Tiempo en movimiento  una hora 20 minutos

Tiempo  2 horas 8 minutos

Coordenadas 1382

Fecha de subida 11 de febrero de 2018

Fecha de realización febrero 2018

-
-
160 m
-10 m
0
2,9
5,8
11,6 km

Vista 101 veces, descargada 1 veces

cerca de Bab Nouader, Tanger-Tetouan-Al Hoceima (Morocco)

Y mira que comenzamos temprano, a las nueve y dieciséis, exactamente; y eso que es domingo, pero los cuerpos están hechos a las costumbres diarias y abrimos el ojo como las gallinas o antes, si me apuras, con los cánticos espirituales de la primera llamada a la oración y el recogimiento.
Una vez superados estos trámites y el desayuno iniciamos la ruta dominguera camino del instituto charlando sobre manipulaciones prostáticas, geografías perineales y tamaños grandes o pequeños, hasta encontrarnos con Julián, que esta vez, no venía a trote cochinero, sino al gentil galope por la acera del “Lisboa”. Y allí que iniciamos las conversaciones de rigor y la primera fue que Julián ha sido seleccionado en el equipo de un tal Prieto, figura salmantina de las carreras por el asfalto; esperemos que Julián haga honor a tal selección y nos dé cumplida cuenta de sus trotes por las calles charras,(si es posible con documentos y revelaciones fotográficas).
Seguimos arreglando el mundo con nuestra pedagogía terapéutica, pero en esto que veo a un hombre envuelto en una triple chilaba de Chefchaouen, que mira con espanto a las piernas de Julián, como diciendo: por Alá, cómo va este hombre así, desnudo de piernas o algo peor diría.
Ya en circunvalación más de lo mismo, que si patatín que si patatán, en fin, la burra siempre va al pesebre y la cabra tira para el monte, que diría el otro y yo suscribo, hasta que no ya el espanto, sino el susto, el pánico, el terror y digo más, la turbación (apréciense la coma y el artículo), en aquellas mujeres del siglo XIV que toparon con rodilla julianesca al descubierto, desafiando al clima y a los tiempos, a las normas y al decoro…¡oh rodillas prodigiosas, artífices del movimiento, gloria de los campos salmantinos! ¿Es que no teméis la ira de estos vientos?
Las conversaciones iban entrando por terrenos espirituales hasta desembocar en el cuerpo místico de Cristo. Todos acordamos que si una parte sufre, sufren todas, y en esas estábamos cuando Julián pide permiso para separase de nosotros y echar sus rodillas, con galope presuroso, por terrenos más propicios que le favorezcan su próximo éxito en Salamanca. Y ahí que lo vemos alejarse…¡corre, saeta del Gorgues! busca la gloria, la coronación de los laureles. Nosotros podremos decir: Yo anduve cerca de esas triunfadoras rodillas en tiempos invernales y brindar por ello.
Observe, no sin espanto, las canillas de Julián al aire y al viento

1 comentario

  • julianomatic 11-feb-2018

    Excelente relato, Jose. Gracias. Pese a tocar a aspectos de la cultura católica y la musulmana, no parece que haya habido una alianza de civilizaciones, al menos esta mañana.
    Yo, tras dejaros, hice 30 minutos de carrera continua por mi cuenta, y ya he repuesto desgaste con un buen plato de macarrones a la boloñesa casero.
    Hasta la próxima ruta.

Si quieres, puedes o esta ruta