Tiempo  11 horas 11 minutos

Coordenadas 4244

Fecha de subida 1 de octubre de 2018

Fecha de realización septiembre 2018

-
-
3.128 m
1.830 m
0
5,6
11
22,29 km

Vista 283 veces, descargada 10 veces

cerca de Sierra Nevada, Andalucía (España)


 Exigente trazado circular que nos va a permitir recorrer en ascenso el Barranco del río Guarnón, desde la Hoya de la Mora. Nos aproximaremos por el Refugio San Francisco, el Barranco del arroyo de San Juan y el Morrón de Haza Mesa. Entramos al Barranco del río Guarnón por el Refugio Cortijo de Hornillos y la Acequia de la Mata_"Verea Loca".
Tras remontar el barranco, ascenderemos por el Veredón Superior desde el Corral del Veleta, cerrando la circular por la vereda de los Panderones.

 Como en tantas ocasiones, emprendemos la marcha desde el aparcamiento de Hoya de la Mora, aunque esta vez daremos la espalda a la sierra en dirección al Albergue Universitario para cambiar de rumbo sobre los Peñones de San Francisco.
Sobre la amplia ladera norte de los peñones, allí abajo, adivinamos la coqueta figura del Refugio Albergue de San Francisco, al que llegaremos tras un acusado descenso por la extinta rampa de lo que antaño fue una pista de esquí y remontes de hace ya unas décadas.



(Refugio Albergue San Francisco)



 Tras la visita de cortesía al pintoresco refugio, llega el momento de adentrarnos en el Barranco del San Juan, llevándonos una cómoda y panorámica vereda por las paredes occidentales del barranco hasta el mismo lecho del arroyo de San Juan.
Una vez pisamos sus frescas aguas, ascendemos por las rocas del barranco hasta la Cascada del arroyo San Juan.
 Ya en el flanco oriental del barranco, y con el Morrón de Haza Mesa_Puntal de Cazoletas en el punto de mira sobre la Loma del Lanchar, caminaremos cómodamente por la vereda de la Acequia de Hoyo Puente, dejándonos en el mismo collado de la loma.
 Corto trayecto nos separa de encumbrar el puntal, ganando las amplias vistas del Barranco del San Juan y la cuerda que asciende hasta el mismo pico Veleta.



(Vistas del Barranco del arroyo de San Juan, desde el Morrón de Haza Mesa)



 Volvemos al collado y seguimos la marcha en dirección al privilegiado Refugio Cortijo de Hornillos. Aunque avanzamos por una vereda más o menos clara, pronto perderemos la traza que llevamos, pasando a movernos por la ladera sin perder el sentido de la marcha. Tendremos que ir buscando el mejor descenso, entre matorral bajo y alguna rampa, para acabar sobre las instalaciones del refugio.
 Además de las panorámicas, nos sorprende el verdor que se mantiene en estas latitudes a pesar de encontrarnos inmersos en pleno otoño.



(Vistas a las nortes, desde el Refugio Cortijo del Hornillo)



 Tras la parada obligada en el espectacular enclave del cortijo, retomamos el camino hacia uno de los hitos de la ruta, la espectacular y sinuosa Acequia de la Mata (“Verea Loca”).
 Nos vamos a encontrar una acequia con tramos derrumbados, volados y expuestos, que sobrepasamos con la ayuda de cuerdas y cables instalados en los pasos más comprometidos.
 Aquí nos encontraremos los momentos más delicados de la jornada, no aptos para personas con vértigo y no habituadas a caminar por repisas expuestas a la caída sobre el barranco.



(Acequia de la Mata_Verea Loca)



 Vamos abandonando las paredes donde se agarra la acequia y el barranco se abre, alcanzando las cristalinas aguas del río Guarnón a la altura de las chorreras del arroyo de Despeñaperros.
 Pasamos a caminas por las entrañas del inmenso barranco, que remontaremos por ahora sobre una escueta traza de vereda pegados al cauce.



(Barranco del río Guarnón



 No tardará mucho en desaparecer nuestro camino, ascendiendo ahora a nuestro antojo, siempre atentos a las murallas de las trancadas que se irán presentando al frente, siempre bajo la mirada de los omnipresentes Cerro de los Machos y Veleta



(Río Guarnón en descenso por las trancadas)



 Durante el ascenso nos moveremos por unos metros al flanco izquierdo del río, según la marcha, volviendo de nuevo a su margen derecha para afrontar las imponentes trancadas bajo los Tajos del Campanario.
 Imponentes escalones que irrumpen en el barranco que acometeremos pegados los tajos y donde descubriremos los magníficos arroyos que se precipitan agitados por sus lajas hasta parar al lecho del barranco.



(Cerro de los Machos y Veleta, desde nuestro ascenso al Corral del Veleta)



 Superamos la última trancada y entre roca y verdes borreguiles completamos el ascenso del barranco hasta el Corral del Veleta.
Las rampas de ascenso se suavizan un poco, lo que nos da un respiro para alcanzar los persistentes neveros que se aferran a las paredes del corral, a la vez que nos movemos hacia la entrada al Veredón Superior bajo los verticales e imponente Tajos del Veleta.



(Corral del Veleta, desde la entrada al Veredón Superior)



 ültimo ascenso de la jornada, y que mejor que por el veredón, para completar las panorámicas del macizo nevadense a su salida, con la impronta del Veleta y el Cerro de los Machos, con sus respectivas y entretenidas aristas nortes.
 Sobre la primera línea, a medio camino, asoman Juego de Bolos y Puntal de la Caldera, completando la estampa de alta montaña las colosales siluetas de Alcazaba y Mulhacén.



(Arista norte de los Machos, Alcazaba y Mulhacén, desde la salida del Veredón Superior)



 Completamos el trazado con el trámite del descenso hacia Hoya de la Mora, dejando de lado las Posiciones del Veleta y optando por el descenso rápido por la vereda de los Panderones, que rápidamente nos acercan al punto de partida con las luces otoñales al atardecer.



(Virgen de las Nieves a nuestra vuelta a la Hoya de la Mora)



 Nos vemos en las montañas.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta