Tiempo  8 horas 44 minutos

Coordenadas 2881

Fecha de subida 7 de octubre de 2016

Fecha de realización septiembre 2016

-
-
2.158 m
1.612 m
0
4,3
8,6
17,12 km

Vista 308 veces, descargada 23 veces

cerca de Mata Bejid, Andalucía (España)

Circular por el macizo de Sierra Mágina, con la idea de hacer cima en los 5 dosmiles que componen toda la cuerda, Peña de Jaén, pico Mágina, Refugio Miramundos, Morras del Poyo de Jaén (Piedras del Sol) y el Cerro Lagunillas o Peña Grajera. La vuelta la realizaremos por el carril desde los Caños del Aguadero hasta el aparcamiento en las cercanías del Puerto de la Mata.

Para llegar con el coche hasta el punto de partida, llegando por carretera del Cambil, unos cientos de metros antes de llegar al Centro de Visitantes de Mata Bejid, parte un carril de tierra a nuestra izquierda, con una señal que prohibe el paso a motos y quads no autorizados. Este carril subirá hacia el Puerto de la Mata. Nosotros, una vez pasadas las ruinas del Cortijo de los Prados, tomaremos una pista que se desvía a la derecha, el Cordel del Abrevadero del Espino, y que separa el macizo de Sierra Mágina, de la cordal formada por los cerros Ponce y Cárceles. Cuando el carril alcanza un collado tenemos a nuestra izquierda una zona amplia para poder dejar el coche, por lo menos en estas fechas.

Comenzamos el recorrido con el primero de los objetivos del día a la mano, la Peña de Jaén (2.147m). Para ello iremos buscando las marcas de pisada para dar con el sendero de subida, bien definido una vez andamos sobre él. Con una fuerte subida alcanzamos la parte alta de la cordal. Desde aquí realizaremos el trayecto de ida y vuelta a la peña, coronada con una cruz, en una corta subida, ya caminando por el terreno pedregoso que tendremos el resto de la marcha por la zona alta.

Dejamos la peña atrás y ponemos rumbo hacia el vértice de la sierra, el pico Mágina (2.164m), techo de la provincia de Jaén, aún oculto a nuestro campo de visión.
Por ahora avanzamos por senderos bien definidos, alternando tramos por terreno pedregoso y dolinas.Una vez tenemos el vértice a la vista tardamos poco tiempo en alcanzarlo.Desde el pico tenemos la panorámica 360º perfecta de la sierra, dejando a nuestras espaldas el tramo recorrido, y ante nosotros la silueta de la cuerda que nos queda,con los tres dosmiles restantes.
De igual forma nos dirigimos hacia el cerro dominado por el Refugio Miramundos (2.077m). Parece ser que recientemente acondicionado con un buen trabajo de reforma y que domina de nuevo unas espectaculares panorámicas de la sierra, con el barranco del Gargantón y las Chimeneas de las Hadas bajo nuestra mirada.

Desde aquí adivinamos primero la arista rocosa de las Morras del Poyo de Mágina, y detrás, donde acaba la pequeña cresta, el Cerro Lagunillas, o Peña Grajera, en el que podemos adivinar que habita otro vértice geodésico.
A partir de aquí comenzamos la parte más entretenida del recorrido, sin trazas de sendero, sin abandonar la parte alta de la cuerda y buscando los paso más cómodos sobre las rocas. Así entramos en los primeros bloques de las Morras del Poyo de Mágina o Piedras del Sol (2.026m). Para recorrer las morras nos decidimos por un pequeño cresteo, con pequeñas trepadas, por los bloques que perfilan el tajo que cae hacia el Gargantón.
Abandonamos la roca desnuda y recorremos la cuerda que nos une al último hito del día, el vértice del Cerro Lagunillas o Peña Grajera (rozando los dosmil).
Una vez en el vértice comprobamos el fin de la cordal, así que ahora nos toca el slalom de bajada, para enlazar con el carril que nos llevará de vuelta, alcanzándolo a la altura de la fuente del Caño del Aguadero. En el descenso iremos buscando pequeños senderillos que nos ayudarán a esquivar el denso matorral que puebla la ladera. En un punto, antes de alcanzar el barranco, nos topamos con el sendero que baja desde Miramundos, bastante marcado, y que nos facilitará la bajada. Perdemos altura lentamente, pasamos por un pequeño chozo y un abrevadero antes de situarnos junto el carril. Nos separa una valla, que sorteamos sin problemas.

Una vez pisamos el carril, viramos a la izquierda. La pista nos lleva directamente hasta el coche. Pero a pocos metros, en una bifurcación, nos desviamos unos metros por el de la derecha y vamos en busca de la fuente del Caño del Aguadero, donde nos refrescamos y reponemos fuerzas.

Para cerrar la circular, sólo tendremos que volver al carril principal y seguir en dirección al punto de partida. Un tramo necesario para enlazar con el punto de partida, a la altura de la cabecera del barranco del Arroyo del Perú, bajo los tajos del macizo de Mágina y los vecinos cerros Cárceles y Ponce.

Nos vemos en las montañas.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta