Tiempo  10 horas 50 minutos

Coordenadas 4501

Fecha de subida 10 de noviembre de 2018

Fecha de realización noviembre 2018

-
-
2.060 m
636 m
0
6,3
13
25,03 km

Vista 181 veces, descargada 7 veces

cerca de Canillas de Aceituno, Andalucía (España)


 Trazado circular que nos permite realizar la travesía al pico Tejeda (La Maroma, 2.068m) por su agreste vertiente sur desde Canillas de Aceituno. Para ello enlazaremos las sendas que suben desde Canillas y Sedella, además del sendero que recorre la cabecera del barranco del río Almanchares, la Proa del Barco y el barranco de Tejas Lisas.

 Comenzaremos nuestro amplio recorrido desde la entrada a Canillas de Aceituno, en el que nos adentraremos en busca de sus estrechas y empinadas callejuelas que nos dejan en la pista donde parte el sendero de la Casa de la Nieve.



(Dejamos atrás los tejados de Canillas de Aceituno)



 Metidos en la senda. ya en ascenso y vigilados por el Peñón Grande, remontamos la Loma del Albarcón hasta alcanzar la fuente y calera de la Rabita. Ganando altura progresivamente, sobre nuestro camino empezará a asomar la agreste silueta sur de La Maroma, con sus imponentes tajos adornados con las nubes que se anclan sobre ellos.



(Peñón Grande de Canillas, desde las proximidades de La Rábita)



 Cuando nos situamos sobre la loma, nuestras vistas dominan toda la vertiente sur de la sierra, así como la cabecera del río Almanchares y los barrancos que se precipitan desde los tajos. Bajo los tajos discurriremos en los próximos metros, con la idea de cruzar al otro lado del amplio barranco y la intención de enlazar con el sendero de subida a La Maroma desde Sedella, pudiendo así completar el recorrido circular que tenemos previsto.



(Cara sur de La Maroma y el Fuerte de Sedella, desde el sendero de la Casa de la Nieve)



 El sendero que pisamos nos lleva hacia el Collado de la Gitana, que pisaremos a la vuelta, pero nosotros estaremos atentos a una estrecha senda que se irá descolgando bajo los tajos hacia la cabecera del barranco. Camino estrecho, menos pisado, pero totalmente definido y cómodo para avanzar sin problema alguno.



(Atravesando los barrancos en la cabecera del Almanchares)



 Nuestro camino se irá contorneando por la ladera, cruzando los tres barrancos tributarios al Almanchares y tras el último, la senda vira en ascenso buscando la salida del barranco por la ladera oeste del Cerro del Fuerte, bastante tupida por matorral.
Traza estrecha que nos lleva primero hasta un collado, continuando luego hasta el Collado de la Monticara, pasando en nuestro camino junto a una fuente y pisando en el collado el inicio del sendero Sedella_La Maroma.



(Vistas sobre el barranco de Almanchares)



 Damos la espalda Sedella y comenzamos un nuevo ascenso, continuo y empinado a tramos, que nos llevará sin tregua hasta el mismo vértice. Magnífica y exigente subida la que se nos presenta, comenzando con el acceso al collado del Cerro del Fuerte, cuya cumbre dejamos de lado a escasos metros. Aquí, además de la cara sur de La Maroma, las vistas se extienden más al este, y podemos adivinar la canal del Tajo de los Volaeros que nos dará acceso a la alomada cima desde las Llanadas de Sedella.



(Sobre la senda Sedella_La Maroma, flanqueando el cerro del Fuerte de Sedella)



 Espectacular senda, que se dibuja delante de nosotros y a nuestras espaldas, que a base de amplias eses, gana la altura suficiente para situarnos a la entrada de la canal de los tajos.
Aquí el terreno está algo descompuesto y tendremos que superar un fuerte desnivel, pero nos permitirá en pocos minutos, situarnos sobre los espectaculares Tajos del Volaero, antesala del último y suave ascenso hasta el vértice.



(Completando el ascenso de la canal hasta los Tajos del Volaero)



 Ahora nos movemos por la amplia meseta de Sierra Tejeda en dirección al vértice de La Maroma (pico Tejeda), camino civilizado y siempre con ajetreo de senderistas.



(Mirada atrás, Tajos del Volaero, Cerros de la Chapa y Cascajares, Sierra Nevada al fondo)



 Visita de cortesía al monolito serrano, lugar obligado para la parada técnica.
 Reemprendemos la marcha, comenzando el cierre del trazado, descendiendo hasta enlazar de nuevo con el sendero de la Casa de la Nieve, por el que avanzaremos de vuelta.



(Llegando al vértice de La Maroma)



 A nuestro paso dejaremos de lado el barranco de Don Pedro y los Tajos del Púlpito, completando la primera parte de la senda, por la parte alta de la sierra, en el collado de la Proa del Barco.



(Senda de la Casa de la Nieve por el barranco de Don Pedro, hacia la Proa del Barco)



 Desde el collado de la Proa del Barco el descenso se acelera por las zetas de los Charcones hasta tocar el Barranco de Tejas Lisas, a escasos metros del Collado de la Gitana, momento en el que pero nosotros nos desviaremos por el sendero que desciende por el flanco del barranco



(Mirada atrás en el barranco de Tejas Lisas)



 La vereda desciende de mano del barranco por su flanco izquierdo, siempre a media altura, difusa en algunos puntos pero lo bastante clara para no perder el sentido de la marcha. Por unos instantes nos acercamos lo suficiente a su cauce para escuchar de cerca su murmullo, pero en ese momento el barranco se precipita entre angostas paredes y pierda altura brúscamente.
 Nuestra senda se dibuja ahora más clara con la intención de rodear la loma y caer en barranco del peñón, pasando junto a una calera y un depósito.
Sobrepasado el barranco enlazamos con el cómodo camino que rodea el Peñón Grande camino a Canillas de Aceituno, encontrando a nuestro paso el Mirador del Castillejo que domina buena parte del barranco de Tejas Lisas.



(Atardecer en la senda del barranco de Tejas Lisas)



 Con la oscura noche al acecho, tendremos que deshacernos de la pista forestal que rodea el Peñón Grande y descubrir el pueblo de Canillas iluminado, al que entraremos de vuelta por la zona del cementerio y bajaremos a la travesía donde tenemos el coche.



(Canillas de Aceituno)



Nos vemos en las montañas.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta