Tiempo  7 horas 33 minutos

Coordenadas 3249

Fecha de subida 16 de mayo de 2019

Fecha de realización mayo 2019

-
-
1.409 m
423 m
0
6,5
13
26,13 km

Vista 12 veces, descargada 0 veces

cerca de Torremenga, Extremadura (España)

Marcha realizada con el club Monfragüe.
Partimos desde Torremenga por el camino de Pasarón a Jaraíz. Cruzamos el arroyo de la Fuentecilla y ascendemos entre robles por la Sierra de Valdecorzas.
Dejamos a la izquierda el Cerro Castaño del Guarro y a la derecha el cauce del arroyo del Platero para llegar a un desvío desde donde se distinguen varios pueblos de La Vera.
Iniciamos otro ascenso pasando por Roble de los Conejeros, Lanchas Beatas y Robledo de Charco Claro para iniciar un fatigoso ascenso entre canchos para llegar a las cumbres de la Sierra de la Desesperada.
Una vez coronado el pico de la Mesa, con su enorme monolito del punto geodésico, hacemos una parada para tomar fotos de La Vera y tomar un pequeño refrigerio.
Iniciamos el descenso apreciando a lo lejos la Sierra de Tormantos con algo de nieve en las cumbres.
Pasamos por Las Carboneras, Los Rebollones y Las Gargüeras para cruzar la carretera que une El Piornal con Garganta de la Olla.
Dejamos a un lado la Ermita de San Cristóbal y la Hospedería y dejando El Piornal a la izquierda descendemos por un robledal hasta la carretera.
Recomiendo ascender un poco sin pasar por el robledal ya que el camino se ha perdido y se hace penoso este paso. Es mejor desviarse casi hasta la salida del Piornal para atravesar esta zona. O desde la Hospedería ir hacia el pueblo y descender por la carretera hasta el inicio del Camino de los Pardos, que nos llevará hasta Navaconcejo.
Una vez en este camino, por una senda empedrada llegamos a los pocos metros a la Fuente de Matafrailes, donde reponemos agua muy fresca.
Seguimos el descenso a la sombra de robles hasta llegar a un desvío que nos lleva a la presa del Barranco del Bonal, donde comemos en una charca que está al lado de la presa. En esta zona fotografiamos un enorme castaño.
Retomamos el camino de los Pardos y llegamos a la cascada del Calderón, que lleva bastante agua pues los pasados días nevó en las cumbres y ahora se nota el deshielo. Admiramos también el Puente de los Molinos, que se conserva muy bien.
Desde esta zona se distinguen El Torno y Rebollar en la ladera de enfrente.
Pasamos por las Lanchas de las Viruelas y llegamos a la carretera, para dejarla a la izquierda y descender por el cauce del Arroyo de Jubajerra. En este punto el camino se pierde al abandonar la carretera, pues la torrentera ha arrasado con piedras y troncos y lo hace difícil de transitar.
A los pocos metros llegamos a un camino con buen firme para descender por las lomas del cancho de las Pilatas para llegar a La Solanilla, Tejeringue y Las Angosturas. Esta zona está sin sombra, pues hay cerezos en fincas, por lo que han desaparecido los robles y con el calor se hace algo pesada.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta