Tiempo  8 horas 46 minutos

Coordenadas 2869

Fecha de subida 30 de diciembre de 2016

Fecha de realización diciembre 2016

-
-
1.289 m
765 m
0
4,0
7,9
15,87 km

Vista 532 veces, descargada 29 veces

cerca de Villaluenga del Rosario, Andalucía (España)


 Recorrido por la parte alta de la Sierra de Mojón Alto, desde Villaluenga del Rosario y a través de los Llanos del Republicano. Recorremos la dorsal desde el Puerto de Correo y descendemos por los navazos de Cancha Bermeja.


 Desde el Puerto de las Viñas, punto de entrada a los Llanos del Republicano, descendemos por el Camino de las Merinas en dirección a los llanos, aunque a la ida optaremos por recorrer la senda que desciende por el alcornocal de la Colada de Plaza de Toros y que enlaza con el carril más abajo.




 Tras pasar la cancela de acceso a los llanos, cruzamos el prado hacia la senda que sube a la sierra en dirección a los Llanos de Líbar, balizada como GR7, y que nos hará ganar altura rápidamente.
Frente a nosotros ya aparece el corno de toda la sierra, desde el Puntal de la Raya a nuestra derecha, hasta Zurraque y los Lajares a la izquierda.




 Subiremos hasta las proximidades del Puerto del Correo, donde abandonaremos la senda para adentrarnos en la cuerda de la Sierra de Mojón Alto.
Durante el ascenso iremos dejando a nuestras espaldas las sierras calizas de las Viñas y del Caillo, y algo más apartadas, las cumbres de la Sierra del Endrinal.




 Cuando alcanzamos la zona alta en el Puerto del Correo y nuestro sendero avanza en terreno llano, es el momento de dejar tierra firme y comenzar nuestro periplo por los lapiaces tan característicos de esta zona de la sierra.
 Con la única referencia de la cima del cerro que tenemos ante nosotros, iremos enlazando sendas difusas que nos irán acercando al primero de los cerros por los que pasaremos.
 Tras pasar un pequeño muro y ganar algo de altura, andaremos pegados a una valla, dejándola a nuestra izquierda, donde tenemos una pisada más o menos clara, que rodeará el último escollo rocoso del cerro por su izquierda, dejando de lado su ascenso final.




  Una vez sobrepasamos este primer cerro, alcanzamos un pequeño collado y nos cruzamos con la senda que recorre la cuerda a media ladera.
 El terreno gana en dificultad y lentitud en el avance, comenzamos a tener que usar las manos continuamente, e iniciamos el ascenso al cerro que nos precede.
Avanzamos sobre lapiaces, afilados, buscando pasos para ir ganando altura de forma directa. Alcanzamos la zona alta, ya con panorámicas a ambas vertientes, con las Sierras de las Viñas, del Caíllo y del Endrinal a un lado, y las Sierras del Tunio, Palo y Martín Gil al otro. Con el extremo meridional de la Sierra de Líbar y Sierra de los Pinos a nuestras espaldas. Hacia el frente, la cordal que nos separa del Mojón Alto, los cerros de Zurraque y Tinajo. Además de sierras lejanas que este día claro nos permite adivinar.




 Desde aquí seguimos la marcha hacia el siguiente escollo, intentando avanzar por la arista, pero tenemos que desistir y buscar un descenso por nuestra izquierda para salvar un escalón que no podemos destrepar.
 Enlazamos con el cerro próximo y completamos este tramo lento en la siguiente elevación, con unas características rocas calizas con tono amarillento y que nos servirán de referencia. Desde la cima ya tendremos la cumbre de Mojón Alto como próximo destino a la vista.




 En el ascenso final a Mojón Alto, cuya ladera a los Llanos de Líbar es un fuerte plano inclinado, buscaremos con algunas trepadas su parte alta y podremos disfrutar de las extensas panorámicas que nos presente esta esquiva cima de la sierra.




 Para cerrar la pequeña circular por la sierra, buscamos un descenso directo hacia los Llanos del Republicano, pasando por los navazos de Cancha Bermeja.
En la primera parte del descenso volvemos a los destrepes por los roca desnuda, con una fuerte pendiente hasta enlazar con el sendero que discurre más abajo y que discurre paralelo a la dorsal.
Una vez vez pisamos la senda, la recorremos unos metros bajo la silueta del Mojón Alto, y cuando a nuestra derecha aparece Cancha Bermeja, abandonamos la senda y descendemos campo a través hasta el sendero que nos llevará por los navazos hasta las puertas de Cancha Bermeja.




 Una vez alcanzamos la senda, ésta nos lleva a un muro y las ruinas de un cortijo.
Pronto empezamos a caminar por terreno firma y una de las innumerables sendas que se reparten por los navazos.
Otro corto descenso y nos acercamos hacia el pozo del Cortijo de Núñez, a la entrada de Cancha Bermeja, ya en los aledaños de los Llanos del Republicano.




 Sólo nos queda retornar por los llanos hacia el sendero que traíamos esta mañana, pasando junto a la Sima del Republicano. De nuevo en el Camino de las Merinas, tendremos que remontar el carril hasta el Puerto de las Viñas.




Nos vemos en las montañas.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta