Tiempo  7 horas 50 minutos

Coordenadas 3355

Fecha de subida 16 de octubre de 2017

Fecha de realización octubre 2017

-
-
581 m
92 m
0
2,9
5,8
11,51 km

Vista 658 veces, descargada 22 veces

cerca de Morón de la Frontera, Andalucía (España)


 Pequeña travesía circular a la Sierra de Esparteros (Sierra de Morón) , islote calizo, fronterizo entre la Campiña sevillana y la Sierra Sur, espigado y herido de muerte a base de las insaciables canteras en su vertiente norte.
La idea, recorrer la dorsal completa de este a oeste, pasar por el vértice de la sierra (Montegil), crestear los picachos que perfilan su silueta, encumbrar el Cerro del Puntal y descender por su espinazo hasta la carretera, medio que utilizaremos para recuperar el coche.




 Iniciamos la marcha en la Ermita de Guadaira, en la carretera que va a Montellano, una vez sobrepasamos la planta de la cal. Aquí, junto al pinar y la ermita, emprendemos la marcha atacando el extremo oriental del monte.
Primero ascenderemos hacia las paredes de una exigua cantera, enlazando con una de la multitud de veredas que discurren paralelas a la dorsal bajo la pared.




 Vamos rodeando el extremo de la sierra hasta llegar a la vereda que sube desde la carretera de El Coronil y que se dibuja sobre la misma dorsal, ya con las ambiguas vista que nos acompañarán durante todo el recorrido por la parte alta.
A nuestra izquierda, la silueta de las sierras más cercanas, SIerra de Grazalema, Sierra de Líjar, el Cerro Malaver, el Peñón de Zaframagón, la Sierra del Tablón (Terril) y el Peñón de Algámitas. A nuestra derecha, las vastas llanadas de la Campiña sevillana, tierras de secano, rasuradas y preparadas para las primeras lluvias del otoño.




 Sobre vereda enfilamos el ascenso, junto a los restos de la Casilla del Pastor y acompañados por una mañana plomiza. Tras los restos de la casilla y sobre una bifurcación en el sendero, optamos por la subida directa sobre las primeros escollos rocosos de la dorsal. La senda que parte a la izquierda, más liviana, asciende igualmente para encontrarnos en la parte alta, a pocos metros del vértice geodésico.




 Completamos el ascenso al vértice de Sierra de Esparteros_Montegil, con la amplia panorámica sobre todo lo que nos rodea, el pueblo de Morón de la Frontera y la línea espigada de las sierra.




 Desde aquí, y con el morrón del Cerro del Puntal en el extremo opuesto serrano, dibujaremos la espina dorsal de Esparteros, sin abandonar la cresta, a pesar del trajín que tendremos entre matorral y lascas calizas. Sobrepasaremos, si no me equivoco, unos cuatro picachos, hasta alcanzar el collado sobre la cantera.
Aquí avanzaremos como nos parezca, ya que se pierde cualquier atisbo de senda o traza que recorra la parte alta, buscando caminar en lo posible, por los bloques calizos que destacan sobre el terreno.




&Desde el collado, y sobrepasada la valla que delimita la zona de seguridad por las voladuras de la cantera, un corto y entretenido ascenso nos permite abordar el cerro, dando por finalizado el cresteo, aunque nos queda el descenso hasta su base.




 Tenemos varias opciones para el descenso, pero para seguir con la tónica de la jornada, seguiremos por la dorsal occidental del cerro y cuando intuimos veredas que se acercan a la carretera, iremos bajando en dirección al asfalto hasta situarnos a su altura.
 Pegados a la carretera, o sobre ella, pasaremos junto a las canteras y el Museo de la Cal, atravesando en última instancia, el pinar de la ermita para dar por concluido el circuito serrano.




 AVISO: Nos topamos con cazadores en la travesía de la parte alta que nos invitaron "amablemente" a abandonar la sierra, alegando que toda la sierra es una FINCA PRIVADA y COTO DE CAZA durante todo el año. Extrañados, a a la altura que estábamos de ruta, completamos el recorrido como teníamos previsto sin ningún problema...y sin saltar NINGUNA VALLA en todo el recorrido.


Nos vemos en las montañas.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta