Tiempo  9 horas 32 minutos

Coordenadas 906

Fecha de subida 27 de mayo de 2017

Fecha de realización mayo 2017

-
-
1.957 m
1.085 m
0
4,7
9,3
18,62 km

Vista 177 veces, descargada 2 veces

cerca de Asín de Broto, Aragón (España)

El día 8 de Abril realizamos la subida a Peña Cancias, y desde allí se nos mostró, formando parte de la vertiente izquierda del Río Ara, la Sierra de Coronas que con orientación W/E esta compuesta, en su parte alta, por 4 cimas herbosas y alomadas cuya altura ronda los 1950 m. y distanciadas unos 1600 metros entre ellas. Estas cimas son de Oeste a Este: Puntas de Fobions y Corona, el Suerio y Punta Pardina.

Todas estas cimas por su privilegiada posición, tanto en longitud como en latitud hacen que sea, desde mi punto de vista, de los mejores miradores del Pirineo Aragonés, principalmente del Central.

El sábado, día 20, salgo de Zaragoza a las 7.30 horas con dirección a Sabiñanigo, para allí tomar la cómoda N-260 que en 20 minutos me pone en Fiscal, sigo sentido de Broto, y a los 4 Km. tomo el desvío para Asin de Broto, punto de inicio de la ruta.

Asin de Broto consta de 2 barrios, el Bajo y el Alto, los cuales tienen la Iglesia y el Esconjuradero por coto.

Aparque a la entrada del Barrio Bajo, siendo recibido por los ladridos de un Mastin, que casi hicieron que me diese media vuelta y me volviese a Zaragoza, tengo mucho respeto a los perros, pero le eché un poco de valor saliendo del coche y viendo que solo me olisqueaba, prepare los bártulos y sobre las 9.30 horas empecé la caminata, un poco receloso, seguido por el perro.

Salgo del Barrio Bajo por la carretera pasando por la iglesia y el Esconjuradero, que visitaré en el regreso, hasta llegar al Barrio Alto donde veo el indicador de la Ermita de San Mames. En el mapa he visto que del pueblo, además de la pista, sale un sendero que sube más directamente, pero en algún sitio he leído que la senda esta perdida por la maleza, y no es extraño, pues en estas rutas no muy populares las sendas se pierden por el poco transito, así ocurría en gran parte del sendero del PR que desde Laguarta va a Peña Cancias. Al poco tiempo, a nuestra derecha sale el sendero del PR-HU-118 a la Ermita, pero sigo por la pista, en la vuelta regresaré por él.

Al rato de ir por la pista, acompañado por la Perra, ya hemos cogido confianza y nos hemos identificado, baja por la pista un Todoterreno que para y charlamos un rato, me confirma que el sendero que parte del pueblo esta comido por la maleza y que lo están acondicionando, así mismo me comenta que arriba hay ovejas y el perro puede espantarlas, por lo que intenta subir la perra al coche pero ante la imposibilidad la amenazamos con piedras para que se baje, y así lo hace, por lo que nos despedimos y cada uno por su camino. Sigo por la pista andado tranquilamente cuando al rato veo que la Perra se ha dado la vuelta y me sigue. Paso cerca de la Ermita de San Mames y sigo por la pista, para el regreso dejo las visitas. El resto no tiene más misterio que seguir por la pista hasta la base de Punta Fobions, donde dejo la pista y asciendo cómodamente por la arista Oeste de Punta Fobions.

Esta cima al ser la más Occidental destacan las vistas hacía el Oeste, como Oturia, Peña Oroel, el cordal del Manchoya al Pelopin y la Sierra de Tendeñera.

Tras la sesión de fotos y contemplación desciendo hasta el Collado que la separa de Punta Coronas a la que subo campo a través y en la que no me entretengo, para seguir por la fácil loma hasta el Suerio, donde llego a las 13 horas.

Al rato de estar en el Suerio veo que se acerca un grupo de 6 chavales, por lo que decido seguir a la Punta E del Suerio y a Punta Pardina, la más Oriental de la Sierra de la Corona.

Desde Punta Pardina las vistas siguen siendo esplendidas con otra pequeña perspectiva de la zona de Ordesa, Guara y mejores vistas del Pirineo Oriental aragonés.

En la bajada para evitar los subes y bajas voy manteniendo la cota y por fácil faldeo voy a enlazar con la pista, que seguiré hasta la Ermita de San Mames, no sin antes realizar la parada correspondiente donde compartí bocata y siesta con la Perra.

Tras la visita a la Ermita, reemprendo la marcha por la pista, hasta que llego a la salida del sendero del PR-HU-118, que sigo hasta la entrada del pueblo. Sigo por la carretera hasta el recinto donde se encuentra, la Iglesia, el Camposanto y el Esconjurandero y junto a ellos un roble de gran porte.

Sobre las 19 horas estamos, yo en el coche y la Perra con sus dueños, tras una ruta muy cómoda con grandes vistas y una buena compañía.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta