Tiempo  7 horas 44 minutos

Coordenadas 1387

Fecha de subida 13 de junio de 2016

Fecha de realización junio 2016

-
-
1.528 m
1.069 m
0
5,9
12
23,48 km

Vista 422 veces, descargada 24 veces

cerca de Trevélez, Andalucía (España)

Tiempo en movimiento: 6 h 17'.

Realicé el itinerario en sentido horario.

Aparcamos nuestro vehículo en los márgenes de la carretera una vez cruzado el Río Trevélez por un puente, ya abandonado previamente el pueblo.

Ya a pie cruzamos el asfalto y tomamos un sendero con señales del GR-7. Éste nos lleva a la Acequia de Cástaras, que vamos a acompañar durante unos 6'5 km por su senderín de servicio. Al principio éste es estrecho y, a veces, hay caídas de varios metros, así que es altamente recomendable mirar siempre dónde asentamos nuestros pies. La mayor parte del tiempo caminamos bajo sombra.

Cerca de una balsa nos desviamos de la acequia y descendemos hacia un carreterín, que cruzamos para tomar el PR- A 299, uno de tantos senderos arábigomedievales. El sendero serpentea para atravesar la angostura que el Río Trevélez ha forjado en ese punto. El paraje aquí es bastante hermoso.

Una vez cruzado el río por un puente el sendero se dirige a Busquístar, que alcanzamos sin ningún contratiempo y que cruzamos para abandonar, a la postre, anexos a su cementerio.

Estamos de nuevo en el GR-7, que volvemos a abandonar por una nueva acequia, la que va de Busquístar a Pórtugos y que nace río arriba.

De nuevo vamos a acompañar a la acequia por su senderín de servicio, estando éste más sucio en algunos tramos que el de la Acequia de Cástaras. El paso es, empero, poco complicado.

La acequia cruza por abajo la carretera que se dirige a Trevélez y, poco a poco, busca su nacimiento en el río, como expliqué arriba. Aquí he de hacer un obligado inciso: A partir de haber llegado al río mi tránsito fue por completo improvisado. Lo crucé varias veces con las botas puestas mojándome, por ende, éstas y mis pies. El cauce venía brioso y decidí no cruzarlo descalzo para obtener más agarre y seguridad. Ya casi al final descubrí una vereda de animales que seguí y que acabó en un carril que me condujo al pueblo. Si no deseáis pasar por él tendríais que cruzar el río por vez última.

Ruta ideal para realizar bajo los rigores del estío ¡Disfrutadla!

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta