Tiempo  5 horas 6 minutos

Coordenadas 1174

Fecha de subida 21 de agosto de 2014

Fecha de realización agosto 2014

-
-
1.969 m
1.151 m
0
3,9
7,8
15,68 km

Vista 447 veces, descargada 4 veces

cerca de Fique, Andalucía (España)

Subida al pico más alto de los tres que conforman el Águila de Quesada.

Para llegar al punto de inicio, subimos el Puerto de Tíscar desde Quesada. Poco después de pasar el puerto, encontramos una pista a nuestra izquierda (el desvío está en plena curva a la derecha, con poca visibilidad). Podemos dejar el vehículo en este punto o, como en esta ocasión, seguir unos cientos de metros por la pista.

Comenzamos a andar por la pista, si bien atajamos un par de curvas a derechas. El segundo atajo discurre entre el vallado del Parque Natural y uno más precario que delimita un campo de almendros. Alcanzamos la puerta que nos permite atravesar la valla (dejar cerrada, por favor) y proseguimos el camino por la pista. Pasaremos por un abrevadero y por uno de los pinos que se usaban para extraer brea, dándoles unos hachazos y prendiendo fuego a la resina. Sin mucho sobresalto ni desnivel, alcanzamos el arroyuelo que baja directamente del paredón norte del Rayal. De frente, vemos la vereda muy pendiente por la que bajaremos. Continuamos por la pista, hacia la izquierda (norte).

La pista se bifurca en el punto en que la cruza un arroyo (o los juncos que lo delatan, si no hay agua). Un ramal baja hacia ninguna parte y otro sube. Comenzamos, pues, a subir. El camino traza varias zetas y acaba uniéndose a otro que viene por la derecha (el que utilizaremos para bajar), con marcas de PR.

Tras una dura subida con tierrecilla suelta que nos ofrecerá unas vistas magníficas, bajamos un pequeño trecho y llegamos a un torrente situado entre el Picón del Guante y el Villalta. Un hito de piedra marca un jorro muy pendiente que sale a la derecha de la pista por la que venimos. Subimos por el jorro, intentando no perderlo. Pasamos por un tosco dornajo moderno (barriles cortados por la mitad). A partir de este punto, tenemos dos opciones: seguir por el jorro hasta la base del Villalta y rodearlo para subir por la cara norte (por la que bajaremos) o ascender por lo peor, una empinadísima pendiente con piedra suelta que nos conduce a la pared de piedra que baja desde la cima hasta el collado situado entre el Villalta y el Picón del Guante. Como era de esperar, en esta ocasión optamos por la segunda opción.

Alcanzamos la base de la pared de piedra y giramos a la izquierda, para atacar la cumbre por un terreno pedregoso, pero mucho mejor que el que acabamos de dejar atrás. En unos minutos, estaremos disfrutando de unas vistas espectaculares del Valle del Guadalquivir, las sierras de Jaén al completo, Sierra Nevada, la Hoya de Guadix y las sierras del Pozo, Cazorla, las Villas y Segura, además de la Sagra.

Tras el descanso pertinente, nos dirigimos hacia el norte por la arista, buscando un paso fácil para dejar la zona de cumbres y bajar a un canchal, que atravesaremos. Seguimos en dirección noroeste, en fuerte bajada, admirando los pinos de gran porte que vamos encontrando a nuestro paso. La referencia para bajar es un torrente, generalmente seco, que baja hasta la Nava de Juan Fría, donde volveremos a encontrar la pista forestal. Alcanzada la pista, giramos a la izquierda y emprendemos el camino de vuelta por la pista, que nos llevará sin sobresaltos ni grandes dificultades hasta el punto de origen de la ruta.
La foto está tomada un poco antes de la unión de las dos pistas.
La pista se bifurca junto a un torrentillo lleno de juncos. Tomamos el ramal que sube a la derecha.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta