Tiempo  3 horas 9 minutos

Coordenadas 1800

Fecha de subida 9 de mayo de 2018

Fecha de realización mayo 2018

-
-
1.373 m
1.172 m
0
2,8
5,7
11,36 km

Vista 185 veces, descargada 1 veces

cerca de Torremuña, La Rioja (España)

5 de Mayo de 2018

Mucho tiempo hacia, que no caminábamos por esta zona del Camero Viejo. Esta ruta discurre entre las aldeas de Torremuña, (municipio de San Román de Cameros), y Larriba, (Ajamil de Cameros), las cuales se están poco a poco recuperando.

Una vez pasada la aldea de Torremuña con su imponente iglesia, ascendemos aproximadamente un km por la pista, y estacionamos el vehículo en una curva, en la que se toma la senda que va al yacimiento de ignitas, "El Contadero", con cartel indicativo. Este será nuestro punto de partida. En esta ocasión, Luis y yo, que hace bastante tiempo que no coincidíamos en el monte.

Frente a nosotros, una ladera herbosa de inclinación considerable nos da la bienvenida, y así en frío, comenzamos la andadura hacia arriba. A medida que ganamos altitud, la pendiente cede. Vamos ascendiendo siempre por la zona expuesta al sol, dejando a nuestra izquierda un sombrío bosque mixto con magníficos ejemplares de haya y roble.

Tras un ligero descansillo, una nueva zona de fuerte inclinación, nos llevaría a la cerro de la Dehesa, (1,394 mts). Nosotros sin embargo a media subida, empezamos a trazar una diagonal por la ladera de este collado, en dirección a los molinos eólicos situados en el cordal divisorio de los valles. Pasando esta zona de monte bajo, espinos, aulagas,...alcanzamos en seguida la pista cimera.

Avanzamos ahora por la pista en continuos subebajas, hasta llegar al primero de los molinos. En este punto encontramos un cruce de pistas.
No tomaremos ninguna de ellas, introduciéndonos de lleno en el pinar. Seguimos adelante por las bancadas de estos pinares de repoblación, perdiendo altitud paulatinamente. Nos vamos escorando a la derecha, en busca de la cresta de esta Dehesa del Palancar.

Descendemos hacia Larriba, ya a nuestra vista, por esta zona totalmente colonizada por las retamas.
Y llegamos a los restos de lo que fue su iglesia,..la iglesia de Santa María, cuya espadaña sigue desafiando al paso de los años. Recuerdo que no hace muchos años atrás estaba deteriorada, pero al menos mantenía su tejado,..hoy en día ya hundido completamente. Se intuye alguna antigua pintura en las paredes, y los restos de lo que fue un púlpito.

Recorremos brevemente las calles de la aldea, cada vez más rehabilitada. Nos sorprende la cantidad de casas que se han recuperado, en una aldea en la que tan sólo quedaban vestigios del pasado, y en la que a día de hoy, sigue sin llegar el tendido eléctrico.

Echamos el último trago de agua en la fuente, y retomamos el camino de vuelta. Salimos de la aldea por un camino, que en seguida nos va a llevar hasta una pista, flanqueada por los pinos. En continuo pero suave ascenso, seguimos adelante, hasta llegar al cruce de pistas por donde ya pasamos antes.

De nuevo junto a los eólicos, volvemos sobre nuestros pasos hasta alcanzar el cuarto de ellos, donde abandonaremos la pista, para nuevamente cambiar de vertiente.

Trazamos la misma diagonal, pero en sentido contrario, bajo la cima de La Dehesa, para acercarnos a las verdes laderas. Esta vez si que nos metemos de lleno en el bosque. Un espectacular bosque mixto con grandes robles y frondosas hayas. Hay que ir buscando el paso, porque también hay bastante espino, que dificulta el avance. Finalmente llegamos a la pista, tramo GR 93, por la que seguimos descendiendo hasta llegar al punto de inicio.

Tiempo real en movimiento 2 h 45'

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta