Tiempo  7 horas 52 minutos

Coordenadas 3245

Fecha de subida 6 de enero de 2019

Fecha de realización enero 2019

-
-
1.500 m
604 m
0
5,5
11
21,99 km

Vista 302 veces, descargada 13 veces

cerca de Parauta, Andalucía (España)


Trazado circular por la vertiente meridional del macizo central de la Sierra de las Nieves, tocando la cumbre de uno de sus cerros emblemáticos, el Cerro Alcojona (1.498m), así como el paso por algunos de los rincónes que esconde la cabecera de río Verde, como las ruinas y bancales en la junta del Arroyo de los Quejigos y el Cambullón de Vélez, la surgencia y nacimiento del propio río Verde, y el particular enclave de las Cuevas del Moro. Cerramos el recorrido por al cómodo Camino de Tolox, bajo las caídas de Torrecilla y Peñón de la Alcazaba, y con vistas a los pasos de la jornada.

NOTA. Aunque puede parecer una ruta medianamente cómoda, la calificaría de DIFÍCIL por dos momentos en concreto, a tener en cuenta según nos los encontramos.
Primero, el descenso desde el collado del Alcojona hasta río Verde. Desde el collado al Puerto de Capuchinos, descenso acusado, sin senda y matorral bajo, salvable con un poco de paciencia. Desde el puerto hasta río Verde, una estrecha vereda, a veces tapada por una densa aulaga, donde la traza más clara no es la queremos llevar. Recomiendo el uso de GPS para no perder el sentido del descenso y cargarnos de paciencia, y humor, para salvar los tramos acosados por aulagas, que conste que está avisado.
Segundo, el enlace entre Cuevas del Moro y el Camino de Tolox. Con la idea de evitar la vuelta, y consiguiente rodeo por la pista forestal, me planteo subir pegado al tajo que remonta hasta el camino. Corto y acusado trayecto, que al entrar escorado por el pinar, me topé con un muro de ramas bajas y demás, siendo dificultoso el ascenso hasta retomar la subida sobre la roca del pequeño espolón.


Como en otras incursiones a la vertiente más meridional de la Sierra de las Nieves, partimos del Camino de Tolox, hoy desde el aparcamiento del Llano de la Laguna, lugar donde parte el pequeño sendero que visita el Pinsapo de las Escaleretas.



(Alcojona y su cuerda, amaneciendo por el Camino de Tolox)



Unos pocos metros inmersos en el denso pinar, atendiendo a las indicaciones, tomamos una senda variante a nuestra izquierda, éste nos lleva hasta el mismo mirador del Pinsapo de las Escaleretas. Sobre la entrada al barranco del Cambullón de Vélez y bajo las vista de Torrecilla, Peñón de la Alcazaba y las Turquillas, panorama que nos acompañará en toda la jornada.



(Mirador del Pinsapo de las Escaleretas, Peñón de la Alcazaba y Torrecilla)



Continuamos nuestro camino por la senda balizada, atentos a no desviarnos por la senda que desciende por la Cuesta de los Pilones, y enlazamos a cielo descubierto con la vereda del Puntal de la Mesa, virando a la izquierda aproximándonos al extremo de la cordal del Alcojona.
A nuestro paso, unos metros más abajo, nos espera un magnífico mirador sobre el valle de la cabecera de Río Verde. A nuestra espalda, cruzando sobre la senda que traemos, en portentoso Pinsapo del Puntal de la Mesa, desde su base atacaremos el Cerro Alcojona y los dos cerrillos que lo anteceden sobre su loma caliza.
Para empezar, ya sin senda, nos moveremos por la arista de tajos del Puntal de la Mesa, por ahora cómodos de caminar y llevándonos en suave ascenso hasta la base del primer cerrillo.



(Arista de tajos del Puntal de la Mesa y cerrillos del Alcojona, a la izquierda, Arroyo de los Quejigos y Cerro Abanto)



Por ahora, la cumbre del Cerro Abantos nos esquiva tras el primer cerrillo a superar.
Nos acercamos sobre la cómoda loma y entramos de lleno en un corto ascenso sobre roca caliza, apurando los pasos sobre la arista, tirando de manos en algún momento pero sin complicación alguna.
Conseguimos la cumbre del primer cerro, y junto al segundo, por fin aparece la cumbre descubierta del Alcojona.



(Cuerda y Cerro Alcojona, sobre el primer cerrillo de ascenso)



Recorremos la cuerda hasta un pequeño collado que nos da paso a la subida del segundo cerro.
En este, la caliza ha dejado lugar a un tapiz de aulaga, a la umbría del cerro, en la solana se desploma hacia el Arroyo de los Qujegos. Una escueta traza dibujada entre aulagas nos conduce por su dorsal y su punto alto, una alargada loma separada del cerro principal. Desde su extremo oriental, ahora divisamos la cuerda de Sierra Palmitera y los vecinos cerros Abanto y Cascajares. Atrás, las vistas que traemos desde primera hora.



(Mirada atrás desde el segundo cerro, las Turquillas, Peñón de la Alcazaba y Torrecilla)



Sólo nos separa un collado de hacer cumbre, así que primero un corto descenso y con la intención de no repetir camino de ascenso, para la subida me escoro al norte para entrar al Alcojona con las vistas de la Nava de San Luís.
Repetimos panorámicas, pero ahora sumamos las vistas de la ciudad de Ronda a lo lejos.



(Vista a Ronda desde el Cerro Alcojona)



Volvemos al collado y emprendemos el tramos más trabajado y dificultoso del trazado.
Primero, rodeando el segundo cerro, descendemos hacia el Puerto de Capuchinos, entre Alcojona y Abanto. En este tramo seguimos sin senda, a lo que sumamos una rampa acusada de terreno descompuesto y matorral bajo. La zona más limpia es la parte alta de la loma, así que intentamos caminar lo máximo posible sobre ella, aunque no deja de ser un descenso incómodo.
Un respiro con las vistas desde el puerto, bajo nosotros, la cañada del Arroyo del Quejigo.
Buscamos la entrada a la vereda que desciende por el flanco peridotítico del Abanto y nos adentramos en la cañada.
NOTA:En este descenso aconsejo, y casi que de uso obligatorio, el uso de GPS, porque aparte de algunos desvíos que tendremos durante la marcha, la senda que llevamos se vuelve muy difusa, incluso la perdemos en algún momento, y salirnos de la senda nos puede suponer un problema.
Otra cosa es la manta de aulagas por la que nos movemos en la parte superior de la cañada, paciencia que al final se sale y reconforta mirar atrás y ver el trabajo hecho.



(Vereda en la cañada del Arroyo del Quejigo)



A nuestro paso, además de aulagas, saldrán los barrancos y arroyos que se precipitan desde la loma del Abanto, a veces por escuetas veredas y sobre pequeño bloques de peridotita.
Nos acercamos a la zona baja de la cañada, un giro en descenso sobre una pequeña loma nos lleva a pasar junto a restos de muros, rediles y chozos, completando el descenso sobre los cantos del barranco del Arroyo del Quejigo.
Cruzamos el barranco y descubrimos unos magníficos bancales en el margen del arroyo, además de restos de chozos y un horno. Al frente, la pared del Descargadero nos anuncia la apertura del barranco Cambullón de Vélez, lecho que sobrepasaremos camino al nacimiento de Río Verde.



(Bancales y ruinas junto al Arroyo del Quejigo)



Tras la junta de los barrancos caminamos sobre el lecho seco de Río Verde, aunque ya escuchamos el murmullo de su nacimiento.
Un dique nos para el avance por el lecho, así que nos desviaremos por una rodada que surge a nuestra derecha, llegando en nada a la surgencia y Nacimiento de Río Verde.
Cruzaremos al otro margen sobre el mismo nacimiento, damos unos pasos junto a su cauce, adivinando en nada un pequeño dique y comprobando el agraciado caudal del río.



(Surgencia y nacimiento de Río Verde)



Por delante, el trámite para sumar al trazado el paraje de las Cuevas del Moro, caminando por una clara vereda paralelos al río hasta la pista forestal. Tendremos que tener en cuenta, que pasaremos junto a propiedades privadas junto el río, así que cuando nos encontremos su cercado, caminaremos siempre por la zona exterior, pegados a la valla, hasta llegar al puente que cruza el río.
Por el camino tendremos que cambiar de vertiente sobre la loma del Cerro de las Cuevas, dos cómodas rampas que nos dejarán en el lecho del barranco del Arroyo de las Cuevas del Moro.
Justo al cruzar el arroyo, una baliza nos ayuda a dar con la senda de las cuevas, discurriendo un nivel por encima del arroyo adosada al pequeño tajo que se forma conforme avanzamos.
Cuando estamos bajo las anaranjadas paredes del tajo, nos dedicaremos a enlazar distintas trazas y niveles a la busca de restos de las casas-cueva, covachas y abrigos que se reparten a lo largo de la pared de las Cuevas del Moro. Así nos entretendremos hasta dar con la mayor y mejor conservada de las construcciones, ruinosa en su interior y reconvertida para resguardo de ganado.



(Casa-cueva en las Cuevas del Moro)



Desde los restos, salvando el escalón que conforma su cubierta, nos plantamos en el no menos magnífico erial de las Cuevas. Amplio llano, encajonado a los pies de la cara sur del Torrecilla y con vistas a la cuerda del Alcojona recorrida a primera hora.
En estas fechas, a primeros de año, dos solitarios almendros en flor dan un aire bucólico al paraje.



(Erial y era de las Cuevas del Moro)



Cerraremos la circular por el comodísimo Camino de Tolox, pista terriza que recorre toda la vertiente sur del macizo de la Sierra de las Nieves.
Para enlazar con el camino, y con tal de no dar el rodeo por la pista forestal, me aventuro a remontar los escasos metros que me separan del camino campo a través.
Antes, desde la aproximación sobre la pista del Cerro de las Cuevas, me quedé con la idea de ascender sobre el pequeño espolón que forma el barranco del Arroyo de las Cuevas, viendo un paso medianamente cómodo sobre su roca.
Pero, desde los almendros, me escoro demasiado a la derecha y me adentro en un tupido pinar, desnivel acusado, rocas, ramas bajas y mucho matorral que me entorpecen el paso. Como puedo voy tornando a la zona descubierta donde resulta menos trabajoso completar el ascenso.



(Cuerda del Alcojona y cabecera de Río Verde, desde el Camino de Tolox)



Tras el corto y tedioso ascenso, caminamos cómodamente sobre el Camino de Tolox.
Aunque son varios km de pista forestal, en suave pero continuo ascenso, las vistas al valle de Río Verde y las estribaciones del Torrecilla, Tajo Bermejo, Peñón de la Alcazaba y las Turquillas, harán más ameno el camino de vuelta al punto de partida.



(Camino de Tolox)



Nos vemos en las montañas.

Ver más external

Waypoint

Aparcamiento Llano de la Laguna

Waypoint

Desvío al Pinsapo de la Escalereta

Waypoint

Pinsapo de la Escalereta

Waypoint

Enlace senda Cuesta de los Pilones

Waypoint

Senda al Puntal de la Mesa

Waypoint

Mirador a la cabecera de Río Verde

Waypoint

Dejamos la senda a la Cuesta de las Lajas

Waypoint

Pinsapo del Puntal de la Mesa

Waypoint

Inicio cresteo Tajos del Puntal de la Mesa

Waypoint

Tajos del Puntal de la Mesa

Waypoint

Ascenso

Waypoint

Cerro 1.424m

Waypoint

Collado

Waypoint

Cerro 1.471m

Waypoint

Extremo cordal 1.474m

Waypoint

Collado

Waypoint

Cerro Alcojona 1.498m

Waypoint

Puerto de Capuchinos

Waypoint

Inicio descenso

Waypoint

Cabecera Arroyo del Quejigo

Waypoint

Desvío izquierda

Waypoint

Aulagas

Waypoint

Cruce Cuesta de las Lajas Arroyo del Quejigo

Waypoint

Arroyo

Waypoint

Arroyo

Waypoint

Arroyo

Waypoint

Barranco

Waypoint

Barranco

Waypoint

Descenso por la loma

Waypoint

Restos de muro

Waypoint

Ruinas de chozos

Waypoint

Desvío izquierda

Waypoint

Arroyo y ruinas

Waypoint

Barranco del Arroyo de los Quejigos

Waypoint

Bancales

Waypoint

Salida Cambullón de Vélez

Waypoint

Nacimiento de Río Verde

Waypoint

Puente río Verde

Waypoint

Desvío Cuevas del Moro

Waypoint

Cueva

Waypoint

Casa cueva

Waypoint

Era y llano

Waypoint

Camino de Tolox

Waypoint

Barranco del Arroyo de las Cuevas del Moro

Waypoint

Camino de Tolox

Waypoint

Barranco

Waypoint

Inicio vereda Pinsapar de la Yedra

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta