Dificultad técnica   Fácil

Tiempo  6 horas 11 minutos

Coordenadas 1557

Fecha de subida 9 de agosto de 2017

Fecha de realización agosto 2017

-
-
1.603 m
849 m
0
5,9
12
23,79 km

Vista 310 veces, descargada 6 veces

cerca de Candanchú, Aragón (España)

Una señal de madera con la indicación "GR 65.3 Canfranc Estación" y un mojón jacobeo labrado con las distancias a Santiago de Compostela (858 Km).

Bajamos las escaleras que se encuentran junto al mojón para seguir descendiendo junto a la margen derecha del río Aragón. Apenas recorridos 800 metros rodeamos la planta excavada del hospital de Santa Cristina, reconocido hospital de peregrinos fundado en la Baja Edad Media.

Tras dejar la estación invernal de Candanchú a mano derecha cruzamos la N-330, salvamos el pequeño desnivel gracias a unas escaleras y retomamos la marcha valle abajo. La presencia de algunos búnker de hormigón y el desafiante panorama de nuestra derecha, con varias moles pirenaicas alzándose sobre el campamento de Rioseta, facilitan la travesía hasta toparnos con la chimenea de la fundería del Anglasé, una torre de sillería que representa el único vestigio de una antigua mina de cobre y hierro.

A la salida de Canfranc Estación, se gira a la izquierda para tomar unas escaleras que bajan al pie de la presa de Canfranc. Cruzando el río Aragón nos internarnos en una senda que zigzaguea sobre el cortado formado por la erosiva acción del río. Desde este mirador puede observarse la torre de Fusileros, fortificación militar del siglo XIX emplazada al borde de la N-330.
En algunos tramos el camino se torna sombrío gracias a la cobertura de las hayas y desciende hasta el barranco de Ip, donde saluda una fría cascada.
Cruzamos el puente, aún con el frescor de los helechos y el bosque, para recorrer el kilómetro que nos separa de Canfranc.

Dejamos a mano izquierda la iglesia parroquial de la Asunción para cruzar el río Aragón por el puente medieval.

Pasamos junto a la cueva de las Güixas, una gruta de estalactitas y estalagmitas. De inmediato se llega a la entrada de Villanúa,

Atravesamos el pueblo y seguimos por las indicaciones de las marcas rojas y blancas del GR, que nos guían durante más de una hora, primero por pista asfaltada y luego por pistas terreras, hasta un puente sobre el Aragón. Lo pasamos para llegar a la N-330, que cruzamos con atención para subir hasta Castiello de Jaca.

Dejando a mano derecha la iglesia de San Miguel, se desciende calle abajo hasta la carretera nacional. La cruzamos para llegar a la zona de servicios del pueblo, donde nos tomamos unas merecidas cervezas y damos por finalizado el recorrido.
  • Foto de Chimenea de la fundería del Anglasé
  • Foto de Intersección
  • Foto de Almuerzo

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta