Tiempo  9 horas 48 minutos

Coordenadas 5040

Fecha de subida 18 de junio de 2017

Fecha de realización junio 2017

-
-
2.400 m
1.792 m
0
5,0
9,9
19,83 km

Vista 944 veces, descargada 46 veces

cerca de Candelario, Castilla y León (España)


 Trazado por la vertiente occidental del macizo de Sierra de Béjar, partiendo desde la plataforma superior del Travieso, recorriendo el valle superior del río Cuerpo de Hombre. Desde Hoya Cuevas, ascenderemos a los Hermanitos por su dorsal y descenderemos hasta Hoya Moros. Completamos el recorrido con la cuerda y cima del Calvitero antes de cerrar el trazado de nuevo en la plataforma del Travieso.



 Desde la plataforma, comenzamos la marcha por el piornal que se abre paso tras el reciente incendio que asoló una buena parte de la Sierra de Candelario. Nos moveremos a media ladera, salvando arroyos, prados y pedreras en dirección a Hoya Moros.




 Tras sobrepasar un escollo rocoso, por una evidente canal a nuestro paso, y recorrer los prados de la loma que nos separa del valle superior de Cuerpo de Hombre, abrimos panorámica de lo que será la parte más entretenida de la jornada, el Circo de Hoya Moro, los nacimientos y la cuenca alta del río Cuerpo de Hombre, dominados al frente por la mole de los Hermanitos, una de las cotas a las que ascenderemos durante el recorrido.




 Nos dejaremos caer hacia el río por unos lagunillos, alcanzando sus mansas y cristalinas aguas bajo los imponentes Hermanitos.
Aquí prestaremos especial atención en no pisar las pequeñas plantas carnívoras de Drosera que se dispersan junto a los lagunillos, al igual que encontraremos, en mayor cantidad, en las lagunas colmatadas de Venero Frío, apartándonos en lo posible de las zonas más húmedas.




 Una vez sobre el cauce, avanzaremos aguas abajo, hasta que nos topamos con un vadeo que se adentra en un mar de grandes bloques. Buscando el paso más cómodo, en pocos metros volvemos a pisar el tupido valle y seguiremos su curso con algún que otro vadeo, facilitado por pasos de roca en el lecho del río.




 Así nos acercamos al desnivel que nos separa de Hoya Cuevas, por donde se precipita el pequeño curso de agua, nosotros tendremos que ir buscando el descenso a nuestra derecha, a veces con trazas de senda, otras guiados por pequeños hitos de piedra y otras bajando por donde mejor nos parece.
 En los últimos metros del corto descenso pasaremos junto a una curiosa formación de roca, similar a un cochecito de juguete, y tocaremos de nuevo terreno blando en los prados de Hoya cuevas. Seguiremos de nuevo el curso serpenteante del río, que forma una serie de pequeños meandros antes de deslizarse por las chorreras donde lo perderemos de vista.




 Momento en que tendremos que vadearlo por última vez, y la mirada del amplio valle que dejamos atrás con los Hermanitos en la lejanía, emprendemos el ascenso a la cordal que nos llevará a la cima gemela.
 Primero pasaremos junto al Refugio de Hoya Cuevas, para después remontar el piornal que puebla la ladera y buena parte de la dorsal. Aquí perdemos de vista cualquier atisbo de senda y tendremos que ir avanzando por los claros que nos va dejando el denso piornal.




 En nuestro ascenso pasaremos por distintos puntales que nos asoman al valle de Cuerpo de Hombre, a la vez que nos van acercando las vistas de la cara sur de Los Hermanitos hasta que nos situamos en el collado que antecede al ascenso final.
 Un último ascenso, corto y entretenido, por las cara rocosa del primer Hermanito, buscando los pasos pegados a los tajos para no perder la perspectiva del Circo de Hoya Moros. Sin dificultad nos encaramamos a la cima sur donde completamos la panorámica de la sierra que nos rodea.




 Abandonamos la primera cima, y tras pasar por el buzón montañero y el collado que separa las dos atalayas, nos situamos bajo la cima norte. Tras pasar bajo un gran bloque se nos presenta la pequeña subida a la cima, dificultosa tanto en el ascenso como el ascenso.
 Visitadas las dos cimas comenzamos el descenso en busca del canal que nos bajrá por los nacimientos hasta las lagunas de Venero Frío, pasando bajo las paredes del Torreón y las Agujas.
Recordad en el tramo de Venero Frío mirar vuestras pisadas para esquivar la multitud de Droseras que moran en las zonas más húmedas.




 Cerraremos el recorrido ascendiendo nuevamente, esta vez hasta alcanzar la senda de la Cuerda del Calvitero, justo al inicio de la cuerda del Canchal de la Ceja y dejando de lado la senda que baja hacia la Garganta del Trampal.
 Sin dejar la senda, ésta nos acerca hasta las inmediaciones del Calvitero, cima alomada y con poco que ofrecer visualmente, pero que no dejamos de visitar una vez que pasamos junto a la cima.




 Ya sólo nos queda volver, en descenso continuo, al punto de partida, enlazando las distintas sendas que se van descolgando de la sierra hasta la plataforma superior del Travieso.
 Nos vemos en las montañas

Ver más external

2 comentarios

  • Foto de Congostra

    Congostra 09-abr-2018



    Hola, veo por tus comentarios que la ruta no es dificil. Pensamos hacerla a finales de este mes. ¿Alguna recomendación que señalar ?
    gracias

  • Foto de Carlos JLuque

    Carlos JLuque 09-abr-2018

    Hola Congostra...
    este año, con toda la nieve que ha caído, me aseguraría mucho de las condiciones en las que esté la sierra en esas fechas. No tiene nada que ver como la hicimos nosotros, a pisarla con nieve.
    Por lo demás, en seco, puede resultar una ruta exigente físicamente, pero eso ya queda en como evalúe cada uno su esfuerzo.
    El único punto a tener en cuenta técnicamente lo tendrás en la trepada final al segundo de los hermanitos, aunque lo puedes dejar de lado si lo prefieres.
    Espero que disfrutes de la ruta¡¡¡¡

Si quieres, puedes o esta ruta