Tiempo  9 horas 44 minutos

Coordenadas 1148

Fecha de subida 27 de noviembre de 2017

Fecha de realización noviembre 2017

-
-
883 m
342 m
0
6,1
12
24,4 km

Vista 545 veces, descargada 24 veces

cerca de Puntarrón, Murcia (España)

Ruta estupenda, toda por senderos, a lo largo y ancho de esta Sierra de Almenara, muy tranquila y, aunque de poca altitud, muy entretenida. La ruta quedó al final un poco larga; podría recortarse en un par de puntos (por ejemplo, todas la vueltas en torno al vértice; ¡pero son muy chulas!), pero en cualquier caso ahí queda el trazado como marca de senderos a partir de los cuales poder hacer otros diseños.
Todo el recorrido transcurre por sendas, aunque la mayor parte no estén señalizadas en el mapa ráster del Instituto Geográfico Nacional; si se observa la imagen satélite sí podrán apreciarse casi todas, aunque desaparecen a la vista (pero están ahí debajo) en algunos tramos de bosque y vegetación muy tupida. En realidad, este es uno de los mayores atractivos de la ruta: la red de senderos, que son muy auténticos.


De hecho, contrariamente a otros parajes que están muy frecuentados y en que lo deseable sería que tuvieran menos tránsito, en este caso casi habría que recomendar y fomentar que se utilizaran estos senderos, pues en algunos tramos están muy invadidos por la vegetación. Las huellas dejan constancia de que es el paso de ciclistas el que está manteniéndolos bien marcados.
Llama también la atención la cantidad de árboles derribados y atravesados una y otra vez a lo largo de la ruta; se nota que son de hace tiempo, pues senderistas y ciclistas han ido dejando ya marcado el rodeo.

La cara norte de esta sierra de Almenara, la que queda en su umbría y por la que empieza la ruta, está formada por una serie de pequeños cerros como mogotes, sin demasiada altitud pero de relieve pronunciado, muy juntos unos de otros, que forman estrechos barrancos y están poblados por frondosa vegetación.


La senda nos llevará hasta la cumbre ascendiendo por una de las laderas haciendo algunos tramos en zigzag. En el último trecho hasta la cima que parte del cruce de caminos (km 7,4) extravié un poco la senda hasta que di con ella: hay que ir recto hacia arriba en el pequeño sembrado que hace esquina, en vez de hacia la derecha como hice yo. Las vistas desde el vértice son estupendas, se divisa toda la bahía de Mazarrón hacia La Azohía y el cabo Tiñoso, el mar de plástico hacia Calnegre

y luego hacia el norte toda la vega del Guadalentín desde Lorca hasta Alhama.


El tramo que baja del vértice hacia el oeste es por senda de cazadores, poco marcada, pero por un terreno muy montañero sin gran dificultad y sin pérdida por el que se va disfrutando de grandes vistas, siempre cerca del corte rocoso hacia el sur. Una vez abajo se retorna al punto de subida al vértice por una senda que bordea toda la solana y que es recomendable recorrerla así, de oeste a este, porque las vistas que se van teniendo hacia la sierra de las Moreras, Mazarrón y el cabo Tiñoso son espectaculares.


La segunda parte de la ruta atraviesa la sierra en dirección noroeste subiendo y bajando pequeños montes y barrancos, siguiendo siempre una bonita senda y pasando cerca de algunos cortijos abandonados. Con los kilómetros ya acumulados, este tramo es un poco rompepiernas, pero merece la pena.

Por último, la parte final del recorrido yo tenía pensado hacerla siguiendo todo el rato la rambla de los Adanes, pero justo cuando la alcancé se me hizo completamente de noche y opté por no complicarme mucho la vida y seguir el camino hasta el punto de inicio. La Casa de la Torre y las Casas de Enmedio, hechas todas una ruina, son sobrecogedoras a la luz de la luna.


Distancia recorrida: 24,4 km
Altura Mínima: 342 m
Altura Máxima: 882 m
Ganancia Altitud: 1161 m

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta