Tiempo  3 horas 36 minutos

Coordenadas 971

Fecha de subida 22 de agosto de 2018

Fecha de realización agosto 2018

-
-
586 m
234 m
0
2,2
4,4
8,79 km

Vista 22 veces, descargada 2 veces

cerca de Calp, Valencia (España)

Esta sierra es una mediana elevación que se alza cual orográfica atalaya entre la costa de Calpe y la sierra de Bernia, proporcionando excelentes miradores desde los que asomarse a la Marina Baixa.

Nuestra ruta arranca desde un espacio habilitado para acampada junto a la urbanización Oltamar, lo que permite acceder fácilmente con vehículo y aparcarlo bien. Seguimos inicialmente la cómoda y amplia pista que lleva a la renovada ermita Vella por un camino jalonado de fuentes, detalle hacia los romeros que acudan a este espacio recreativo y de culto.

Luego de disfrutar del paraje y sus vistas, continuamos por la pista perimetral que discurre a media ladera por la falda suroeste serrana, hasta guiarnos por postes indicativos para acometer la subida hacia la cumbre de este pequeño sistema montañoso, por el barranco de la Mola.

Las planicies de suelo rocoso están fuertemente erosionadas en las alturas y presentan grietas y filos sobre los que se ha de andar con cuidado; a su vez, la cima se rodea de tremendas cortadas y despeñaderos en los que poner a prueba nuestro vértigo, pero como todo lo arriesgado tiene su parte positiva en las emociones y las vistas que nos brinda esta sierra en sus cotas más altas.

Hemos de desandar parte del camino hasta poder acometer el descenso por la abrupta vertiente oeste, teniendo cuidado de evitar molestas caídas por el fuerte desnivel de la senda pedregosa y mal afirmada, hasta retomar pasos más llevaderos al pié de las paredes casi verticales que conforman la cara noroeste de esta sierra.

Luego todo se hará más grato aunque persista un andar cuidadoso y lento, por discurrir el camino a través de parajes con densa vegetación e irregular trazado; aprovecharemos un espacio algo más acomodado para tomarnos un refrigerio y descansar tanta tensión.
Tornaremos finalmente al punto inicial siguiendo los indicadores del PR, para concluir así esta corta pero intensa ruta.
Pedregosa y de suelo poco afirmado, aparte de discurrir entre espesa vegetación. Se ha de recorrer con especial cuidado.
Más nivelado su trazado, que discurre al pié de vertiginosas paredes de roca.
En uno de los pocos rincones que ofrecen algo de comodidad para este fin.
Restauración de un antiguo paraje de culto, hoy muy mejorado y urbanizado.
Situado en la ladera suroeste, nos ofrece bellas panorámicas del paisaje y las alturas dominantes.
Bien indicada con un poste y el dato de su altura, 585 m.
Bien indicado por un poste señalizador en la pista perimetral.
Nuevo poste indicador que nos dirige hacia la cima.
Un nuevo poste nos dirige hacia la dificultosa senda descendente.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta