Tiempo  7 horas 3 minutos

Coordenadas 648

Fecha de subida 10 de febrero de 2019

Fecha de realización febrero 2019

-
-
1.446 m
1.091 m
0
3,3
6,7
13,31 km

Vista 69 veces, descargada 2 veces

cerca de Casas Nuevas, Murcia (España)

Completísimo recorrido por la parte alta de Sierra Espuña en pos de algunas sendas casi perdidas, hasta el punto de que varios trechos no solo no están marcados en los mapas, sino que ni siquiera pueden visualizarse en la imagen satélite del terreno.

Los tres tramos poco marcados y por los que yo no había transitado anteriormente son estos:
- el enlace entre los pozos de la nieve de Murcia y la senda que sube-baja del Collado Blanco al Llano de las tres carrascas y el Morrón de Alhama (del km 1,2 al 2,3);
- la senda que se desvía de esta última y, en vez de bajar hasta el collado Blanco, cae por la derecha hasta el lecho del valle de Leiva aproximadamente a la altura del refugio (del km 6,3 al 8);
- el camino abandonado que comunica el Manzanillo con el collado Mangueta (del km 11,5 al 12,9).

Varios de estos puntos ya los había unido anteriormente, pero monte a través buscando el mejor terreno. Ahora en este track todo discurre por senda, en algunos casos poco marcada, pero con paso y continuidad claros, algunos que otros hitos de piedras y por buen terreno.
Califico la ruta como difícil por la atención que hay que ir prestando a la senda algo desdibujada en diversos puntos y por una trepada que hay que hacer en el barranco de la Hoz. Pero para el senderista con experiencia no es difícil.

Desde el collado Mangueta, donde se encuentra el aparcamiento a mayor altura de la sierra, se va por camino a los pozos de Murcia y en el último pozo, en vez de girar a la izquierda por el barranco por el que discurre el PR-MU 57 para bajar al collado Blanco, se sigue de frente tomando el sendero marcado al comienzo en la tierra, y que enseguida trepa por terreno rocoso. Hay que ir atento a los hitos para no perderlo; a la media vuelta de la loma se disfruta de grandes vistas hacia el valle de Leiva, Pliego, Mula, la sierra de Ricote, etc.


Este enlace conecta con la senda que baja del Llano de las Tres Carrascas al Collado Blanco. Es opcional acercarse al Morrón de Alhama para hacer cumbre, como en este track, haciendo y deshaciendo el mismo camino. En cualquier caso, es una opción ideal para unir el collado Mangueta y los pozos de Murcia con el Morrón de Alhama todo por senda.

Al regreso de la cumbre, descendiendo hacia el collado Blanco, al llegar a un lugar muy ameno tapizado de verde y con un bosquete de recios pinos, en vez de girar a la izquierda para llegar al collado, se toma por la derecha hacia abajo, justo delante de un crestón, haciendo zigzag, con trozos de mampostería aún conservados sobre todo en las curvas, en lo que sería en su día una especie de senda del caracol bis, y luego más claramente al pasar bajo el crestón por el lateral ya sin pérdida con muchos tramos de mampostería en dos largas rectas, hasta conectar con la senda del PR-MU 57 que aquí recorre el lecho del valle de Leiva. Y por la que se termina de subir, ahora sí, hasta el collado Blanco.

De allí, pasando por la fuente Blanca, que han remozado con abrevaderos de obra, se llega a Prado Mayor, y en las casas del barranco por la izquierda se toma barranco de la Hoz arriba. Aquí es donde se encuentra la trepada con cable anclado a la roca, que con un poco de maña apenas reviste dificultad.

Se llega así al Manzanillo, un paraje rodeado de magia y misterio, un pequeño llano a las espaldas del morrón grande, a la sombra de su cara norte, un enclave estupendo lleno de paz donde quedan restos muy esparcidos de materiales de antiguas construcciones.

Las dos veces que yo había pasado anteriormente por allí, enlazando siempre monte a través con los pozos de Murcia o el collado Mangueta, me había preguntado por dónde iría el camino que necesariamente tuvo que existir entre este emplazamiento y el acceso por la parte superior, pues por la parte baja del barranco hay, como ya hemos dicho, pasos muy estrechos de roca que requieren incluso hacer trepada, y por ello el acceso a este paraje por ese lado desde Prado Mayor es impracticable como vía de transporte aceptable hasta un asentamiento humano como el que sin duda hubo aquí.
Pues bien: el track recorre en ascensión lo que queda de ese antiguo camino, que no sólo existió, sino que sigue estando ahí, eso sí medio cubierto de maleza y casi invisible en la vista satélite, aunque perfectamente transitable y totalmente cómodo, a pesar de algunas fuertes pendientes.



Distancia recorrida: 13,3 km
Altura Mínima: 1090 m
Altura Máxima: 1445 m
Ganancia Altitud: 700 m

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta