Tiempo en movimiento  2 horas 6 minutos

Tiempo  2 horas 33 minutos

Coordenadas 1294

Fecha de subida 23 de abril de 2018

Fecha de realización abril 2018

-
-
529 m
51 m
0
2,0
4,0
7,98 km

Vista 541 veces, descargada 11 veces

cerca de Pedro Álvarez, Canarias (España)

Ruta lineal sencilla, que partiendo desde el municipio de Tegueste, llega a pasar por el Parque Rural de Anaga, para llegar a Bajamar.

En este caso he optado a comenzar la ruta desde el Camino de Los Laureles, dado que cerca del mismo hay un parking gratuito para el coche, así como paradas de guaguas (tanto por si se llega al comienzo en guagua, como para regresar desde Bajamar, tras finalizar).

Es una ruta expuesta y sin sombra. No se recomienda realizar con lluvia o cuando haya llovido hace poco, puesto que el barro hace bastante resbaladizo algunos tramos del sendero.

Durante el sendero hay diversos yacimientos de los aborígenes prehispánicos de la isla (los guanches). Dado que llovía no paré donde se encontraban las cazoletas donde se hacían en la antigüedad diversos rituales. Sin embargo, se encuentran a unos 400 metros, en la parte derecha del mismo, pasado el punto donde se ha marcado el primer alcornoque, y son fáciles de localizar.

Las imágenes que se muestran en la ruta pertenecen a dos días distintos, por eso en algunas el cielo está despejado, y en otras, completamente cubierto.
Partiendo del aparcamiento del instituto, comenzamos la ruta por el Camino de los Laureles. En frente al mismo se encuentra una parada de guagua (en la que se regresará).
Antiguos lavaderos y fuentes de la zona. Seguir hacia el "Camino de las Peñuelas".
Subir por la calle de la derecha.
Seguir de frente, subiendo por los tres escalones.
Subiendo hacia la degollada hay algunos alcornoques que fueron plantados en su momento para la extracción de corcho. También se aprovechó en su momento sus bellotas para alimentar a los cochinos negros que en su día se criaban ahí. Pasando este alcornoque, unos cuatrocientos metros, en la derecha del camino, existen unas Cazoletas de la época aborigen. En ellos, los guanches realizaban rituales.
Si se gira a la izquierda, se cogería el sendero para subir a la Mesa de Tejina. Aunque en un principio iba a tomar esa ruta, dado que llovía bastante, decidí dejarlo para otro día. En este caso, seguí recto por el sendero. A la izquierda, en el cruce, hay una antigua era.
La neblina hizo que el paisaje fuera increíble.
Bajando, a la izquierda.
Me encontré el camino con un derrumbe de la ladera, que parecía bastante reciente. Lo pude atravesar.
Antigua era que se encuentra justo en medio del sendero. Atravesarla y seguir recto. Desde aquí se divisa en la otra vertiente del barranco el sendero por el que luego se atravesará dicha vertiente.
Cruzar el barranco. Tenía algunos charcos.
Continuar de frente, por el sendero de la izquierda.
A ls sombra de la palmera se encuentran unos asientos de piedra.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta