Tiempo  una hora 37 minutos

Coordenadas 787

Fecha de subida 26 de marzo de 2017

Fecha de realización enero 2010

-
-
1.495 m
885 m
0
4,1
8,1
16,29 km

Vista 919 veces, descargada 30 veces

cerca de Ventas de Zafarraya, Andalucía (España)

NOTA: Por error del GPS hay algunas diferencias en las estadísticas. Los datos correctos son:
Distancia: 17 km aprox
Desnivel positivo acumulado: +950 aprox
Tiempo de marcha: 9 horas aprox
Fecha de realización: 26 de marzo de 2017
.


 Travesía de la Sierra de Alhama, realizando un trazado circular.
Comenzamos desde el Boquete en Ventas de Zafarraya y recorriendo a la ida la dorsal de la sierra, haciendo cima en el Hoyo del Toro (1.353m) y la Torca (1.500m) . Para la vuelta optamos por el descenso por el pinar y el Camino de Alfarnate a Vélez.
 Nos moveremos a caballo entre las provincias de Málaga y Granada, siendo la arista de la sierra el límite provincial. Se extiende al oeste de la Sierra de Tejeda, alcanzando sus últimas estribaciones el Puerto de los Alazores y el Puerto del Sol, nexos con la Sierra Gorda y la Sierra de Enmedio.
Durante el recorrido, dominaremos al sur, las vistas de la Alta Axarquía de Málaga, y al norte, el amplio Polje de Zafarraya.


 Iniciamos el recorrido en el aparcamiento del Boquete, en el Carril de las Trincheras. Aquí parte el sendero balizado, que a base de quiebros, gana altura rápidamente para alcanzar el mirador del Boquete. Desde el mirador, continuamos el ascenso hasta el mirador del “Tajo de la U”, donde ganamos las vistas a ambas vertientes de la sierra. Antes, con un pequeño desvío, nos acercamos a la entrada superior de la cueva que horada el tajo.


 Sobre el Tajo de la Cuna, en el lado opuesto del Boquete, comienza a asomar la Maroma, que ya no nos dejará en todo el recorrido por la dorsal.
Volviendo a nuestro sentido de la marcha, en la lejanía, destaca la blanca mole de la Torca y su manto de pinos en la umbría. Poco a poco iremos ganándole terreno y crecerá ante nosotros.
Abandonamos cualquier atisbo de senda por el momento y nos encaminamos hacia el cresteo de los Tajos del Hoyo del Toro.




 El primer espolón lo esquivamos por la derecha, y buscamos el mejor paso para ascender a la parte alta. Aquí, y en algún que otro momento, tendremos que tirar de manos para sobrepasar alguna trepada. Cuando el cerro del Hoyo del Toro aparece ante nosotros, abandonaremos la roca y caminaremos por el pasillo tapizado que antecede a la cima, alcanzando su vértice con un último y pequeño ascenso.




 Dejamos atrás el vértice,con la Maroma como telón de fondo, hacia el Tajo del Cabrero. Cuando alcanzamos la zona donde la arboleda remonta hasta la divisoria de la sierra, alternaremos las sendas que van apareciendo en la dirección de la dorsal.




 Sobrepasamos el tajo y tendremos que descender, por veredillas difusas, hasta el Collado de Veredas Blancas, que nos servirá de entrada al ascenso de la Torca, que ya emerge ante nosotros. 
   




 Desde el collado acometemos el ascenso por la blanca roca caliza, primero por unos grande bloques, para enlazar más adelante, con una pisada que aprovecha el poco terreno blando. Entramos por el costado derecho del primero de los cerros del macizo de la Torca, desde el que buscaremos de nuevo, a base de trepadas, la zona alta, arista roma de roca, por donde avanzaremos cómodamente.




 Durante el ascenso nos encontraremos un peculiar hito de piedras, que dejaremos rápidamente atrás, en busca del llano que antecede a los últimos cerros de la Torca. Cuando caminemos por el verde tapiz, no lo dejaremos hasta situarnos ante el último ascenso. Pasamos junto a un pozo y un lagunillo, y nos decidimos por ascender a la cima por la izquierda, a fin de realizar un trazado totalmente circular.
Seguiremos una senda que rodea el cerro en dirección al Hoyo de la Majada de las Vacas, y cuando ésta se va apartando, la abandonamos y subimos directos hacia el vértice.
Vértice de la Torca, que no aparecerá hasta el último momento, plantado en la alomada cumbre.




 Con varias opciones para el descenso, por las dos vertientes, nosotros nos decantamos por la cara norte. Con el pinar como punto de referencia y aprovechando un pequeño pasillo entre rocas, perdemos altura  para asegurarnos de la viabilidad del descenso directo desde el vértice.
Comprobado que es posible, realizamos la acusada bajada, campo a través, hacia la línea más próxima de pinos en dirección al llano de Zafarraya. Con algún que otro destrepe, y mucha paciencia, alcanzamos la ladera de la sierra, dejando atrás cualquier indicio de roca.




 Ahora nos movemos por el frondoso pinar, esquivando árboles caídos y caminando por sendas sobre el mullido suelo del bosque. Iremos bajando de nivel para perder altura rápidamente, hasta que enlazamos con la vereda que viene desde la cantera. Avanzamos unos metros hacia la derecha y nos topamos con una cancela y campo de cultivo. Estamos de vuelta en tierra firme.




 Cruzamos la cancela, rodeamos los cultivos y caminamos por la pista terriza que nos llevará hasta el Camino de Alfarnate a Vélez. Ya sólo nos queda andar cómodamente por la pista asfaltada, que hoy se agradece después de varias horas sin dar dos pisadas derechas. Dejamos de lado Zafarraya, y en poco más de dos kilómetros entramos en Ventas de Zafarraya, junto a la carretera que nos dejará en el mismo Boquete.




Nos vemos en las montañas.
 

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta