Tiempo en movimiento  2 horas 59 minutos

Tiempo  3 horas 30 minutos

Coordenadas 1749

Fecha de subida 5 de febrero de 2019

Fecha de realización enero 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
876 m
382 m
0
2,4
4,9
9,78 km

Vista 353 veces, descargada 16 veces

cerca de Ascencio, Region of Magallanes (Chile)

Segunda parte. Dice el refrán que nunca son buenas, pero todo depende de como se mire. Cuando voy a salir llega una recua de caballos, llevados por varios baqueanos, alguno de ellos con espada al cinto, que transportan las provisiones para el refugio, y se llevan la basura (aquí todo el movimiento de aprovisionamiento y retirada de basuras se hace con caballos).
Cuando salgo del refugio El Chileno caen algunas gotas y el cielo está muy cubierto, pero el viento aquí no es muy notable. Atravieso la zona de camping palustre (aquí algunas de las tiendas están colocadas sobre una especie de palets de madera, colocados sobre postes clavados en la ladera de la montaña; muy bonito, pero me imagino por un momento a un adormilado o algo bebido prostático saliendo de la tienda y habiendo olvidado donde se encuentra...).
Avanzo, por la ribera del río, en una preciosa zona de bosque donde las grandes lengas se han hecho los árboles habituales, con gran cantidad de pájaros y, supongo, con no pocos mamíferos que me ven aunque yo no los vea. Aquí la senda ya va en ascenso franco. Cruzo el río, sobre un puente, y un cartel me avisa de que estoy entrando en una zona especial del Parque Nacional. Poco después la pendiente se agudiza, salgo del bosque y asciendo por una especie de rampa de arena y piedra, con ocasionales escalones de grandes piedras mojadas, que en algunos puntos parecen el lecho de un arroyo por el que fluye una moderada cantidad de agua. A medida que subo, el viento reaparece y aumenta de intensidad, el bosque desaparece y en un momento deja de llover: lo que cae no es agua, pero tampoco parece la nieve habitual en nuestro país, son pequeños trozos de hielo (no granizo, irregulares y casi transparentes) lo que me cae encima mientras me abrigo al máximo porque la sensación de frío es muy notable. Pronto alcanzo un lugar en el que me parece que estoy a punto de alcanzar el final del ascenso, pero no es el final de la caminata: el sendero gira a la derecha, y ondula entre las grandes rocas durante unos cuantos cientos de metros más, antes de volver a girar a la izquierda y dirigirse resueltamente hacia la cresta que tengo algo por encima. Cuando llego arriba el viento es fuerte y la sensación de frío muy intensa. La laguna y el terreno que conforma la base de las Torres es bien visible, pero las torres norte y centro (¡las TORRES DEL PAINE!) están metidas entre las oscuras nubes con aspecto de que difícilmente se harán visibles hoy; sin embargo la montaña que está a mi derecha (la Torre del Nido del Cóndor), que aparece y desaparece a medida que las nubes se mueven, me parece impresionante.
No aguanto mucho, puedo protegerme algo del viento entre las rocas, pero el frío amenaza con bloquearme, y debo volver, así que tras un rato haciendo fotos y disfrutando del lugar inicio la vuelta.
Por el camino de descenso me cruzo con mucha gente, la mayoría con guías. Muchos deciden apartarse y descansar en el lateral, mientras los más osados o los mejor preparados siguen al guía hacia la cima. Subir no ofrece mucho hoy, pero el ego necesita reafirmarse pudiendo decir: yo estuve allí.
La bajada fue relativamente cómoda y rápida, y llegué al refugio antes de que volviese a llover con cierta intensidad. Una buena cerveza y una cena bastante frugal fueron el preludio a unas horas de reposo, antes del comienzo de la siguiente etapa.

2 comentarios

  • luis.perecruz 15-feb-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Gran ruta!. Lastima de nubes y lluvia.

  • javeadeverano 22-feb-2019

    Impresionante subida!. Nevando en verano y con ese suelo!.

Si quieres, puedes o esta ruta