Tiempo  6 horas 59 minutos

Coordenadas 3284

Fecha de subida 15 de octubre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

-
-
1.842 m
1.330 m
0
3,7
7,3
14,64 km

Vista 317 veces, descargada 15 veces

cerca de La Baña, Castilla y León (España)

Estamos en el Macizo Peña Trevinca, en tierras de Carballeda de Valdeorras en el extremo este de la provincia de Ourense. Vamos en busca del Teixadal de Casaio, uno de los pocos bosques que existen de tejos. Ejemplares de Tejos centenarios, muchos de más de veinte metros de altura que son centenarios y alguno podría tener más de mil años, según apuntan los expertos. Está escondido a una altitud de 1.350 metros sobre el nivel del mar, protegido al norte por Peña Trevinca y a los pies de Peña Surbia que supera los dos mil metros de altitud.
Quizás el motivo de conservación de Teixadal de Casaio sea consecuencia de la inaccesibilidad de estas tierras. Está considerado como uno de los mejores bosques de Tejos de Europa. Y es que llegar al Teixadal de Casaio no es fácil como consecuencia de la orografía que solo permite su visita a pie por camino, sendas y entre brezos y a monte a través.
“El teixadal está profusamente estudiado en el excelente libro El tejo y el Teixadal de Casaio, escrito con verdadero entusiasmo por el ingeniero de montes Eduardo Olano Gurriarán. El Teixadal de Casaio ocupa una superficie de cerca de 20 hectáreas. Se han contabilizado 422 tejos y, debido a su denso follaje verde oscuro, es incluso apreciable desde las imágenes que muestra el Google Earth. Está situado en la margen izquierda del arroyo de Penedo, sobre la vertiente más húmeda y sombría, entre la franja de cotas que van de la 1.350 a 1.450 metros sobre el nivel del mar”.
En el Teixadal de Casaio también alberga parte de la historia reciente de España, de la guerra civil. Los huidos, perdedores de la guerra se refugiaron en estas montañas, en chozos. Os fuxidos sobrevivieron escapados gracias a la difícil orografía.
Nuestro recorrido se realiza con el Club Peña Trevinca Barco. Nos concentramos en el refugio de Montaña de Fonte da Cova. Iniciamos actividad partiendo de las canteras subiendo al alto de la Cabrita a 1.840 metros de altitud. En la subida podemos observar las minas de Valborraz, también nombradas como minas de los alemanes. De esta mina los alemanes se llevaban el wolframio para la fabricación de su maquinaria de guerra. Desde la Cabrita nos desviamos a la derecha en bajada pronunciada hasta el Campo de Valborraz a 1.670 metros que giramos a nuestra izquierda ya en descenso menos pronunciado destino al Teixadal. Cruzamos un regato intermitente, el regato Valellos y otros dos regatos intermitentes hasta que llegamos al Rego do Penedo que es el que discurre por el Teixadal desde la A Lagoa da Serpe y al que se incorpora el Regato da Surbia. En el momento de cruzar el Rego do Penedo estamos a 1.480 metros de altitud. Nos dirigimos A Mallada en el que hay un chozo en ruinas donde paramos un rato para comer. Estamos en un lugar mágico, sorprendente y distinto. Es otoño.
Seguimos camino, en continuo descenso, siempre pegados al Rego Penedo por sendero muy irregular e incómodo rodeado de un bosque idílico. Paradas para observar un bosque diferente.
Llegamos a los restos de un chozo en el que habitaron los maquis huidos de la represión franquista y perdedores de la guerra. Nos desviamos hacia la izquierda para visitar un carballo milenario. Seguimos avanzando y al mismo tiempo descendiendo hasta el Rego Penedo a 1.320 metros sobre el nivel del mar y que cruzamos para salir a un sendero estrecho y zigzagueante.
Nuestro siguiente objetivo es visitar una antigua mina a la que llegamos después de cruzar el regato Valellos en sentido contrario. Desde la boca de la mina, caminamos cómodo por un sendero hasta Entrambos Ríos (1.430 metros) que deberemos girar hacia la derecha para iniciar la ascensión casi en vertical hasta O Coto (1.680 metros) sin senda y entre matorral y pedreros.
Una vez alcanzado O Coto, caminamos por el Campo de Valborraz perdiendo un poco de altura hasta los 1.670 metros para acometer la última pendiente pronunciada que nos llevará hasta la Cabrita (1.840 metro). A partir de este punto caminamos hasta el inicio del recorrido pisándonos los talones la niebla.
Recorrido circular por un paraje extraordinario, abrupto, lleno de belleza partícipe de nuestra historia relativamente reciente. Guerra, Alemania, Nazis, Minas, Wolframio, Maquis, Vencedores, vencidos, chozos, guerrilla, Casaio, Cidade da Selva.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Estamos no Macizo Pena Trevinca, en terras de Carballeda de Valdeorras no extremo leste da provincia de Ourense. Imos en busca do Teixadal de Casaio, un dos poucos bosques que existen de texos. Exemplares de texos, moitos de máis de vinte metros de altura que son centenarios e algún podería ter máis de mil anos, segundo apuntan os expertos. Está escondido a unha altitude de 1.350 metros sobre o nivel do mar, protexido ao norte por Pena Trevinca e aos pés de Pena Surbia que supera o dous mil metros de altitude.
Quizais o motivo de conservación do Teixadal de Casaio sexa consecuencia da inaccesibilidade destas terras. Está considerado como un dos mellores bosques de texos de Europa. E é que chegar ao Teixadal de Casaio non é fácil como consecuencia da orografía que só permite a súa visita a pé por camiño, sendas e entre breixos e a monte a través.
“O teixadal está profusamente estudado no excelente libro O Texo e o Teixadal de Casaio, escrito con verdadeiro entusiasmo polo enxeñeiro de montes Eduardo Olano Gurriarán. O Teixadal de Casaio ocupa unha superficie de preto de 20 hectáreas. Contabilizáronse 422 texos e, debido á súa densa follaxe verde escuro, é mesmo apreciable desde as imaxes que mostra o Google Earth. Está situado na marxe esquerda do arroio de Penedo, sobre a vertente máis húmida e sombría, entre a franxa de cotas que van da 1.350 a 1.450 metros sobre o nivel do mar”.
No Teixadal de Casaio tamén alberga parte da historia recente de España, da guerra civil. Os fuxidos, perdedores da guerra refuxiáronse nestas montañas, en chozos. Os fuxidos sobreviviron escapados grazas á difícil orografía.
O noso percorrido realízase co Club Pena Trevinca Barco. Concentrámonos no refuxio de Montaña de Fonte dá Cova. Iniciamos actividade partindo das canteiras subindo ao alto da Cabrita a 1.840 metros de altitude. Na subida podemos observar as minas de Valborraz, tamén nomeadas como minas dos alemáns. Desta mina os alemáns levaban o wolframio para a fabricación da súa maquinaria de guerra. Desde a Cabrita desviámonos á dereita en baixada pronunciada ata o Campo de Valborraz a 1.670 metros que viramos á nosa esquerda xa en descenso menos pronunciado destino ao Teixadal. Cruzamos un regacho intermitente, o regacho Valellos e outros dous regachos intermitentes ata que chegamos ao Rego do Penedo que é o que discorre polo Teixadal desde a A Lagoa dá Serpe e ao que se incorpora o Regato dá Surbia. No momento de cruzar o Rego do Penedo estamos a 1.480 metros de altitude. Dirixímonos A Mallada no que hai un chozo en ruínas onde paramos un intre para comer. Estamos nun lugar máxico, sorprendente e distinto. É outono.
Seguimos camiño, en continuo descenso, sempre pegados ao Rego Penedo por carreiro moi irregular e incómodo rodeado dun bosque idílico. Paradas para observar un bosque diferente.
Chegamos aos restos dun chozo no que habitaron os maquis fuxidos da represión franquista e perdedores da guerra. Desviámonos cara á esquerda para visitar un carballo milenario. Seguimos avanzando e ao memo tempo descendendo ata o Rego Penedo a 1.320 metros sobre o nivel do mar e que cruzamos para saír a un carreiro estreito e zigzagueante.
O noso seguinte obxectivo é visitar unha antiga mina á que chegamos despois de cruzar o regacho Valellos en sentido contrario. Desde a boca da mina, camiñamos cómodo por un carreiro ata Entrambos Ríos (1.430 metros) que deberemos virar cara á dereita para iniciar a ascensión case en vertical ata O Coto (1.680 metros) sen senda e entre matogueira e rochas.
Unha vez alcanzado O Coto, camiñamos polo Campo de Valborraz perdendo un pouco de altura ata os 1.670 metros para acometer a última pendente pronunciada que nos levará ata a Cabrita (1.840 metro). A partir deste punto camiñamos ata o inicio do percorrido pisándonos os talóns a néboa.
Percorrido circular por unha paraxe extraordinaria, abrupto, cheo de beleza partícipe da nosa historia relativamente recente. Guerra, Alemaña, Nazis, Minas, Wolframio, Maquis, Vencedores, vencidos, chozos, guerrilla, Casaio, Cidade dá Selva.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta