Tiempo  5 horas 6 minutos

Coordenadas 1484

Fecha de subida 2 de abril de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
914 m
437 m
0
4,4
8,8
17,53 km

Vista 33 veces, descargada 2 veces

cerca de Tornavacas, Extremadura (España)

Ruta realizada con el club senderista Cabezarrubia.
Salimos de la población de Tornavacas y recorremos sus calles para seguir la ruta de Carlos V en sus tramos iniciales.
Cruzamos el río Jerte y entre cerezos en flor continuamos caminando para pasar por el puente de la Garganta de San Martín.
Pasamos por Reboldano dejando a la izquierda la Dehesa Boyal de Abajo.
A pocos metros nos desviamos hacia la derecha para ir por el sendero GR10, dejando a la izquierda la ruta de Carlos V.
Descendemos por una pista y cruzamos la Garganta Honda. Más adelante paseamos entre los robles de El Lodrero y Las Rejoyadas para llegar a la localidad de Jerte y detenernos en la piscina natural del Nogalón a tomar un refrigerio..
Continuamos para ascender por una pista bien señalada hacia Los Pilones de la Garganta de los Infiernos.
Conforme subimos por la pista aparecen los robles y castaños que nos dan una agradable sombra para hacer más llevadera la marcha.
Después de varios cruces de caminos, muy bien marcados con señales indicativas, descendemos a la Garganta de los Infiernos para llegar a Los Pilones y cruzar por un puente con unas vistas magníficas del paraje natural.
Continuamos el ascenso por la vertiente izquierda de la Garganta y llegamos a un collado que señala el camino de descenso hacia Cabezuela del Valle.
Por una cuidada senda nos adentramos en un bosque de robles y cruzamos los arroyos de Riscoencinoso y del Putopadre (vaya nombre le han ido a poner al pobre riachuelo). A este último se le cruza por un puente un poco más arriba del camino.
El paisaje es precioso, viendo muchas piedras de granito cubiertas por musgo y enormes robles de los que brotan sus primeras hojas.
Más adelante el camino acaba en una cancela cerrada, pero se puede pasar sin problemas a la derecha de una gran piedra de granito.
Desde aquí se inicia el descenso por una pista asfaltada. Hay numerosas fincas con cerezos en flor.
En el descenso se aprecia el río Jerte y el campamento de Carlos V a la derecha.
Pasamos por Las Llanadas y nos acercamos al cauce del Jerte.
Más adelante dejamos a la derecha la ermita de Santiago y cruzamos la Garganta del Tornadero para adentrarnos en Cabezuela del Valle, donde finalizamos la ruta.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta