Tiempo  8 horas 15 minutos

Coordenadas 664

Fecha de subida 24 de noviembre de 2016

Fecha de realización noviembre 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
396 m
-72 m
0
3,5
7,0
14,0 km

Vista 1640 veces, descargada 39 veces

cerca de Valldemossa, Baleares (España)

INICIAMOS NUESTRA EXCURSIÓN EN EL APARCAMIENTO DEL HOTEL ENCINAR, LO QUE EN TIEMPOS DEL ARCHIDUQUE LUIS SALVADOR FUE CA NA MATGINA, LUGAR DONDE CUALQUIERA PODÍA PERNOCTAR TRES NOCHES GRATUITAMENTE. DE INMEDIATO LLEGAMOS AL MIRADOR DES PI, DESDE EL CUAL TENEMOS UNA PANORÁMICA EXCELENTE SOBRE LAS CASAS DE S´ESTACA Y LA FORADADA.
EL SENDERO ES VERTIGINOSO Y OBLIGA A TOMAR PRECAUCIONES PUES POR EL LATERAL IZQUIERDO TENEMOS UN IMPRESIONANTE VACÍO.
EN POCOS MINUTOS LLEGAMOS A LA ERMITA DEL BEATO Ó TAMBIEN DENOMINADA DEL PONT, NO EN BALDE LA CONSTRUCCIÓN DEL PUENTE QUE DA ACCESO, EN SU DÍA TUVO TANTA TRASCENDENCIA COMO LA PROPIA OBRA DE LA CAPILLA, A LA QUE UN RAYO DE TORMENTA EN 1975 DESTROZÓ SU CÚPULA Y QUE HASTA LA FECHA NI SUS PROPIETARIOS, NI LAS INSTITUCIONES HAN SIDO CAPACES DE RESTAURAR Y MANTENER COMO ORGULLO DE NUESTRO PATRIMONIO, HABRÁ QUE ESPERAR A QUE POLÍTICOS DE MÁS TALLA SEAN CAPACES DE DAR EL PASO PARA RECUPERAR ESTA MAGNA OBRA DEL HOMBRE QUE MÁS AMÓ Y RESPETÓ EL ENTORNO DE NUESTRA QUERIDA TRAMUNTANA. EN SU MARAVILLOSA BALCONADA, RECORDAMOS FOTOS DE DIE BALEAREN Y UNA MUY CONCRETAMENTE EN LA QUE EL ARCHIDUQUE ESTÁ FOTOGRAFIADO CON AL FORADADA AL FONDO. AL ABANDONAR LA ERMITA TENEMOS UN PEQUEÑO COBIJO CON UNA COLUMNA EN LA QUE EL ARCHIDUQUE COLGO UNOS QUERUBINES PARA RECORDAR EL PUNTO DE ORACIÓN DE RAMÓN LLULL, FRENTE A LA FORADADA.
NOS DIRIGIMOS AHORA A LOS PUENTES DE MIRAMAR Y QUE EN SU DÍA FUERON CREADOS PARA QUE EN EL NÚMERO DE PUENTES= 12 Y SU DESGLOSE EN SUMA 1+2=3 CONSTITUYAN EL EJE DE CASI TODO LO QUE RODEA A MIRAMAR EN TORNO A LA TRINIDAD. AL IGUAL QUE LOS JARDINES DEL MORO EN LOS QUE 3 ESTRELLAS DE DAVID DE 3 PUNTAS FORMAN UN CENTRO DE JARDINERIA CON PLANTAS AUTOCTONAS Ó COMO EL PINO DE TRES TRONCOS ENTRELAZADOS, ES DECIR TODA UNA OBRA ARQUITECTÓNICA EN TORNO A LA TRINIDAD.
DESDE LOS PUENTES NOS DIRIGIMOS AL MIRADOR DEL LAGO, PASANDO PREVIAMENTE POR UNA HORNACINA ENMARCADA EN LA ROCA, OBRA DE GIOVANI DUPRE Y QUE CONMEMORA LA FIGURA DE RAMÓN LLULL.
AHORA UNA BREVE VISITA AL MIRADOR DE SA FERRADURA, EL MÁS ROMÁNTICO DE CUANTOS COMPONEN LA RED DE MÁS DE 45 MIRADORES CONSTRUIDOS POR EL ARCHIDUQUE Y DESDE LOS QUE SE PUEDE VER SIEMPRE LA FORADADA COMO OBRA SUPREMA DE LA NATURALEZA.
COMENZAMOS EL DESCENSO Y NOS DIRIGIMOS AL MIRADOR DES GUIX, POCO DESPUES AL MIRADOR DES CREUER Y ENSEGUIDA EL MIRADOR DEL CAMI NOU DE S´ESTACA.
NOS ACERCAMOS AL PUERTO DE S´ESTACA Y SUS ESCONDIDAS CASITAS RODEADAS DE UNA SOSEGADA PAZ Y UN ENTORNO ESCALOFRIANTE CON LA VERTICALIDAD DEL TERRENO SOBRE SUS TEJADOS.
NOS PONEMOS EN MARCHA HACIA LA FORADADA POR EL CAMI DE RAM DE MAR, EN EL QUE VEMOS ALGUNOS RESTOS DE LO QUE FUE EL CAMINO EMPEDRADO PARA PODER TRANSPORTAR LOS MÁRMOLES Y MATERIALES DE OBRA IMPORTADOS CON SUS BARCOS NIXE I Y NIXE II, PARA CONSTRUIR LAS CASAS DE S´ESTACA.
ASÍ ERA EL ARCHIDUQUE, NO SOLO COMPRABA POSSESSIONS SINO QUE LAS RESTAURABA Y LEVANTABA CAPILLAS, ABRIA CAMINOS, REFUGIOS Y MIRADORES PARA QUE LOS PARAJES MÁS HERMOSOS PUDIESEN SER CONTEMPLADOS POR TODOS SIN RIESGO DE DESPEÑARSE.
NOS VAMOS ACERCANDO A LA FORADADA Y EN PRIMER LUGAR DESDE SU EMBARCADERO, SUBIMOS POR UNA SERIE DE REPISAS AGRIETADAS QUE NOS PERMITEN ACERCARNOS A LA PARTE ALTA EN LA QUE HAY UN VÉRTICE GEODÉSICO CON PLACA DE MÁRMOL Y DESDE CUYA CIMA LA PANORÁMICA HACIA TRAMUNTANA ES DE ENSUEÑO.
AHORA CON MUCHA PRECAUCIÓN NOS DIRIGIREMOS POR UN PASO COMPLICADO Y POCO RECOMENDABLE, PUES HAY QUE DOMINAR BIEN LA TÉCNICA DE ESCALADA POR LOS PUNTOS CLAVE PARA NO SUFRIR UN ACCIDENTE EN UN ACANTILADO TOTALMENTE VERTIGINOSO, LLEGAMOS ASÍ AL CENTRO BASE DEL FORAT, EN ESTE PUNTO LA BELLEZA DEL ENTORNO MARINO ES INIGUALABLE.
EMPRENDEMOS EL REGRESO Y PREVIAMENTE NOS ACERCAREMOS AL VIEJO PAS DES GAT, HOY EN DESUSO POR LO PELIGROSO, PUES SE HA CONSTRUIDO UNA SENDA INFERIOR QUE FACILITA LA PROGRESIÓN SIN RIESGOS.
POSTERIORMENTE OTRO MIRADOR CON UNA ESCALINATA BELLÍSIMA QUE NOS DEJA POSIBLEMENTE LA MEJOR Y MAS AMPLIA IMAGEN DE LA FORADADA.
CONTINUAMOS SUBIENDO POR LA PISTA Y EN UN MOMENTO ALTO SALIMOS DE ELLA PARA DIRIGIRNOS AL MIRADOR DE LAS BARANDAS Y POCO MÁS ARRIBA AL MIRADOR DE S´ULL, DESDE EL QUE SOLO SE APRECIA EL OJO DE LA FORADADA.
AHORA YA SOLO QUEDA DELEITARSE CON LOS OLIVOS MILENARIOS Y LLEGAR AL MIRADOR DE SON MARROIG, ACTUALMENTE CONVERTIDO EN UN INFERNAL Y RUIDOSO ESTABLECIMIENTO DEDICADO A UNA MODA ABSURDA QUE CON MÚSICA CHILL OUT SE LLENA CADA TARDE DE VERANO PARA VER UNA BELLA PUESTA DE SOL, LO CUAL MASIFICADO COMO RESULTA NO DEJA DE SER UN COMPLETO BOTELLÓN CADA TARDE DE VERANO.
La siguiente información corresponde a Wikipedia:
El archiduque Luis Salvador nació en el palacio Pitti. Este edificio renacentista, vivienda multifamiliar, se empezó a construir en 1440 en la plaza del mismo nombre de la ciudad florentina. En 1849, una revolución política exilió a Leopoldo II, Gran Duque de Toscana, su padre, y a toda su familia a la fortaleza de Gaeta, junto a Nápoles, pero el Gran Ducado no desapareció hasta dos lustros más tarde, cuando Archi (como se le conocía cariñosamente en palacio), el sabio de la casa, abandonó Florencia definitivamente.

El joven Luis Salvador era un muchacho aplicado, despierto y ávido de conocimientos, que se ocupaba preferentemente de las lenguas extranjeras, del dibujo, de las ciencias naturales y de la Geografía. Dedicaría su vida a los viajes y a realizar importantes estudios sobre muchas de las islas del Mediterráneo, especialmente de las Baleares, un paraíso entonces perdido. A Mallorca llegaría por primera vez en 1867, viajando de incógnito bajo el nombre de Conde de Neudorf.

Por otro lado, su noble vida en palacio no fue tan perfecta y bella como se podría pensar, puesto que sobre los Habsburgo pesaba una legendaria maldición. Así lo asegurarían si viviesen todos los familiares del Archiduque que fueron víctimas de un maleficio lanzado por el príncipe soberano de Argovia y sus dos hijos, a Rodolfo I de Habsburgo. Alberto I y Leopoldo III fueron asesinados y María de Borgoña murió de una caída. Felipe I el Hermoso, feneció muy joven de un posible envenenamiento –¿agua ponzoñosa tal vez?–, y Juana la Loca quizá lo fuera de amor. Carlos I de España y V de Alemania era epiléptico. Rodolfo II tenía un carácter psicopático y María Antonieta de Francia fue guillotinada. Matilde, la hija del Archiduque Alberto, prometida de Archi, murió quemada en una fiesta. Juan Nepomuceno, hermano menor de Archi, desapareció en las profundidades del océano en compañía de su amada. Maximiliano José, emperador del efímero imperio de México fue fusilado en Queretaro y su viuda Carlota de Bélgica vagó por Europa como una orate, buscando alivio a su dolor. Rodolfo, el príncipe heredero, se suicidó junto a su amada, la baronesa María Vetsera. La hermana de la emperatriz Sisí, Sofía Carlota de Baviera, duquesa de Alençon, murió víctima de un incendio que causó la muerte a 117 personas, y su cuñado se ahorcó en un hotel de Zurich. Carlos III, Duque de Parma, murió asesinado en plena calle. El Archiduque Guillermo, gran aficionado a la equitación, murió al caer de un caballo. Luis II de Baviera, el rey loco, acabó sus días ahogado. Isabel de Austria y Hungría, más conocida como Sisí, la emperatriz errante, esposa de Francisco José I, y prima de Archi, al que visitó en varias ocasiones en su refugio balear, fue asesinada por un anarquista. Y en Sarajevo, el 28 de junio de 1914 fueron asesinados el príncipe heredero de Austria-Hungría, Francisco Fernando de Austria y su esposa Sofía.

Aunque el Archiduque no sufrió ningún percance maléfico durante toda su vida, padeció una extraña enfermedad llamada elefantiasis, que le hacía carecer de la agilidad que una persona normal posee. Se movía con dificultad y tenían que ayudarle para levantarse e ir de un lugar a otro. Eso no le impidió ser, haciendo honor a su alta alcurnia, una bellísima persona, de gran erudición y cultura. Se dice que hablaba correctamente catorce lenguas entre las que figuraban el griego y el latín. Era bondadoso, educado y humano con cualquier persona con quien tuviese trato.

Islas Baleares[editar]
El Archiduque Luis Salvador fue el precursor del turismo en las Islas Baleares. A Mallorca llegó por primera vez en 1867, viajando de incógnito bajo el nombre de conde de Neudorf. Tiempo después, fijó su residencia archiducal en el predio de La Estaca, nombre de la hoy principal posesión mallorquina, suma de una decena de fincas pertenecientes a los municipios de Valldemosa y Deyá, adquiridas en torno a 1878, y desde donde la vista al Mar Mediterráneo es fabulosa. Sus tierras se dedicaron al cultivo de verduras y legumbres, árboles frutales, y viñas con las que Su Alteza Real, buen conocedor de los procedimientos necesarios, elaboró vinos premiados en las Exposiciones Internacionales de Madrid, París, Chicago, y la de Barcelona de 1888, exposición en la que también fue premiado el aceite de Son Moragues, una de las fincas situadas en Deiá, en la que Archi creó una exposición que llamó Museo Agrícola Balear industrial.

Su amor por la cultura y las artes, hizo de él un auténtico mecenas y se ofrecía presto a donar ayudas, tanto económica como materialmente, a científicos y artistas que conoció, sin las que muchos estudios e investigaciones no hubieran podido llevarse a cabo.

Por Miramar –primera finca adquirida, difícil de superar en belleza, centro y eje principal de todas sus posesiones, en la que recibía a todas sus visitas– pasaron gentes de toda clase y condición, desde altos cargos de la burguesía hasta simples campesinos, pasando por figuras importantes y destacadas de la sapiencia propia o el deleite ajeno, como fueron: el pintor y escritor francés Gastón Vuillier; los prehistoriadores Bartoli y Cartailhac; el famoso naturalista español Odón de Buen; el botánico y rector de la Universidad de Ginebra Roberto H. Chorat; los también botánicos Carlo di Marchesetti y el Dr. Tretzener; los ornitólogos alemanes Alfred von Jordans y Conde Low; los geólogos E. A. Martel, J. Lambert o L. W. Collet; los pintores Juan S. Sargent, Rotang y Kos Kand; los escritores Margarita D’Este, [Jules Leclerk, Johan Fustenbach, Lady Isabel Herbert, Gabriel Alomar y el gran poeta nicaragüense Rubén Darío; el tenor Viñas y el bajo Uetam; el sacerdote-poeta catalán Jacinto Verdaguer y el sacerdote-naturalista menorquín Francisco Cardona y Orfila. También fue visitado por su madre, la Gran Duquesa de Toscana; por la Princesa Estefanía, viuda del Príncipe Rodolfo; por la Infanta de España Isabel Francisca de Asís de Borbón, la Chata; por el Archiduque Rainiero y su hermano Ernesto; por el Príncipe de Sevignano y su yerno el Príncipe de Pignatelli; por el Gran Duque Vladímir Aleksándrovich de Rusia, hermano del Zar; por el Gran Duque Jorge de Rusia. Tales fueron, en términos generales, ora como huéspedes, ora como visitantes atraídos por la belleza del lugar y el halo de legendario que flotaba en torno a la figura del archiduque, los que pasaron por aquellas magníficas tierras.

Con el transcurrir de los años, las personas y las entidades más representativas de su tiempo, así como organismos oficiales y corporaciones académicas, quisieron rendir homenaje a tan destacada labor en el campo de la cultura, las artes y la sociedad en general. Así en 1889, el Archiduque fue nombrado miembro honorario de la Academia Imperial de Ciencias de Viena y la Sociedad Geográfica de esta ciudad le concedió en 1898 la Medalla Hauer (de Österreichische Geographische Gesellschaft), premio a su labor en el terreno de las exploraciones geográficas; fue investido Presidente honorário de la Sociedad húngara de Geografía y además era Socio Perpetuo de la Sociedad de Espeleología de París, Socio honorario de la Sociedad Geográfica Peruana de Lima, Miembro honorario de la Academia de Ciencias, Letras y Artes de Bohemia, Socio Protector del Club Alpino Siciliano, Miembro honorario del Touring Club de Bélgica y Académico Honorario de la Real Academia de la Historia de Madrid.

En 1883 fue nombrado Académico Honorario de la Academia Provincial de Bellas Artes de Palma de Mallorca, y en 1887, la Diputación Provincial de Baleares le nombró Hijo Adoptivo de esta provincia. En 1909, la Sociedad para el Fomento del Turismo de Mallorca le nombró Presidente Honorario. En 1910, el ayuntamiento de Palma de Mallorca le proclamó Hijo Ilustre de Mallorca. Y por último, la ciudad de Sóller le proclamó en 1913 Hijo Adoptivo por ceder unos terrenos para uso ferroviario –algo que quedó en proyecto-.

Luis Salvador de Habsburgo-Lorena murió en 1915 en el castillo de Brandais en Brandýs nad Labem-Stará Boleslav, Austria, habiendo designado en testamento heredero universal de todos sus bienes a Antonio Vives y Colom, su secretario personal, colaborador y hombre de confianza, que conoció en Mallorca, y que le acompañó desde 1872 hasta su muerte, y a sus hijos.

Palma de Mallorca bautizó con el nombre de Arxiduc Luis Salvador la calle más importante del ensanche de la ciudad a principios del siglo XX, y en 1953 se levantó un gran obelisco con un bajorrelieve de temática mitológica a la memoria de su imagen renacentista.

Prolífico descriptor de sus entornos, de su vida y de su amor mallorquín, Catalina Homar, pagesa que empezó trabajando para él y que acabó convirtiéndose en la Madona de S’Estaca, destaca entre sus publicaciones, más de cincuenta, Die Balearen in Wort und Bild, monumental obra que consta de varios tomos, en la que describe como nadie la gran magnificencia de un archipiélago todavía virgen, poblado tan sólo por sus habitantes y por algún viajero ocasional, incapaz de volver a su tierra maravillado por lo que allí encontró.
DONDE SISSÍ ENCONTRÓ UN ALMA GEMELA
Sabías que...
Un secretario del archiduque se convirtió en publicitario de Mallorca.

A principios del siglo XX el archiduque Luis Salvador contrató a un joven austriaco llamado Erwin Hubert para que convirtiera sus terribles manuscritos en documentos legibles. Después descubrió que el nuevo secretario tenía también un don para el dibujo y la pintura. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, el archiduque y su séquito se refugiaron en el imperio austrohúngaro, donde Luis Salvador murió en 1915. Acabada la guerra, Hubert regresó a Mallorca y triunfó como pintor. Se convirtió en un retratista solicitado, pero todavía más proyección tenían sus paisajes, que durante muchos años utilizaba el Foment del Turisme para publicitar la isla. Un vínculo especial unió a Hubert con Sóller. Cuando en 1947 inauguró una exposición en esta localidad, trenes programados expresamente para la ocasión llevaron a los invitados a la capital de la comarca de Tramuntana. El antiguo secretario e ilustrador del archiduque murió en 1963 en Palma, a la edad de 80 años.

Bibliografía



Una biblioteca infinita

El archiduque solía documentar los destinos de sus viajes con la precisión de un científico y con el cuidado de un artista. Contrató a numerosos expertos e ilustradores para realizar sus libros. Editó tiradas limitadas de entre 600 y 800 ejemplares aproximadamente que después mandaba –como regalo– a sus parientes, a amigos y también a eruditos. Entre las docenas de obras suyas destaca, sin lugar a dudas, Die Balearen. In Wort und Bild geschildert, una magnífica y detallada descripción del archipiélago tal y como se presentaba a finales del siglo XIX. La editorial Olañeta (Palma) hizo una edición moderna en español. En cuanto al archiduque, han sido diversos los autores que han intentado plasmar a este emblemático personaje. Una de las principales expertas es Helga Schwendinger, una historiadora austriaca que en 1991 publicó una biografía sobre él (Erzherzog Ludwig Salvator. Der Wissenschaftler aus dem Kaiserhaus, Amalthea Viena/Múnich, 1991). Actualmente, la señora Schwendinger es asesora del proyecto "Nixe III", que consiste en una recreación documentada de los viajes del noble por el Mediterráneo.
De los muchos personajes que llegaron a formar parte del paisaje de la Serra de Tramuntana, uno de los más pintorescos era sin duda alguna el archiduque Luis Salvador de Austria. Una sobrina suya lo describió así: "Vive como un payés, solo lleva sandalias y pantalones de tela anchos. Su piel, quemada por el sol, es de color cobrizo. Trabaja sin parar en su jardín paradisíaco y en sus hermosas viñas".

Ciertamente, Luis Salvador lucía un estilo poco habitual entre los nobles de la época. Un día una familia noble mallorquina lo invitó a cenar, aunque previamente le hizo entender que debía vestirse de acuerdo con su rango. Así pues, cuando apareció vestido con el uniforme de archiduque causó una gran sorpresa. Muy contentos estaban los anfitriones hasta que se sirvió la sopa, momento en que Luis Salvador, frente a la mirada estupefacta de los presentes, la vertió dentro de los bolsillos y a continuación se puso de pie y proclamó: "Han invitado a mi vestimenta, no a mí. Ahora mi vestimenta ha cenado y ya puedo marcharme".

Incluso podríamos aventurar que este noble fue un precursor de los hippies si no fuera por una labor meticulosa de investigación que lo llevó a escribir –conjuntamente con todo un equipo de artistas y ayudantes– una obra etnológica sobre el archipiélago que es una referencia para los historiadores hasta hoy en día.

Profundamente enamorado de la belleza de la Serra de Tramuntana, se convirtió en propietario y protector de buena parte de la costa norte entre Deià y Valldemossa. Por otra parte, la Serra de Tramuntana lo protegía a él, puesto que se convirtió en su refugio lejos de las normas y los ceremoniales a los que se veía sometido cuando residía en el imperio austrohúngaro, gobernado por su familiar el emperador, un Habsburgo como él.
Waypoint

mirador des Pi

Waypoint

torre del Beato

Waypoint

Pontets de font Coberta

Waypoint

Mirador del Lago

Waypoint

mirador de sa Ferradura

Waypoint

mirador des Guix

Waypoint

mirador des Creuer

Waypoint

mirador del cami Nou

Waypoint

s'Estaca

Waypoint

camino a Ram de Mar

Waypoint

subimos ladera para conectar con el camino

Waypoint

cima Foradada

Waypoint

dentro del Forat

Waypoint

pulpito rocoso sobre acantilado norte

Waypoint

amarre

Waypoint

Pas des Gat

Waypoint

mirador de la Foradada

Waypoint

balconada en el acantilado

Waypoint

mirador de s' ull

Waypoint

mirador de Son Marroig

Waypoint

font Coberta

2 comentarios

  • Foto de evaxaloc

    evaxaloc 19-ene-2018

    Ruta realizada el 18-09-13. Pero acortando el tramo de vuelta a 9’22 , dejando un coche en la urbanizacion

  • IsabelGP1988 25-feb-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    La zona es preciosa como era de esperar. Recomiendo hacer la primera parte del camino pero no continuaría hasta La Foradada ya que la ida hay que hacerla por las playas rocosas y la vuelta vas por una carretera que pasan muchos coches, no es un camino de senderistas.

Si quieres, puedes o esta ruta