Descarga

Distancia

0,76 km

Desnivel positivo

35 m

Dificultad técnica

Moderado

Desnivel negativo

1 m

Altitud máxima

1.113 m

Trailrank

20

Altitud mínima

1.062 m

Tipo de ruta

Solo ida
  • Foto de Punto 2.
  • Foto de Punto 3.

Tiempo

59 minutos

Coordenadas

153

Fecha de subida

5 de agosto de 2014

Fecha de realización

agosto 2014

Meteorología

¡Una buena pista para ayudarte a elegir ropa y material!

Pásate a Wikiloc Premium Pásate a Premium para eliminar los anuncios
Meteorología Meteorología
Sé el primero en aplaudir
Comparte
-
-
1.113 m
1.062 m
0,76 km

Vista 831 veces, descargada 6 veces

cerca de Santa Eulalia de la Peña, Aragón (España)

Recorrido corto y llano, pero parte de él se desarrolla cerca del precipicio.
Encontramos plantas mediterráneas adaptadas a la sequedad estival, así como las que prosperan después de los incendios (plantas pirófitas).
Desde la explanada que hay a continuación del aparcamiento del Salto de Roldán - Sierra de Guara (Huesca) tomar el camino de la derecha que discurre por la solana. Si vamos en primavera destaca una umbelífera de gran tamaño la cañiguerra o cañizarra (52), las épocas desfavorables las pasa bajo el suelo en forma de bulbo. Encontramos plantas adaptadas a los veranos secos y cálidos como el romero (43) y el tomillo (58) entre otras.

Ver más external

Árbol

Punto 1.

Aquí se ve claramente el efecto de los incendios, que antes eran muy frecuentes para así mantener los pastos, eliminando los arbustos y regenerando la hierba; a la derecha de la senda, entre esta y el acantilado, abundan la sabina negra (23), esta es una especie de arbusto que no soporta los incendios por lo que donde estos han sido frecuentes se acaba refugiando en los roquedos donde el fuego no llega. A la izquierda del camino, y tal como muestran los troncos muertos de arbustos aún en pie, los incendios eran frecuentes, por eso las plantas que encontramos son las que se benefician con ellos, como el jazmín silvestre (20), la aliaga (16), la coscoja (39), el boj (08), y el chinebro o enebro de la miera (22), este último tiene los frutos de color marrón y dos rayas blancas con los estomas, y de él se obtenía por destilación de su madera el aceite de enebro. Hay plantas que nos indican que aquí, a pesar de la altitud, las heladas invernales no son ni intensas y duraderas, esto lo indican plantas como la coscoja (39), la olorosa ruda (64) y una lechera o lechetrezna (18), de grandes hojas alargadas y color grisáceo.
Ruinas

Punto 2.

  • Foto de Punto 2.
A pesar de lo agreste del terreno hay una pequeña ladera con bancales, son los campos de San Miguel, entre los que se encuentran los restos de una ermita románica de san Miguel del siglo XIII, en esta zona aparece un arbusto espinoso común en campos abandonados, el arañón o endrino (37).
Riesgo

Punto 3.

  • Foto de Punto 3.
A partir de aquí el camino se complica, entramos en una zona rocosa y hay un paso sencillo pero delicado, pues en caso de caída no hay protección alguna, por eso con viento o con la roca mojada se recomienda no seguir y dar la vuelta. En esta roca podemos encontrar plantas adaptadas a este duro medio como el té de roca (Chiliadenus saxatilis) con sus aromáticos y pegajosos tallos; mucho más modestas son varias especies de unas plantas suculentas como la uña de gato (70), que son capaces de soportar las mayores condiciones de sequedad gracias a su metabolismo que les permite captar el CO2 por la noche y almacenarlo para durante el día poder realizar la fotosíntesis con los estomas cerrados y evitar perdidas de humedad.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta