Tiempo en movimiento  11 horas 12 minutos

Tiempo  un día 6 horas 26 minutos

Coordenadas 6824

Fecha de subida 16 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
1.671 m
693 m
0
9,8
20
39,02 km

Vista 36 veces, descargada 1 veces

cerca de Santa Eulalia la Mayor, Aragón (España)

Situada en el Prepirineo, muy cerca de la ciudad de Huesca, encontramos la Sierra de Guara, un paraíso de los amantes del barranquismo que esconde preciosos senderos que poder recorrer perdiéndose entre su escarpada orografía.

La ruta la empezamos en el Embalse de Vadiello, una vez cruzamos la presa vamos avanzando por una pista en muy buen estado que nos hace ir ganando altura de forma muy suave.

Al rato nos encontramos con la capilla de la Cruz Cubierta, una de las tantas construcciones y ermitas que se encuentran en este pequeño rincón, existiendo una circular que las une todas ellas, aunque ese no será nuestro cometido para estos dos días de ruta.

Siguiendo la pista, tras un rato ya de ruta llegamos hasta el Alto de la Carrasca, donde nos encontramos con un cartel indicador que nos marca los senderos que se pueden tomar, todos menos el que cogeremos nosotros, que sale a nuestra derecha y que está marcado con hitos de piedra.

Este sendero va descendiendo bajo un bosque de encina y pino hasta vadear un pequeño arroyo, momento en el que empezamos a subir de nuevo.

Caminando por un bonito sendero llegamos hasta las ruinas de la Ermita de La Fabana.

De nuevo en ruta la vegetación del sendero se va tornando más frondosa conforme nos acercamos al cauce del Río Colcón hasta alcanzarlo, momento que iremos siguiendo paralelos a él ganando altura de forma muy paulatina hasta llegar a las gargantas que conforman su bonito barranco, el Barranco de los Valles.

Aquí entramos en una de las zonas más bonitas de toda la ruta, donde nos tocará remontar un barranco flanqueado por impresionantes y bonitas paredes calizas mientras sorteamos pequeñas cascadas siempre buscando el paso más seguro para no meter el pié en el agua y tener que hacer el resto de la ruta con la zapatilla empapada.

Una vez salimos de la garganta y la zona se abre aun tendremos que remontar el Colcón durante unos minutos más hasta llegar a un nuevo poste indicador.

Ahora nos toca avanzar por un sendero bastante vertical, el que por suerte está bastante bien protegido por un frondoso bosque que evita que el sol nos de de lleno y nos haga sudar aun más.

Tras un buen rato de subida llegamos hasta el Cuello de Lizana.

Ahora cogemos un sendero que transita por la vertiente oriental del Fragineto pero debemos estar atentos, ya que a nuestra izquierda aparecerá un hito de piedras que nos llevará hacia un descompuesto y vertical sendero por el que ahora nos tocará transitar.

Siguiendo las marcas azules vamos ganando metros mientras la vegetación va cambiando la arboleda por el sotobosque donde cada vez aflora más la caliza.

Ahora nos toca realizar una subida muy vertical donde nos tocará ayudarnos de las manos a algún punto.

Tras un rato llegamos por fin a un pequeño collado, donde empieza ya la cresta del Fragineto.

Este tramo de cresta se hace muy entretenido, teniendo que trepar y destrepar en diversas ocasiones por tramos bastante estrechos en algún punto, pero que no presentan ningún tipo de dificultad.

Después de pasar este tramo más rocoso la cresta se transforma en una loma más herbosa por la que iremos avanzando ya de forma muy cómoda hasta llegar a la propia cima del Fragineto.

Ya en la cima podemos contemplar una vistas impresionantes del Tozal de Guara así como de los valles que forman el río Calcón y el Guatizalema, y aunque con algo de calima que nos dificulta la visión, también divisamos gran parte del Pirineo Aragonés, destacando la zona de Ordesa y Monte Perdido.

Después de un rato andando por el cordal llegamos a un desvío a la derecha marcado por un gran hito en forma de flecha, pero nosotros avanzaremos unos metro más para llegar hasta la cima de la Punta del Corcurezo.

Tas la visita y después de desandar nuestros pasos, empezamos a descender por un sendero bastante vertical y bien protegido del sol que ya aprieta con ganas.

Enseguida llegamos al Collado de Preteñales, una amplia explanada herbosa donde concurren diferentes senderos, pero nosotros cogeremos el que va en dirección a Nocito, nuestro objetivo final del día.

Ahora transitamos por un bonito sendero que nos hace ganar desnivel de forma bastante rápida mientras se va encajonando entre espectaculares formaciones calizas hasta llegar al Collado de Chemelosas, donde volvemos a tomarnos un pequeño descanso.

De nuevo en marcha el sendero nos lleva en un primer momento siguiendo el cauce del Barranco de la Espátula hasta llegar a un cruce de caminos donde encontramos unas curiosas paletas de dirección talladas que nos dirigen hacia nuestro siguiente destino, el Barranco de la Pillera.

Ya en el Barranco de la Pillera el sendero pierde inclinación y se vuelve más amable, pero esto no quiere decir que se hayan acabado las dificultades, ya que ahora el camino nos obligará a vadear el mismo en más de una ocasión.

Tras un último vadeo enlazamos con una pista por la que nos tocará avanzar hasta un cruce, lugar también donde el Barranco de la Pillera vierte sus aguas en el Río Guatizalema.

Ahora nos toca remontar el río en dirección a Nocito por una pista, que en suave ascenso, nos dejará en la población.

Pero no es aquí donde tenemos el alojamiento, ya que ahora nos tocará ir siguiendo las marcas del GR-1 en un último esfuerzo de más de 150 metros de desnivel hasta llegar a la Ermita de San Úrbez, donde también encontramos el Refugio de San Úrbez, lugar donde dormiremos y donde antes de nada nos tomaremos una cerveza.

Ya al día siguiente toca volver a ponerse en marcha, ahora deshaciendo nuestros pasos por el GR-1 hasta llegar a la población de Nocito.

Nada más llegar, en lugar de bajar por la pista decidimos transitar por un sendero que va siguiendo el cauce del Río Guatizalma por un entorno mucho más húmedo y fresco.

Al poco rato enlazamos con la pista del día anterior hasta llegar al cruce del día anterior, que nosotros obviaremos para ir siguiendo el curso del río Guatizalema (Guad Ixalam en árabe, que significa río tranquilo) por el sendero recuperado de la Senda de los Carboneros, por donde transita una ruta de nueva creación, la ruta de la Hoya de Huesca, por lo que está bastante bien indicada.

Durante este primer tramo el sendero nos hace cruzar el río en varias ocasiones mientras va realizando un sube-baja rompepiernas que no para en ningún momento.

Tras varios vadeos, no será hasta realizar uno al margen orográfico izquierdo que el sendero se pondrá bastante empinado haciéndonos ganar muchos metros por la vertiente Occidental del Fragineto.

Después de un buen rato subiendo ahora toca bajar para ir a buscar de nuevo el cauce del río, justo a la altura del Proyectil, un bonito espolón que sobresale de la montaña de forma muy vertical y estética.

Ya de nuevo en el cauce nos tocará vadear el río por una zona donde tenemos dos opciones, o intentar cruzar saltando de roca en roca o ponerse las chanclas y refrescarse los pies.

Una vez cruzado toca volver a ganar altura de nuevo, aunque por ahora el sendero irá llaneando bastante hasta llegar a la última dificultad de la ruta.

Justo tras pasar por el punto más bajo y enganchado al Embalse de Vadiello, llegamos a una consecución de zetas que nos van a hacer ganar 200 metros de desnivel enseguida.

Ya arriba nos paramos unos minutos a recobrar aire y deleitarnos de las Canales del Fragineto.

Ahora nos toca ir perdiendo toda la altura ganada cruzando una serie de pedreras donde habrá que ir con cuidado de no resbalar y acabar nadando en el embalse.

De golpe vuelven a aparecer el conglomerado, señal de que nos estamos acercando al final de la ruta, pero nada más lejos de la realizad, ya que el sendero ahora va siguiendo el perímetro del embalse haciéndonos cruzar un barranco por un curioso puente.

Esto nos lleva directos a cruzar un puente y seguidamente varios túneles que tras pocos minutos nos llevarán directamente hasta el lugar donde dejamos los coches aparcados el día anterior.

A continuación os hago un pequeño resumen de los números de la ruta:

Tipo de ruta: Circular
Dificultad técnica: Media
Dificultad física: Difícil
Distancia: 39,02 Km
Punto más alto: 1.734 m
Punto más bajo: 760 m
Desnivel positivo: 1.890 m
Desnivel negativo: 1.890 m
Desnivel acumulado: 3.780 m
Cimas ascendidas: 2
Tiempo empleado: 1 día 6 horas 26 minuto
Tiempo en ruta: 15 horas 9 minutos
Tiempo en movimiento: 11 horas 12 minutos
Velocidad media: 2,58 Km/h
Ritmo: 23:15 min/Km

Podéis ver más detalles en la crónica de mi blog, en el enlace de abajo.

Ver más external

Cruz Cubierta
Desvío izquierda
Desvío derecha
Desvío izquierda
Ermita de La Fabana
Desvío izquierda
Desvío izquierda
Collado de Fragineto - 1.294 metros
Fragineto - 1.734 metros
Punta del Corcurezo - 1.666 metros
Collado de Preteñales - 1.559 metros
Collado de Chemelosas - 1.367
Desvío izquierda
Desvío izquierda
Desvío derecha
Peirón
Ermita de San Úrbez
Refugio de San Úrbez
Desvío recto
Desvío izquierda

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta