hasta que nos sale al paso una nueva puerta marcada con mojones a la derecha, que conecta con la senda de subida.
Se acabó lo bueno. La senda se cabrea y empieza a elevarse, es fácil de seguir y está reforzada con mojones, pero algunas rampas son fuertes, tenemos que apechugar superándolas poco a poco. Antes de llegar a la primera cota nos desviamos a la izquierda, para en diagonal atajar a la siguiente loma. Bonita vista del embalse del Reclot.
Con esfuerzo culminamos dos lomas más y llegamos a la segunda altura de la ruta, el Puntal de Quiles (889 m.), donde decidimos montar el campamento para almorzar. Tenemos amplias vista a la Sierra del Algaiat y la Peña la Mina, al otro lado, el Alt Redó con su caseta.
Repuestos, reemprendemos la marcha por el cordal de la sierra. Según el mapa estábamos en el punto más alto, pero a simple vista, en las próximas lomas nos parece ver alguna con mayor elevación. Por la vertiente izquierda tenemos a nuestros pies una enorme cantera, en donde los bloques de mármol parecen coches aparcados.
El tránsito por la cuerda de la sierra resulta trabajoso, pero el sube y baja por todas las lomas nos depara magnificas panorámicas de la masa del bosque de pinos. Antes de iniciar un suave descenso y abandonar el lomo de la sierra, tenemos la última vista del Alt Redó y la cantera de esta mañana.
Metidos de nuevo en la verde pineda y por camino, pasamos por delante de la entrada de una cueva que teníamos marcada en el GPS. Su boca es muy pequeña y su acceso incomodo, encendemos un frontal pero su espacio es muy angosto y lo dejamos. No he encontrado ninguna referencia, tan solo una foto de gente con cascos de espeleología.
Posteriormente llegamos al Collado del Pí de la Farola (855 m.) estamos apenas unos metros de la bajada de esta mañana, lo que realmente hace que sea una circular, sin repetir tramo. Ahora, en vez de seguir el camino que marcan las paletas informativas, de frente, cogemos la bajada de la barranquera que enlaza con la Rambla de Casas del Señor.
El descenso entre los pinos resulta muy agradable y cruzamos el camino en dos ocasiones atajando el recorrido. Una vez en la Rambla, el camino nos pasea por antiguas catas de canteras y en un bancal hay una casita de madera con un curioso letrero en valenciano que denuncia que la casa debía de estar al lado del cementerio.
Arribamos a la Font de L’Almorquí y entramos en la Rambla por la derecha, junto a una casa. Un raquítico caqui ha sobrevivido a la falta de agua y tiene algunos frutos. Dejamos atrás una especie de caserío o pequeña aldea con casas adosadas y todas en abandono.
Poco después, tras un montículo, tenemos a la vista la parroquia de Casas del Señor a la que accedemos por otra de sus calles hasta la plaza del Socarrat y el coche. En el aire revolotea un cierto tufillo a arroz con conejo y serranas. Ha sido una ruta muy agradable en un día maravilloso para caminar.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta