Tiempo en movimiento  una hora 52 minutos

Coordenadas 1085

Fecha de subida 9 de julio de 2019

Fecha de realización julio 2019

-
-
1.228 m
822 m
0
2,3
4,6
9,21 km

Vista 1 veces, descargada 0 veces

cerca de Barrio Bajo, Andalucía (España)

El objetivo de esta excursión fue explorar el acceso al Alto de las Llanadas desde La Venta de la Cebada.
El recorrido empieza delante de la Venta de la Cebada y tiene tres fases: una subida fuerte de unos 300 m por terreno muy cerrado, un tramo de pista forestal y un tramo campo através por las Llanadas.
Estando delante de la Venta de la Cebada en el camino de acceso al castillo de enfrente, se pueden apreciar varias opcionenes para empezar la subida.
- A la derecha pasando por el borde del bosque. Opción descartada porque primero habría que bajar un tramo de carretera, desnivel que habría que recuperar por terreno cerrado.
- A la izquierda se ofrece una opción de subida por el espolón o su ladera. La vegetación densa está interrumpida por formaciones rocosas que parecen fáciles de superar. En total, tampoco esta variante parece ni muy clara, ni cómoda, por lo cual fue descartada también (pero luego elegida para la bajada).
- La opción elegida es por el centro. Encima de la venta se divisa una alberca desde la cual se puede cruzar hacia el borde derecho de un bosque un poco más arriba, y luego subir por el centro del espolón por terreno visiblemente cerrado pero mostrando franjas de tierra desnuda. Lo más directo para llegar a la alberca es subir por los bancales debajo de ella. Pero los bancales se encuentran bastante abandonados por lo cual avanzar por ellos no parecía fácil, ni quedaba claro el último paso a la alberca (valoración que se verificó observando la situación desde arriba). Descartada la variante bancales, se accedió a la alberca por una pista recientemente arreglada que sube suavemente describiendo varias curvas.

Al lado de la esquina diagonalmente opuesta a la donde se llega se encuentra una brecha en la vegetación: el inicio de unas sendas evidentemente usadas por cazadores. Al lado de esta esquina también hay una fosa de varios metros de profundidad. Aunque el espacio para pasar sea suficientemente amplio, hay que extremar la precaución porque resbalar y caer aquí tendría consecuencias fatales.
La senda se pierde y se encuentra de nuevo varias veces. Tramos de senda se alternan con terreno totalmente cerrado sobre todo por aulaga y algunas franjas de tierra desnuda que resultan de la colocación de un gasoducto. Los postes que marcan el gasoducto se pueden tomar como referencia para la orientación.
La subida se hace más suave en un bosque que limita la vista. Debajo de los árboles la aulaga sigue frenando el avance. En este tramo los ya mencionados postes del gasoducto facilitan la orientación. Después de un rato, ya fuera del bosque adelante hacia la derecha abajo se divisa la esperada pista forestal (La situación no está reflejada en el track con exactitud porque aquí la grabación se paró.)
Siguiendo el gasoducto, un poco más adelante éste llega a la pista y gira hacia la derecha. Se toma la pista hacia la izquierda, siguiéndola hasta el punto donde se pierde.
La pista pasa por un extendido bosque de pinos y carrasos, en algunas partes muy denso. Según las imágenes de satélite la pista sigue hasta más allá del punto marcado como su final. Pero en realidad no se puede divisar su continuación porque evidentemente no se ha usado desde hace mucho tiempo.
Aquí donde la pista parece perderse el terreno es más abierto. La vegetación está dominada por matorral y carrascos aislados o en grupos. No obstante la vista es limitada y no se ven puntos de referencia. La orientación ahora se basa en seguir el rumbo S y una suave subida del terreno.
Después de poco rato se llega al borde del altiplano cerca de una punta, un mirador natural que ofrece una vista amplia a toda la zona de los Guájares y las montañas a su alrededor. Sierra Nevada y la Contraviesa quedan a la espalda. También se divisa la meta, el vértice geodésico Llanadas al borde del altiplano encima de un tajo.
Ahora siguiendo el borde del altiplano casi siempre con el vértice geodésico a la vista finalmente se llega. Aquí la vista panorámica es todavía más amplia que desde la mencionada punta.
La vuelta se hizo por la misma pista pero dejándola en un sitio para observar desde el borde del altiplano posibles variantes para la bajada. Aquí se encuentran varias sendas usadas por cazadores. Pero se descartó empezar la bajada aquí porque llegaría a la carretera demasiado lejos de la Venta de la Cebada.
Llegado a la línea del gasoducto se inició la bajada orientada más hacia la derecha por la ladera del espolón ya observado antes de la subida. El terreno está muy cerrado, la vegetación por tramos dominada por la aulaga. No obstante siempre de nuevo se encuentran también tramos evidentemente pisados por los cazadores. Al final se llega al carril de la subida y poco después a la venta.
La actual ruína se construyo en los años veinte del siglo XX. La venta era uno de los puntos de descanso en el camino de Motril a Granada. El edificio con el encanto del abandono se presenta como testigo melancónico de tiempos de esplendor.
La valoración de la ruta como senderismo y dificíl se basa en que casi no hay que trepar o usar las manos. Dificultad técnica no tiene mucha pero es más bien muy fatigosa. La vegetación cerrada no es del gusto de toda la gente y no se recomienda la ruta a quien no tenga cierta experiencia con este tipo de terreno. Peligro de caer al vacío hay como mencionado al paso de la alberca. Por el transcurso del gasoducto y también en la ladera del espolón de la bajada se encontraron algunos puntos de suelo inestable y con huecos por lo cual hay que extremar la precaución en estas zonas.
subida por la ladera del espolón, opción descartada pero luego elegida para la bajada
Pasando por la alberca al inicio de la senda hay que extremar la atención por la fosa al lado derecho.
El recorrido sigue subiendo más suavemente por un bosque también cerrado por monte bajo.
Llegando a una pista forestal, termina el tramo siguiendo el gasoducto. Girar hacia la izquierda y seguir la pista.
Después de hacerse siempre menos reconocible, la pista se pierde completamente. Ahora hay que seguir elegiendo el rumbo según el mapa y el sentido común. Aquí el terreno no ofrece puntos de orientación.
Al borde del altiplano se llega a un mirador natural.
La bajada desde aquí parece posible pero llevaría demasiado al SO.
También desde aquí parece posible bajar. Pero igualmente este sitio está todavía demasiado lejos de la pista donde hay que llegar, y el recorrido no está muy claro.El espolón a la izquierda quita la vista a otro barranco el cual habría que cruzar.
zona boscosa en el barranco
seguir pista para abajo

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta