Tiempo en movimiento  3 horas 56 minutos

Tiempo  4 horas 34 minutos

Coordenadas 2736

Fecha de subida 31 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
366 m
95 m
0
3,9
7,7
15,44 km

Vista 105 veces, descargada 8 veces

cerca de Llombai, Valencia (España)

El objetivo principal de esta ruta es la visita al castillo de Aledua ubicado en el término municipal de Llombay, que forma parte de un conjunto defensivo del valle de Alcalans junto con los castillos de Castellet y Alcalans en Monserrat y castillo de Montroy en Montroy, que hemos visitado recientemente en otras rutas. Además, en esta ruta hemos aprovechado para subir al Besori, Altos de Valencia y regresar por el barranco de Ferrando.
Hacía finales del siglo XI los musulmanes empezaron a realizar construcciones defensivas, ante la amenaza de las tropas cristianas, que iban avanzando en la reconquista. Estas construcciones formaban conjuntos que se comunicaban entre ellos, para la defensa de algunos núcleos que se consideraban importantes.
El valle de Alcalans regado por el río Magro y con unos campos fértiles era una zona que motivó la construcción del castillo de Alcalans, Castellet, Montroy y Aledua, que formaban parte del segundo cinturón defensivo de la ciudad de Valencia.
Las construcciones constaban de un conjunto amurallado para guarnecer la población, con una torre central que servía para la comunicación con otras torres y la mayor parte de las veces es la única pieza arquitectónica del conjunto que ha quedado en pie.
Una de las principales misiones que tenía la torre era la de comunicar cualquier tipo de eventualidad que se pudiera producir en cualquier momento. Los emplazamientos de las numerosas torres, no muy lejanas entre ellas permitían transmitir cualquier tipo de noticia por todo el territorio en poco tiempo, haciendo señales de humo por el día y de fuego por la noche.
Esta ruta es circular y con poca dificultad técnica, pero necesita de buena preparación física para superar el desnivel acumulado de 605 metros, con fuertes pendientes en la senda de subida y bajada al Besori y Altos de Valencia.
Para llegar al punto de inicio de la ruta desde la autovía A-7 hemos cogido el desvío para Alfarp-Catadau y Llombai por la CV-520. En la entrada a Llombay hay una rotonda, donde dejamos la carretera y nos desviamos a la derecha, seguimos esta calle del pueblo unos metros, veremos donde empieza el PR-cv 429 y siguiendo las marcas de pintura y paletas nos lleva hasta la torre, pero 500 metros antes de llegar dejamos el coche, es el cruce con el camino de la Marquesa, un lugar amplio junto a una gran acequia. Desde la salida de Llombay hemos pasado el cementerio, hemos cruzado el puente del río Magro y estamos a 4 km del pueblo.
Empezamos a caminar por el camino de la Marquesa en dirección sureste durante 400 metros, dejamos este camino asfaltado, nos desviamos a nuestra izquierda e iniciamos una fuerte subida por senda pedregosa hasta el mirador de l’Estepar, donde hay unas buenas vistas de todo el Marquesat y su valle.
Luego por pista vamos hasta el Besori, donde han instalado una nueva torre de vigilancia para evitar incendios. Esta nueva torre es visible desde muy toda la zona del Tello y facilita la orientación. Es el punto más alto de la ruta, donde vemos el vértice geodésico, que ahora está más visible que antes.
Desde aquí iniciamos una bajada por senda con gran pendiente hasta llegar al barranco de la Creueta, junto al camino de Valencia, pero unos metros después, volvemos a iniciar una subida por senda con gran pendiente hasta llegar al Alto de Valencia, segundo punto más alto de la ruta.
Esta subida, bajada, vuelta a subir y bajar es lo que hace de esta ruta que haya que tomarla con moderación, pues se necesita buena preparación física.
La bajada desde el Alto de Valencia la completamos recorriendo el barranco de Ferrando, un bello barranco, muy agradable de caminar, es una senda con bastante sombra, por este motivo lo hemos dejado para la parte final del recorrido.
Salimos del barranco de Ferrando para coger el camino Putjá de Potan y solamente nos queda una pequeña subida para llegar por pista hasta el castillo de Aledua, que es visible desde mucho antes de llegar.
Desde la pista hay una corta senda de subida, que pasa por el corral Blanco y visitada la torre baja por la parte posterior. En la zona se pueden algunos restos de las edificaciones originales, con pequeños trozos de muros que han resistido al destrozo del tiempo y solamente ha quedado en pie la torre, aunque también con bastantes signos de deterioro.
Podemos apreciar como el castillo está situado en un punto estratégico de vigilancia, desde donde hay una buena vista del valle y se puede comunicar con los otros castillos de este conjunto.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta