Descarga

Distancia

18,48 km

Desnivel positivo

839 m

Dificultad técnica

Moderado

Desnivel negativo

1.642 m

Altitud máxima

2.594 m

Trailrank

36

Altitud mínima

1.016 m

Tipo de ruta

Solo ida
  • Foto de TMB Etapa 8 (La Flegere - Les Houches)
  • Foto de TMB Etapa 8 (La Flegere - Les Houches)
  • Foto de TMB Etapa 8 (La Flegere - Les Houches)
  • Foto de TMB Etapa 8 (La Flegere - Les Houches)
  • Foto de TMB Etapa 8 (La Flegere - Les Houches)
  • Foto de TMB Etapa 8 (La Flegere - Les Houches)

Tiempo

7 horas 20 minutos

Coordenadas

1614

Fecha de subida

23 de agosto de 2015

Fecha de realización

agosto 2015
Sé el primero en aplaudir
Comparte
-
-
2.594 m
1.016 m
18,48 km

Vista 646 veces, descargada 40 veces

cerca de Les Tines, Région Rhône-Alpes (France)

Última etapa: La Flegere - Les Houches

Salimos pronto de La Flegere, como cada día. Nos despedimos de nuestro compañero de camino en los últimos días y nos disponemos a realizar solos la última etapa.

El camino empieza llaneando dirección a Planpraz, bordeando la montaña, con las mismas vistas que en la Flegere: Chamonix a nuestros pies y el glaciar de Bossons en frente.
Llegados a Planpraz (con camino de bajado a Chamonix y estación de teleférico), el camino gira decididamente a la derecha y en fuerte subida hacia Le Brevent (con carteles indicadores). Hay dos opciones, por pista ancha o por sendero. Nosotros, evidentemente, escogemos el sendero, que nos subirá hasta un bonito collado, el cual nos abre las vistas hacia el otro lado de las agujas rojas. Hasta la subida al pico del Brevent, no volveremos a ver las magníficas vistas de la cordillera del Mont-Blanc, puesto que el camino ahora avanza por el otro lado de la cordillera. Este tramo es mucho más “salvaje” y pedregoso, aunque el camino sigue siendo siempre muy evidente. En un momento dado nos topamos con un tramos de escalones en la roca, más corto que el de ayer, pero perfectamente seguro y accesible.
El camino acaba enlazando con la pista que viene de Planpraz y encaramos los últimos metros hasta la cima, donde llega el teleférico, hay un mirador, carteles explicativos sobre la evolución de los glaciares (muy interesantes, por cierto), un bar y un puesto de crepes.
Decidimos pedir unas crepes y sentarnos a disfrutar de las vistas que volvemos a tener del Mont-Blanc y sus vecinos. La verdad es que la crepe ha sido la más cara que creo haber comido, pero las vistas bien merecen un rato de contemplación!

Para continuar la marcha, debemos bajar un poco por donde hemos subido y tomar el camino que sale bajando a la izquierda (de subida quedaba a la derecha o recto). Ahora el camino irá durante un rato por la cresta, por lo que las vistas serán sobre las dos vertientes. Debajo nuestro, a la derecha veremos el lago de Brevent. Cuando el camino gira a la izquierda para volver a tener de frente el Mont-Blanc, empezamos a bajar hasta llegar al refugio de Bel Lachat, enclavado justo frente al Mont-Blanc y el glaciar de Bossons. Sin duda, la mejor vista del tour. El refugio tiene una terraza excelente donde disfrutar del mejor espectáculo posible: las impresionantes vistas de la cordillera del Mont-Blanc, amenizado por el paso de muchos parapentistas que no dejan de pasar delante nuestro.

Después del refugio (posible bajada a Chamonix), el camino sigue bajando fuertemente dirección Merlet y Les Houches. A medido que perdemos altura, encontraremos un par de pasos equipados con una cadena por la estrechez del paso, pero siempre muy cortos y seguros. Al cabo del rato llegaremos a la altura del bosque y seguiremos ya siempre a la sombra. El camino, acercándonos al parque de animales de Merlet, no dejará de bajar y encontraremos varios cruces, pero debemos seguir siempre los señales TMB. Pasamos junto a la valle del parque de animales, seguimos bajando hasta llegar al asfalto. Aquí debemos estar atentos, puesto que en 100m sale el camino a la izquierda para dejar el asfalta y poder seguir por camino. Finalmente pasaremos frente a una gran escultura de Cristo Rey y acabaremos por llegar al asfalto, ya muy cerca del rio. Seguiremos paralelos a él, con algunas casas, hasta un puente (con tráfico rodado pero con acera) que lo cruza. Ya estamos entrando el Les Houches, que queda al otro lado de la autovía y en subido. Debemos cruzar todo el pueblo (se hace largo después de tantos días de andar y ya con calor y sed). Durante el día de hoy no hemos encontrado agua en ningún sitio, excepto en los refugios.
Hemos conseguido nuestro objetivo: cruzamos el pueblo por el centro y llegamos al teleférico de Bellevue !!!! Por fin, vuelta completada!!!!!! Objetivo cumplido !!!!

Realmente recomendable, merece la pena dedicar algo más de una semana en disfrutar de esta maravilla de la naturaleza y de la experiencia que supone compartirlo con todos los que vas encontrando en el camino y los refugios.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta