Coordenadas 500

Fecha de subida 16 de octubre de 2011

Fecha de realización octubre 2011

-
-
1.758 m
1.102 m
0
4,1
8,2
16,48 km

Vista 3944 veces, descargada 122 veces

cerca de Nava de San Pedro, Andalucía (España)

Ruta desde la Trinchera (Nava de San Pedro). La calificación de dificil se deriva del paso por la cornisa del Tranco del Lobo y por el descenso por el pinar sin camino claro. Ruta sin modificar, en ciertos lugares, el track puede llevar a error por las condiciones del terreno.
Para llegar a nuestro objetivo, Mingo había diseñado una preciosa ruta. Era necesario remontar una impresionante pared. El plan a seguir, exigía partir de la Trinchera, allá por la Nava de San Pedro,bajando por una bonita trocha entre quercus rozamos el cortijo del Vado de las Carretas, donde aún vive según me cuentan Juan Pedro, el arriero que acompañaba a Justo Cuadros en el célebre capítulo de sus andanzas con la alemana (feuer, feuer o fóller - fóller, como él parece que lo entendió).

En nada llegamos al bonito nacimiento de las siete fuentes.Ahora necesitamos cuzar el Guadalentín. Unos deciden cruzar sobre las piedras, aún sabiendo que si hunden el pie o algo más alguien estará atento a captar el momento, Otros, según se mire, más precavidos por el puentecillo, que también tiene guasa.Miramos hacia arriba y vemos lo que nos espera.subimos hacia poyo de Tribaldo, un descansillo para comprobar que el lugar se corresponde con la cita de la placa que acertadamente alguien ha puesto.por un bosquete existente en la cara que da a la gran pared rocosa nos introducimos buscando una vieja y preciosa senda que tomaremos para ascender por el extremo sur del Tranco del Lobo, entre este y el Tranco de Juan Domingo hasta donde se encuentra el repetidor, en los “pelaos”.Conforme subimos se va dibujando la cerrada de la Canaliega, por donde el Gualay nutre al Guadalentín. Al final del ascenso nos esperaba un bonito bosquete de impresionantes laricios de elevado porte para estar en la ladera sometidos a las inclemencias Por fin el repetidor, !estábamos arriba¡
Desde aquí, tras un resuello y un "tentenpie" bajaríamos por la pista que desciende al embalse de la Bolera hasta un punto en que nos desviaríamos hacía la cañada del arroyo Postero donde se encuentra nuestro objetivo.
Y allí estaba, ... Hubo tiempo para medir y remedir, abrazar e intentar abarcar la gran circunferencia de su majestad. Es cierto que desde la lejanía nada hace pensar que nos hallemos ante este prodigio de la naturaleza. A su lado, parecemos tan insignificantes,… Ahora toca un duro e interminable ascenso por el barranco del Postero hasta los Torcales del Lobo, merece la pena el esfuerzo pués seguimos disfrutando de exuberantes laricios. Tras un colladete, un bonito mirador nos permite divisar la Chacona y, al fondo, la Cabrilla. Abandonamos la pista para reintroducirnos en el bosque y en poco nos encontramos de nuevo contemplando el valle del Guadalentín, estamos en el Tranco del Lobo. En este punto, un acto de generosidad impagable de los compañeros de camino con los dos del grupo que no habíamos experimentado la sensación de pasar por la famosa cornisa del Tranco del Lobo hizo cambiar los planes sobre la marcha y dirigirnos a este recóndito enclave. La verdad es que habría estado como un chiquillo correteando por la cornisa, experimentando la sensación de vacío y vértigo que produce mirar al fondo del barranco del Guadalentín. Si alguien, desde abajo, me hubiera dicho donde estaríamos horas más tarde, no lo habría creído. Un estrecho y caprichoso pasillo de apenas cien metros de largo y apenas dos de ancho permite descender desde las alturas al fondo del barranco. Pero allí no acababa el asombro, tras una revuelta nos esperaba uno de esos monumentos caprichosos que la naturaleza nos regala: una gran covacha con un hermoso y amplio arco. Animado por Lobo y PacoUbeda no puedo resistirme a entrar hasta lo más alto y hacer unas fotos, aunque ello me cueste un pequeño susto al quedar rezagado del grupo. Tanta emoción requería recargar energía, así que sesteamos para almorzar por debajo de la Morra de las Grajas. Desde aquí partió Sansón con el último bocado tirando del grupo medio renegando por la bulla, en un vertiginoso descenso casi sin senda marcada por entre el pinar primero y un hermoso quejigal después que nos lleva directos a cruzar el Guadalentin y ascender definitivamente a la Trinchera.
Justo antes del ascenso, volvemos la mirada para saludar a la peña del aguila y comprobar el paso por la cornisa que habiamos realizado ¡espeluznante!

Ver más external

Puente

02-VADO

15-OCT-11 9:50:34
Intersección

05-PISTAXSENDA

15-OCT-11 11:52:06
geotesoro

06-Pino Artesilla

15-OCT-11 12:23:09
árbol

07-LARICIOS

15-OCT-11 13:14:42
Puerta

08-PUERTA

15-OCT-11 13:30:44
Intersección

10-PISTAXSENDA

15-OCT-11 14:02:51
geotesoro

12-REPISA TRANCO LOBO

15-OCT-11 14:22:56
árbol

14-QUEJIGAL

15-OCT-11 15:58:07
Puente

15-VADO

15-OCT-11 16:04:50
Ruinas

03-CORTIJO POYO TRIBALDO

Waypoint

04-REPETIDOR

04-REPETIDOR
panoramica

11-MIRADOR

MIRADOR
Cueva

13-CUEVA

CUEVA
parquing

01-La Trinchera: SALIDA-LLEGADA

SALIDA-LLEGADA
panoramica

09-MIRADOR

MIRADOR

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta