Tiempo en movimiento  4 horas 17 minutos

Tiempo  6 horas 59 minutos

Coordenadas 3542

Fecha de subida 15 de octubre de 2018

Fecha de realización agosto 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
2.037 m
1.316 m
0
5,2
10
20,82 km

Vista 747 veces, descargada 46 veces

cerca de Torla, Aragón (España)

Senda de los Cazadores - Cola de Caballo

SELECCIÓN DE FOTOS DE LA RUTA

Lunes, 27 de agosto de 2018



Nos alojamos en Broto la noche anterior, el pueblo ya ha olvidado su pasado de resistencia contra las invasiones Napoleónicas y ahora vive mirando hacia las montañas. El ambiente es una mezcla entre los caminantes de Santiago y los excursionistas que quieren disfrutar de este magnífico Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. La idea era salir temprano para coger en Torla los primeros autobuses que ahora en verano suben hasta la Pradera de Ordesa. Sin embargo nos llamó la atención que en el hotel el desayuno no empezara hasta las 9:00, incluso la recepcionista nos comentó que ni siquiera los bares abrían tan temprano. Con resignación nos adaptamos a las costumbres del lugar.


En verano es aconsejable ir temprano al parking de Torla ya que se llena en seguida. Hay autobuses cada 15 minutos por lo que no es necesario ir apurado, nos llamó la atención que incluso la gente se llevara sus mascotas; el único problema es que tienen que ir en el maletero. Al llegar al parking hacemos tiempo para dar espacio a la gente que venía con nosotros en el autobús; en el parque hay una gran variedad de rutas y cada grupo elige su propio camino, muchos van al Restaurante que se encuentra en el parque, seguramente a desayunar. Hemos tenido suerte con el tiempo, el cielo está azul, pero nuestra vista se dirige hacia las dos enormes paredes verticales que tenemos a cada lado. Impresiona, de verdad.


Nos habían hablado mucho de esta ruta, de la dificultad de la primera parte con unas pendientes próximas al 20% en algún tramo. Ahora estábamos aquí, cruzando el puente de los Cazadores y era el momento de elegir entre la senda o ir por el camino más fácil. Es de pensárselo ya que supone subir un desnivel de 650 m. en apenas 2 kilómetros a través de un sendero zigzagueante donde no exageramos si os digo que habría más de 200 cambios de sentido. Subimos con un ritmo lento y en la parte final haciendo breves paradas cada dos o tres curvas, parándonos para disfrutar de las paredes verticales que vemos enfrente y sufriendo por lo que nos queda por subir.


Llegamos por fin al Mirador de Calcilarruego, curiosamente si en la subida apenas vimos a gente, allí nos encontramos con un grupo numeroso de personas que aprovechan para o sacarse un selfie o para comer algo después del tremendo esfuerzo. Nosotros hacemos una breve parada para hacer unos ejercicios de estiramiento y las fotos que inmortalicen este momento.


El siguiente tramo ya es más sencillo, recorre durante 7 kilómetros la Faja de Pelay por un bonito sendero. Sorprendentemente no es nada aéreo y en tramos transcurre por zonas arboladas. Es en estos bosques donde se refugiaba los últimos rebecos que aquí en Aragón los llaman bucardos.


Por fin llegamos a la Cola de Caballo, será que estamos en Agosto pero es increíble la cantidad de personas que hay en este lugar y todos quieren sacarse la foto de rigor. Aprovechamos para comer en una de las pocas sombras de este paraje con la cascada de fondo. No lleva mucha agua pero con un poco de imaginación podemos ver la forma de la cola de un caballo. Tras ese breve descanso abandonamos el Circo de Soaso que conforman uno de los parajes más preciosos en los que hemos estado.



El regreso se realiza en un primer momento por una zona muy soleada, por lo que ojo en los días de calor. Miramos hacia la Faja de Pelay y no encontramos el camino que recorríamos esta mañana. Pasamos por diferentes parajes como:
Las Gradas de Soaso, una sucesión de pequeñas cascadas escalonadas

El Bosque de las Hayas, un precioso bosque donde destaca un precioso rincón junto a un refugio.

La Cascada del Estrecho, que se puede apreciar desde varios miradores

La Cascada de la Cueva, que se llega haciendo una pequeña modificación en el camino principal.


Ya solo quedan los últimos metros en la Pradera de Ordesa, que dispone de un camino por el que pueden caminar hasta personas con discapacidad y una serie de miradores desde donde apreciar, eso sí de lejos lo maravilloso que es este lugar. Como de costumbre nos tomamos una cerveza bien fría y comentamos lo mejor y lo peor de esta ruta. Qué envidia que quede tan lejos de nuestra casa, pero seguro que volveremos. Hasta la próxima.



Información Técnica



IBP: 106 - Muy Dura Detalles. (En función de cómo consideréis vuestra preparación física os dará el grado de dificultad de la ruta) .
Tipo de terreno: La primera parte del recorrido transcurre por senderos de montaña siendo la pendiente la única dificultad, en la segunda parte, desde Cola de Caballo el trazado va por unas buenas pistas de tierra.
GPS: La ruta está perfectamente señalizada, el uso del GPS os valdrá solo para salir de dudas en algún cruce ya que hay diferentes rutas por el parque.
Mejor estación: Nosotros la hicimos en verano. La cascada aunque no llevaba mucha agua se veía bonita. Hay que tener en cuenta que hay muchos tramos a pleno sol por lo que hab´r aque tomar precauciones. Elegir un buen día para venir merece la pena.
Agua: Vimos una fuente cerca de las Gradas de Soesto, pero es recomendable llevar abundante agua ya que es una ruta muy larga. De todas formas al terminar en el restaurante tenéis de todo, menús e incluso bocadillos.
Patrimonio: Sin catalogar en esta ruta.
A destacar: Las vistas desde el mirador hasta el final de la Faja de Pelay, el entorno de Cola de Caballo y las distintas cascadas. No tiene desperdicio.
Cogemos el autobús en el Centro de visitantes del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en (Torla), allí nos pueden dar información de todo lo relacionado con el parque, dispone de salas de exposición dedicadas a la geología, los ecosistemas, las diversas zonas del parque y los espacios protegidos de Aragón. El autobús nos deja en este punto y muy cerca está el Restaurante La Pradera de Ordesa, donde poder tomar un café o tomar algo al terminar.
La pradera de Ordesa es el punto de inicio de muchas rutas en el parque, en verano sólo se puede acceder en bus desde Torla. La Pradera, es el punto de entrada en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Allí se encuentra una oficina de información que nos indicará las posibles dificultades en la ruta que realicemos.
Nace en las faldas del macizo del Monte Perdido, en las inmediaciones del refugio de Góriz, y forma el impresionante Valle de Ordesa. Tras recorrer apenas 15 kilómetros, desemboca en el río Ara, junto al Puente de los Navarros, cerca de la localidad de Torla Toda su cuenca se encuentra incluida en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.
Se trata de un paraje de bosque principalmente de abetos donde comienza propiamente la Senda de los cazadores. El camino sube con fuerza haciendo cortos zigzags, podrían ser más de 300 cambios de sentido. Ojo con las piedras que pueden rodar debido a otros senderistas que vayan más arriba, la fuerte pendiente y las características del terreno hacen que haya piedras sueltas, algún árbol caído y pequeños desprendimientos. A medida que vamos ganando altura, cuando la espesura del bosque nos lo permite, podemos observar, detrás nuestro, en dirección N, el espectacular circo de Cotatuero.
Después de 650 m de desnivel y más de 1:30 h. de subida constante nos encontramos con este magnífico mirador. Situado en el punto más elevado de la ruta, a 1955 mm, cerca de él tenemos una pequeña cabaña de madera. Las vistas son espectaculares. Al N tenemos una gran panorámica del circo de Cotatuero, la Faja Racón, la Faja de las Flores y el Gallinero (2.752m). A izquierda (O) y derecha (E), podemos apreciar la espectacularidad del valle de Ordesa.
La Faixa Pelai o Faja Pelay, recorre durante 7 kilómetros la umbría del Valle de Ordesa a media altura y a media ladera de la Sierra de las Cutas o Cárquera Estos parajes por los que discurre la Faja de Pelay, fueron antes de su total extinción, los últimos reductos del rebeco (capra pyrenaica pyrenaica, subespecie de la cabra montesa, denominada en Aragón Bucardo).
Está prohibido pernoctar. El objetivo de esta instalación es prestar refugio, de manera temporal, en caso de tormenta, emergencia o causa mayor.
La Faixa Pelai o Faja Pelay, recorre durante 7 kilómetros la umbría del Valle de Ordesa a media altura y a media ladera de la Sierra de las Cutas o Cárquera Estos parajes por los que discurre la Faja de Pelay, fueron antes de su total extinción, los últimos reductos del rebeco (capra pyrenaica pyrenaica, subespecie de la cabra montesa, denominada en Aragón Bucardo).
En aragonés, mallata es un lugar en mitad del campo o de la montaña que sirve como refugio al ganado y los pastores en las noches que se dedican al pastoreo o la trashumancia, en zonas al aire libre. La traducción aproximada de mallata es “majada”. En la enciclopedia digital Wikipedia encontramos que la mallata “se compone de una o varias casas pequeñas o chozas que sirven de cobertizo al ganado y acondicionadas como refugio para el pastor, rodeadas de una cerca, normalmente de piedra, que hace las veces de corral. Se suelen situar en zonas donde el agua, los pastos y el alimento son abundantes y los animales puedan estar suficientemente abastecidos”.
En este paraje baja un pequeño regato que en el mapa topográfico viene definido de esta forma. Es un paraje bien recogido para comer a la sombra, quizás mejor que en la Cola de Caballo. No encontraremos una fuente propiamente dicha.
Una espluqeta es el diminutivo de espluca y hace referencia a cuevas pequeñas. Quizás haga referencia a las enormes paredes verticales que vemos a continuación de la Faja de Pelay.
Pequeño puente metálico que cruza el río Arazas que nos permite acceder más cómodamente hasta la cascada de Cola de Caballo
Cola de Caballo es una de las cascadas más espectaculares de los Pirineos. Se encuentra a 1850 mm y es el punto de encuentro de los numerosos visitantes de este parque que fascinados se quedan en este paraje disfrutando del espectáculo que nos brinda el Parque.
Pequeño refugio de pastores en el Valle de Ordesa. Muy cerca cruzaremos un pequeño puente metálico y a nuestra espalda dejaremos la espectacular Cola de Caballo.
Fuen Mochera es un arroyo que discurre en forma de cascada desde debajo de la Faja Tobacor hasta que desemboca en el río Arazas. Muy cerca de este pequeño arroyo podemos ver un refugio.
Se trata de una sucesión de múltiples cascadas escalonadas y de baja altura.
Fuente perfectamente canalizada en el paraje de Gradas de Soaso.
El Barranco Tabacor es un pequeño arroyo que baja de Punta Tabacor vertiginosamente hasta desembocar en el río Arazas. Cerca de este punto tenemos un pequeño mirador de las diferentes gradas de Soaso.
La cueva de Frachinal es un estraplomo rocoso a lo largo del camino. Frachinal es un término aragonés que se puede traducir como fresneda, haciendo referencia a un lugar abundante de fresnos.
Se trata de un precioso hayedo de una belleza incomparable.
Se trata de una pequeña caseta abierta para ser usada en caso de emergencia o tormenta. El paraje es precioso.
La Cascada es una sucesión de saltos de agua completamente encajonados entre las dos paredes del barranco. Aquí es posible ir siguiendo un sendero que nos va llevando de mirador en mirador y que nos permite disfrutar de los juegos del agua con la roca.
La Cascada es una sucesión de saltos de agua completamente encajonados entre las dos paredes del barranco. Aquí es posible ir siguiendo un sendero que nos va llevando de mirador en mirador y que nos permite disfrutar de los juegos del agua con la roca.
Breve desvío para apreciar la belleza de esta cascada.
Puente de madera que cruza el río Arazas. Muy cerca de este puente hay un desvío para poder ver la Cascada del Abanico do de Arripas.
Paraje de bosque donde en virtud del topónimo hiciera referencia a un lugar de pasto de este ganado protegido por el bosque.
Pequeño puente que cruza el río Arazas. Da acceso a uno de los mayores saltos de agua del Pirineo, la Cascada de Cotatuero, con una caída vertical de 200 m.
Dispone de un panel informativo y desde el que se observa uno de los mayores saltos de agua del Pirineo, la Cascada de Cotatuero, con una caída vertical de 200 m.
Llamada así porque, en 1918, crecían siete añosas hayas, no muy recias pero si altaneras sobre la enorme y musgosa roca, y los guardas del parque la tomaron como punto de referencia. Hay un cartel que dice: "Ya no me acuerdo desde cuando me llamaron así, pero debía ser hacia 1.918 cuando el Valle de Ordesa fue declarado Parque Nacional y sus Guardas me tomaron como referencia. ¡ En cuántos escritos aparecía ¡ Por entonces, sobre mí, crecían siete añosas hayas, no muy recias pero sí altaneras; en fin, ¡ tenía una bella figura ¡ Me gustaría volver a ser de apariencia musgosa y cuidar de las hayas que sólo quieren tocar el cielo. ¡ Gracias por cuidarme y no escalarme ¡"
Mirador desde donde se puede ver las paredes del Gallinero. Los caprichos de la geología han querido que su forma parezca la de un libro abierto, donde enormes bloque de piedra cuelgan sobre el vacío desafiando la gravedad. Estas rocas son areniscas de Marboré, provenientes del fondo marino existente en la zona hace 50 millones de años.

4 comentarios

  • Foto de paki58

    paki58 17-oct-2018

    Una descripción de la ruta y de las sensaciones que se experimentan muy acertada. Los hitos del recorrido relatados muy poéticamente... Gracias por compartir tu experiencia

  • Foto de paki58

    paki58 17-oct-2018

    Una descripción de la ruta y de las sensaciones que se experimentan muy acertada. Los hitos del recorrido relatados muy poéticamente y las fotos son una maravilla... Gracias por compartir tu experiencia

  • Foto de Ne.no

    Ne.no 18-oct-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Una ruta imprescindible. Gracias por compartirla.

  • Foto de Eri y Edu

    Eri y Edu 18-oct-2018

    Gracias por vuestros comentarios y valoraciones. Siempre son de ayuda.😘😘

Si quieres, puedes o esta ruta