Tiempo  4 horas 46 minutos

Coordenadas 1218

Fecha de subida 24 de septiembre de 2018

Fecha de realización septiembre 2018

-
-
14 m
-21 m
0
3,4
6,8
13,56 km

Vista 163 veces, descargada 4 veces

cerca de Casas Las Basas, Valencia (España)

Ruta circular por los términos municipales de Tavernes de la Valldigna y Xeraco, para visitar dos torres defensivas, mandadas construir por Felipe II en el siglo XVI, una en cada término municipal y también pasamos junto al vértice Geodésico Emperador en la playa de Tavernes.
En el siglo XVI los ataques de los musulmanes del norte de África se sucedían sobre la costa del mediterránea, estos ataques se incrementaron con la presencia de los piratas, destacando entre todos los hermanos Barbarroja, cuyos ataques sobre la población costera eran muy sanguinarios y crueles. En este tiempo el emperador Felipe II mandó construir una serie de torres alineadas sobre la costa, cuya misión era la vigilancia de los barcos piratas y evitar los ataques. Estas torres se construyeron siguiendo unas normas establecidas para todas ellas por los arquitectos de la época.
En la zona sur de Valencia se construyeron 7 torres, siendo la mejor conservada la del Marenyet en Cullera, que ya hemos visitado en otra ruta. Las torres que visitamos en esta ruta están bien conservadas, por lo menos siguen en pie con buena presencia, aunque su interior no está cuidado, pero los ayuntamientos se preocupan y lo publicitan de cara al turismo.
El punto de salida lo hemos hecho junto a la torre de Tavernes, donde hay un parking para dejar los coches. Para llegar a este punto hemos venido por la autovía A-38 hasta Cullera, donde hemos seguido por la N-332 y al llegar el desvío a Tavernes lo hemos cogido, pero siguiendo la indicación de la playa de Tavernes. Vamos dirección hacia la playa, pasamos dos rotondas y antes de llegar a la playa cogemos un desvío a la derecha donde indica Torre Guaita de la Vall. También se puede entrar en GoogleMaps y buscar “Torre de Guaita la Vall” donde te indica cómo llegar.
Iniciamos la ruta saliendo del parking, que está junto a la torre llamada Torre de Guaita de la Vall, está junto a una zona verde muy bien acondicionada, con una leyenda, un estanco con patos. La torre está bien conservada exteriormente y es un punto de referencia para turismo. Es de forma troncocónica y de 15 metros de altura, exteriormente han desaparecido al Almenas, pero conserva el Matacán (lugar desde donde se podían echar líquidos a los atacantes).
Seguimos el camino pasando por dentro de la zona de playa, donde en la calle Barques está situado el edificio Emperador y tiene en la terraza instalado el vértice geodésico llamado también Emperador.
Salimos de la playa para coger el camino de les Marenys, asfaltado, pero con poco tráfico y llegamos hasta la Séquia de la Ratlla, que es un canal del río Vaca, la cruzamos por el puente y junto a ella vamos hasta la playa de Xeraco. Cogemos una calle y paramos a almorzar en el bar Nati, donde hemos repuesto fuerzas.
Hemos seguido por la calle adelante hasta coger la carretera de entrada a la playa y al llegar al río Vaca hemos cruzado el puente, desde donde ya veíamos la Torre de Xeraco. Desde el puente han acondicionado una bajada y un camino hasta la torre.
La torre es cilíndrica, llamada también de la Serp, servía para cobijar a los agricultores de la zona de los ataques moriscos, en la actualidad tiene una altura de 7 metros, pero está desmochada, por lo que inicialmente era mayor. Destaca su puerta que es de arco de medio punto con piedra de sillería y un murete de piedra exterior para protegerla de las crecidas del río Vaca.
Luego hemos seguido caminando junto al río Vaca, hemos podido sacar unas buenas fotos del Montduber que tenemos muy cerca y la zona de cultivos junto a la playa. Hemos pasado junto al Motor del Terme con una bonita imagen junto al río y un poco más adelante el Molino viejo de agua, que está donde se junta el río Vaca con el Canal de Badell, uno de los lugares más pintorescos del recorrido.
Luego nos hemos dirigido en dirección este por el camino de la Bova para conectar con el camino que circula junto a la Séquia Mare, que nos ha llevado al punto de partida.
Hemos disfrutado de una ruta agradable, cultural y muy llana con una agradable compañía.
Algunos datos han sido tomados de un trabajo sobre las torres defensivas, realizado por el profesor Pablo Rodríguez Navarro.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta