Tiempo en movimiento  2 horas 6 minutos

Tiempo  2 horas 39 minutos

Coordenadas 1419

Fecha de subida 16 de mayo de 2019

Fecha de realización mayo 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
735 m
521 m
0
2,0
4,0
8,03 km

Vista 291 veces, descargada 29 veces

cerca de Arnes, Catalunya (España)

El Toll del Vidre, o la poza de cristal en castellano, es un precioso rincón del río Algás (Algars en catalán), situado a unos 7 km. de Arnes, a donde se llega por un camino al principio asfaltado y luego sin asfaltar, estrecho y con algunos tramos en mal estado; aunque la poza, con la cascada que la alimenta, y la playa fluvial de cantos rodados que la rodea son lo más llamativo para muchos, a mi siempre me sorprende la cornisa de piedra que forma un abrigo a cada lado de la cascada, siendo el derecho muy grande y llamativo. El cauce del río antes de la poza es de suelo de piedra, con múltiples bañeras y pequeñas cascadas que harán las delicias de los pequeños. El día que fuimos estaba relativamente seco, aunque mantenía un pequeño caudal; tras lluvias importantes el caudal puede ser importante, y la playa fluvial prácticamente desaparece cubierta por las aguas. Como he estado en ese lugar varias veces incluyo entre las fotos imágenes de diferentes momentos para ilustrar las diferentes condiciones.
La ruta de hoy no estaba prevista así, en realidad pretendíamos seguir una propuesta de Palau Robert que pasa por los ríos Algás y de los Estrechos, llegando hasta el Mas de la Franqueta. Mientras estaba preparando los aparatos borré inadvertidamente el track que pensaba seguir, y a continuación vi que tampoco había incluido los mapas de la zona en la mochila, donde además no hay cobertura para volver a bajar la ruta. Decidimos entonces no hacer una ruta tan larga, y mantenernos dentro de un mayor nivel de seguridad, haciendo dos rutas medianas que había recorrido anteriormente, por lo que conocía su belleza y potencial atractivo para el senderista que desee introducirse en esta zona.
La ruta es básicamente un triángulo que sigue el curso del río Algás y del riuet de les Valls, siendo el tercer lado una parte muy bonita y bien marcada del recorrido de Estels del Sud (que también forma parte de los otros lados). Habíamos escogido iniciar la ruta en el Toll del Vidre, para poder darnos un baño en ese maravilloso entorno una vez acabada la caminata y el día, soleado aunque no caluroso, ayudó a disfrutar también de esa previsión.
Iniciamos la ruta a la entrada de la población de Arnes, donde está señalizada una pista asfaltada al principio, aunque luego pasa a ser un camino no asfaltado con algunos puntos de suelo irregular, en los que un coche bajo debe pasar con mucho cuidado o evitar el paso; no hay problemas para coches altos, con los que se puede llegar hasta un aparcamiento cercano al Toll del Vidre, sin pérdida posible sin más que leer las numerosas señales colocadas.
Dejamos el coche en el aparcamiento y comenzamos a andar por el camino que sigue la ribera derecha del río en dirección norte, al pie de la Moleta del Molló. Tras pasar el Mas de Miralles atravesamos el lecho del barranco del Riuet de les Valls, para a continuación encontrar una amplia pista que sale por la derecha, y que seguirá el recorrido del Riuet hasta casi su nacimiento por un valle de extraordinaria belleza, a los pies (a nuestra izquierda en el sentido de la marcha) de las altas paredes de Lo Blau, El Puntalet (donde se practica escalada) y La Roca Dreta de les Valls, antes de alcanzar la sierra de La Ballestera, mientras por la derecha, separados por el trayecto del riuet y sus frecuentes y bellísimas pozas de agua, vemos primero la parte norte de la Moleta del Molló, y más adelante la Punta de l'Áliga. El camino, pista al inicio, se transforma en un estrecho sendero, con diversos tramos de limitado sube y baja, mientras se acerca a L'Argamassa, desde donde seguimos las marcas indicadoras de estar recorriendo parte del itinerario de Estelas del Sur. A partir de aquí las marcas de la estrella azul son muy frecuentes, apareciendo también con cierta frecuencia las marcas de sendero PR.
Entre Lo Puntalet y la Roca Dreta por el norte, y la Punta de l'Áliga por el sur estaremos en una zona particularmente impresionante por su paisaje: los Estrets de les Valls, al final de los cuales, casi al pie de La Ballestera, el sendero gira a la derecha para seguir dirección sur hasta alcanzar L'Illa, pasando antes por el Mas del Botzut. En esta zona sale a la izquierda el sendero que sigue hacia el río de los Estrets y que hubiéramos seguido en el proyecto de ruta inicial, que abandonamos aquí. En su lugar seguimos hacia el sur, en dirección a Les Valls, donde se origina el riuet, cerca del barranco del Grevolar, bajo la guía de las marcas de Estels del Sud.
Iremos girando poco a poco en dirección este-oeste, para iniciar el ascenso al Coll de Xertó, pasando por el Racó Coniller. Una vez alcanzado el Coll, con las impresionantes paredes de la Moleta del Molló a nuestra derecha, iniciamos un largo descenso que nos llevará al Mas Coniller y luego a la Caseta de Ganxo, alcanzando poco después el lecho del río Algars. Aquí giramos a la derecha de nuevo y ascendemos, siguiendo la pista que hay a la derecha del río hasta llegar al Toll del Vidre. Un corto sendero, por la izquierda, nos permite bajar desde la pista hasta la playa de cantos, para continuar después con un corto paseo por el entorno, viendo las pequeñas pozas y cataratas de la parte alta, en un lugar de referencia por su enorme belleza. Tras un baño alcanzamos de nuevo el lugar donde habíamos dejado aparcado el coche, dando por finalizado el itinerario.
Con una longitud y un desnivel acumulado moderados, por pistas o senderos en buen estado y bien señalizados, sin ningún punto de dificultad técnica significativa, esta es una ruta accesible a muchas personas, incluyendo niños. Pero es necesario tener en cuenta que es una zona muy aislada, sin cobertura telefónica, en la que deben ser seguidas las recomendaciones habituales de seguridad en estos entornos, presentadas en varios carteles en el entorno. Además de llevar grabada la ruta y llevar calzado adecuado, nos parece que debe llevarse agua suficiente y tal vez algo de comida, sobre todo si se va con niños. Ciertamente es una ruta bellísima, recomendable en el más alto grado y que, junto a la ruta por el río de los Estrechos que se presenta separadamente, permite hacerse una buena idea de la belleza de Els Ports sin tener que entrar en sus zonas más agrestes, además de disfrutar de un baño, en época apropiada, en una de las pozas más bonitas de la Comarca.
Las tres últimas fotos son del año 2.015, cuando las intensas lluvias aumentaron mucho el caudal del río Algars y el Toll del Vidre pasó a mostrar ese aspecto.

5 comentarios

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 16-may-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Increíble ruta, vistas maravillosas.

  • César Argilés 21-may-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Ruta que nos descubre el matrimonio de la piedra y el agua, de gran belleza

  • luis.perecruz 23-may-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Esplendida ruta por una de las zonas más bonitas del Matarraña.

  • javeadeverano 23-may-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    De las mejores rutas cortas por Matarraña, o la mejor.

  • Foto de toniggd

    toniggd 19-jul-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Els Ports sempre ofereixen una grans i increíbles paisatges

Si quieres, puedes o esta ruta