Tiempo  4 horas 6 minutos

Coordenadas 1292

Fecha de subida 10 de octubre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.296 m
733 m
0
4,2
8,4
16,77 km

Vista 819 veces, descargada 56 veces

cerca de San Clemente de Valdueza, Castilla y León (España)

Ruta muy bonita que nos permite conocer esta zona del Bierzo, enmarcada en el Valle del Silencio y con la presencia dominante de las cumbres de los Montes Aquilianos, con cotas que superan los 2.000 metros de altitud.
La ruta es de nivel físico y esfuerzo moderado, debiendo superar un desnivel positivo de casi 900 m en apenas 17 km pero apta para la mayoría de la gente que esté habituada a caminar, discurriendo por senderos perfectamente definidos, y permitiéndonos disfrutar de esta preciosa zona y, al mismo tiempo, conocer dos de los pueblos más bonitos de está comarca: Montes de Valduaeza y Peñalba de Santiago.

El único pero a la ruta es la pena que da ver las consecuencias de los incendios que han asolado estos parajes y que se traduce en la pérdida del bosque autóctono, siendo sustituido por escobas y matorral con la consiguiente pérdida de biodiversidad. Una auténtica desgracia.

La ruta es circular y se puede empezar en cualquiera de los pueblos por los que discurre pero es recomendable iniciarla en la Herrería de Montes a la salida de San Clemente de Valdueza y, de esta forma, el tramo final es en continuo descenso desde Peñalba de Santiago.

La Tebaida Berciana es el nombre que recibe esta zona del Bierzo que se sitúa entre Peñalba de Santiago y Montes de Valdueza. El nombre viene de la antigua ciudad de Tebas, en Egipto. Se debe a que tanto allí como aquí había muchos templos bellos en lugares aislados, allí en el desierto y aquí en la montaña.

Tras pasar el pueblo de San Clemente de Valdueza continuamos por la carretera hasta llegar a la estación de tratamiento de aguas donde dejamos el coche en un pequeño apartado al lado de la carretera. Tras recorrer unos 350 m por carretera llegamos a las ruinas de la Herrería de Montes. Justo después sale un sendero a la derecha que nos conduce hasta Montes de Valdueza.
En Montes de Valdueza destaca la arquitectura típica de esta comarca, la iglesia y el Monasterio de San Pedro de Montes fundado hacia el año 635 por San Fructuoso. Actualmente, se encuentra en estado ruinoso y ha sufrido diversas intervenciones para su rehabilitación. Tanto la iglesia como el monasterio son visitables.

Salimos del pueblo por la calle de la cantina y seguimos el sendero que en descenso nos lleva hasta el río Oza. Tomamos el sendero de la izquierda y, en continuo pero tendido ascenso, nos adentramos en un precioso castañar con algunos ejemplares majestuosos. Después de una curva a la izquierda salimos a un pequeño claro conocido como Castro rupiano donde podemos ver un poste que nos señala un antiguo canal romano que llevaba agua hasta Las Médulas. Este es el sendero que debemos tomar y que nos adentra en el paraje de Las Furnias, con la presencia de las cumbres de los Montes Aquilianos (El Tesón, Pico Tuerto) a nuestra derecha. Los árboles de ese valle aglutinan especies mediterráneas como saúco, majuelo (espino albar), encina y madroño con especies de carácter más atlántico como, abedul, acebo y tejo, por ejemplo.

Tras cruzar el arroyo del Pico Tuerto debemos afrontar la subida más pronunciada de la jornada hasta alcanzar el Chano Collado que con sus 1.303 m es el punto más alto del día. Desde este punto, las vistas hacia Montes de Valdueza y el valle son preciosas.
Un poco más adelante, tras pasar unas espirales de piedra que hay en la pradera, tenemos antes nuestro ojos un paisaje espectacular: Peñalba de Santiago y los valles de Friguera y del Silencio que son rematados por Cabeza de la Yegua y el Alto de las Berdiaínas.
Para mí este descenso hasta llegar a Peñalba de Santiago, con desvío incluido a la cueva de San Genadio, es la parte más bonita de la ruta. El descenso por el bosque de robles y castaños con las vistas siempre presentes de Peñalba y del valle del Silencio es impresionante. Nos permite disfrutar con otra perspectiva de esta zona diferente a la que se tiene cuando se accede al pueblo en coche.

El valle del Silencio forma parte de la cuenca del río Oza y se encuentra en la cara norte de los montes Aquilanos, a los pies de sus más altos picos.Se dice que el nombre del valle proviene de la siguiente leyenda: "Cierto día San Genadio estaba meditando en su cueva, pero el murmullo del río no le permitía concentrase, así que, golpeando con su cayado, dijo: "cállate" y el río dejó de hacer ruido ".

Tras cruzar el arroyo del Silencio, un poste de madera nos señala el desvío a la cueva de San Genadio. En la pared de la montaña, situada a la entrada del valle, en su lado oeste, se encuentran varias cuevas naturales. Una de ellas es la conocida como Cueva de San Genadio en la cual el santo pasaba largas temporadas meditando.
Optamos por acercarnos a la cueva. Son apenas 900 m por un precioso sendero entre castaños, robles y encinas, debiendo atravesar de nuevo el arroyo del Silencio por un puente de madera. Una vez visitada la cueva, desandamos el camino hasta llegar al cruce que nos señala Peñalba. Cruzamos el arroyo del Aro e iniciamos una pequeña subida que conduce hasta la entrada del pueblo.

Qué decir de Peñalba de Santiago. Simplemente que merece la pena perder un buen rato en recorrer sus calles y rincones. Hay que disfrutarlo. Sobre todo si, como en mi caso, al tratarse de un día de diario, casi no hay gente.
Su iglesia de Santiago de Peñalba es una joya de la arquitectura mozárabe del siglo X. Fue fundada por San Genadio, ermitaño que se retiró a la cueva próxima al pueblo, tras ser obispo de Astorga.
Se trata de una iglesia con planta en cruz latina, con dos capillas en los brazos de la cruz, y dos ábsides, en la cabecera y en el pie de la cruz. Es una iglesia de ábsides contrapuestos, algo muy raro.La decoración y la estructura confieren a la iglesia una mezcla de elementos celtas (símbolos lunares y astrales), la planta de cruz latina, árabes (una pequeña cúpula gallonada cubre el altar principal) y visigóticos (los arcos de herradura).
Otra característica de esta iglesia actualmente, es que la torre con las campanas, la espadaña, que se encuentra separada de la nave de la iglesia. La espadaña está al pie de la planta en cruz, en la cara oeste del edificio.

Después de callejear por el pueblo, salimos por la carretera y tras 1 km, después de una curva de herradura a la izquierda, tomamos un sendero bien marcado que sale a la derecha y que, alternando zona boscosa de robles, encina y castaños con zona de matorral y escobas resultado de los incendios, nos deja en el punto de partida de esta preciosa ruta.
Waypoint

Estación de tratamiento

Waypoint

Herrería de Montes

Waypoint

Desvío carretera

Waypoint

Montes de Valdueza

Waypoint

Monasterio San Pedro de Montes

Waypoint

Entrada al castañar

Waypoint

Canal romano

Waypoint

Las Furnias

Waypoint

Cruce arroyo de Pico Tuerto

Waypoint

Cruce arroyo

Waypoint

Inicio subida pronunciada

Waypoint

Chano collado

Waypoint

La Torrecilla

Waypoint

Desvío cueva

Waypoint

Cueva de San Genadio

Waypoint

Desvío Peñalba

Waypoint

Arroyo del Aro

Waypoint

Peñalba de Santiago

Waypoint

Iglesia

Waypoint

Desvío

Waypoint

El Jardonal

Waypoint

Corrales de San Mateo

Waypoint

Desvío senda

2 comentarios

  • Foto de P.RUBIAL

    P.RUBIAL 17-sep-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Una ruta para disfrutar!

  • JeroAvilesXI 20-oct-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Una ruta espectacular, en todos sus rincones

Si quieres, puedes o esta ruta