Tiempo en movimiento  5 horas 31 minutos

Tiempo  7 horas 7 minutos

Coordenadas 3847

Fecha de subida 9 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
1.303 m
727 m
0
5,4
11
21,49 km

Vista 76 veces, descargada 3 veces

cerca de Socovos, Castilla-La Mancha (España)

LA RUTA: Partimos de la localidad de Socovos, dejamos el coche al lado de uno de los tres o cuatro bares que hay justo en la carretera que sigue para Tazona y volvemos unos 500 metros pegando a la carretera hasta una curva pronunciada a la derecha; aquí sale la pista del Camino del Calar en dirección al cortijo del Cerezo, que seguiremos durante unos 4 kilómetros, dejando al lado el pico del Cerro Gordo. Poco antes de llegar al cortijo del Cerezo abandonamos esta pista para adentrarnos en el monte por un par de sendas que aparecen y desaparecen pero que con el GPS las llevamos controladas, mas o menos, hasta llegar a una senda más evidente, limpia y fácil de seguir que bordeando la peña más alta del calar que llevamos viendo desde hace kilómetros, le da la vuelta por la derecha hacia el camino de Letur a Nerpio, primero llaneando, luego una bajada que te desconcierta: no es bueno bajar cuando sabemos que el vértice geodésico esta en lo más alto, jajaja. No se baja mucho porque enseguida cogemos la senda buena, la que nos llevará al calar del Cerezo, por una vaguada preciosa, llena de vegetación que sube poco a poco, de forma continuada, sin grandes porcentajes hasta llegar al calar...sin duda, lo más bonito de la ruta de hoy. Llaneamos sobre un kilómetro para llegar al vértice geodésico del Cerezo, a 1.296 m de par dar cuenta del bocata
Ya recuperados del susto, sabemos que lo duro ya está hecho y ahora nos toca disfrutar de las impresionantes vistas que tenemos desde aquí, primero nos vamos a la caseta forestal a la zona más occidental de la sierra par contemplar las innumerables sierra que desde aquí se ven y que intentamos ponerle nombre...después giramos a la izquierda, hacia el Sur, para llegar al Cerrillo de la Cueva de los Yegueros y pegando a la cresta, seguimos hasta un mirador natural, donde hay unas vistas impresionantes de toda la zona murciana, desde Otos , Benizar, el Sabinar...y al fondo, una ladera de pinos impresionante que va subiendo hacia las sierras de Moratalla y de Caravaca.
Ahora solo nos falta bajar de aquí, siguiendo una senda primero, despues una pista que va haciendo grandes curvas y que se puede acortar pasando por unas terrazas de olivos y almendros pero que nosotros al llegar al cortijo de las Quebradas Altas decidimos de no acortar porque a veces el paso por terrazas te hace que tengas escalones y ribazos que sortear que a estas alturas de la ruta no apetecen, y decidimos dar un poco más de vuelta por el cortijo del Madroño a coger la pista que nos lleva directos al pueblo, tan solo nos desviamos un poco para ver la Noguera del Arco, que dejó ya de ser árbol singular puesto que está más seca que la mojama y solo queda un tronco seco y retorcido.
Después seguimos a la derecha para pasar por la puerta del castillo y subir la última cuestecilla que nos lleva hasta donde dejamos los vehículos, justo al lado de uno de los bares donde damos por terminada la ruta frente a unas jarras de cerveza y un combinado que nos repone después de los 20 Km de la bonita ruta de hoy.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta