Tiempo  4 horas 40 minutos

Coordenadas 1696

Fecha de subida 20 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
474 m
-8 m
0
2,4
4,9
9,8 km

Vista 214 veces, descargada 3 veces

cerca de Tarajalejo, Canarias (España)

Acceso.- Hemos llegado a Giniginamar por la carretera FV 2 posterior desvío por la FV 525, dejamos un vehículo junto a la playa. Con otro vehículo nos dirigimos a Tarajalejo por la carretera FV 2 al llegar al pueblo nos dirigimos hacia la plaza del pueblo, aparcamos y nos dirigimos a la calle Isidro Díaz, frente Restaurante Adeyu, punto de inicio de esta caminata.
Esta caminata discurre por el municipio de Tuineje (Fuerteventura). Este municipio está situado en el sureste de la isla de Fuerteventura, ocupa una extensión de 276 km ². Sus principales poblaciones son: Tuineje, Gran Tarajal, Tarajalejo, Tesejerague, Tiscamanita, Las Playitas , Tequital, Giniginámar y Las Casitas.
Cuenta con vestigios aborígenes en los yacimientos de Montaña de Tirba, las cuevas naturales de Risco Caido y las Paredejas, el Poblado de Gran Valle y los Grabados rupestres localizados en Vigán y Tenicosquey.
Actualmente, las principales actividades económicas desarrolladas son la ganadería, la agricultura (centrada en el cultivo del tomate y de la alfalfa), la pesca de bajura y el turismo, el cual se ha desarrollado en Las Playitas, Giniginámar y Tarajalejo.
Tuineje limita por el norte con el término de Antigua (a través del extenso Malpaís Grande) y al suroeste con el amplio municipio de Pájara, a través de una cadena de cumbres que desde el Morro Izcado al pie de Gran Montaña (708 metros de altura), se dirigen a Montaña Melindraga, para descender por el barranco de Tisajorey hasta la playa de Tarajalejo, al lado de la punta del Colorado. Conforma un cuadrilátero irregular, con el lado occidental más pequeño que el oriental y con todo el flanco norte, más extenso, coincidiendo con el Océano Atlántico, enfrentándose a la costa.
Entre el macizo de Betancuria y la costa se encuentra la tercera parte que configura el paisaje geomorfológico del municipio. Esta está ocupada por una serie de llanos tableros y pequeños lomos surcados por numerosos barranquillos (labrados hace años cuando llovía con más intensidad) que forman el conjunto las cabeceras de los barrancos de Ginigiámar, Tarajalejo y Tuineje-Gran Tarajal.
Finalmente, se encuentra la franja costera, perteneciente al macizo basáltico originado por las erupciones que tuvieron lugar durante el Mioceno (de 20 a 5 millones de años). Se caracteriza por estar ocupada por una serie de valles separados, por morros y cuchillos residuales perpendiculares a la costa, en donde ha intervenido la acción erosiva, al encontrarse notablemente labrados por la acción fluviotorrencial hace varios miles de años. La mayoría de los valles están abiertos hacia la llanura interior.
La costa del municipio es acantilada en su mayor parte, ya que se encuentran cantiles (relieves escalonados con marcada pendiente) mayores de 20 metros, a excepción de pequeñas playas y calas, que han sido resultado de la acción erosiva del agua que circula por los barrancos, así como de la acción morfogenética de las mareas. Esta última es también es producto de la actividad dinámica del oleaje y de los ascensos y descensos del nivel del mar (transgresiones y regresiones marinas), que han dado lugar a playas de arena negra (material basáltico). Una de esas playas es Gran Tarajal, cuyo foreshore (plataforma llana de la playa que solo se baña o humedece durante la pleamar) es muy extenso.
Finalmente, en la desembocadura de algunos barrancos existe un mayor predominio de materiales finos que se han vertido y sedimentado como resultado del arrastre de material en los cauces durante los períodos lluviosos.
En el municipio de Tuineje, como el resto de la isla, existen una serie de barrancos de laderas desnudas de vegetación y fuertemente erosionadas por la escorrentía hace ya muchos años, acumulándose en el fondo de los valles material de arrastre y relleno (acarreo y arena estratificada) a veces de hasta 10 metros de espesor. El material es de origen volcánico, de manera que resulta eminentemente permeable, por lo que la obtención de agua se convierte en una empresa complicada, motivo por el que se ha de recurrir a alternativas como la extracción de aguas subterráneas, el empleo de desaladoras o la fabricación de pozos y molinos que permitan la obtención de tan preciado recurso.
Tarajalejo se constituye como un ancho valle cubierto de palmeras y una extensa playa de fina arena negra resguardada del viento. Se trata de un pueblo de tradiciones marineras, que permaneció en lo desconocido hasta que su hermosa playa fue descubierta a finales de los años 60 por los amantes de la tranquilidad, el sol y sus remansas aguas cristalinas, junto a las cuales se han construido cómodas instalaciones turísticas.
Su playa, de fina arena negra, amplia, poco masificada, con algo más de un kilómetro de extensión es atractiva para la práctica de deportes náuticos. La rodea un hermoso paseo marítimo que la separa de los complejos turísticos, y tiene un pequeño muelle pesquero. Su gran seguridad la hace especialmente atractiva para la práctica de deportes náuticos. El Valle de Tarajalejo está constituido por elevaciones paralelas entre sí y perpendiculares a la costa que dan lugar a sendos valles, bellos parajes donde practicar senderismo como complemento a la playa. Desembocan en el litoral formando dos de las playas más importantes del municipio, la playa de Tarajalejo y la playa de Giniginamar. Posee gran interés biológico y ornitológico debido a la notable riqueza biológica que presenta su franja litoral.
Tarajalejo cuenta con una amplia oferta de ocio, excursiones (a pie, bici, motos, barco), acuario, karting, exposiciones de arte, buceo, pesca de recreo, etc.
Giniginámar. La tranquilidad que reina en este pueblo marinero, unido al encanto de sus gentes, hacen de Giniginámar uno de los destinos turísticos más apreciados por aquellos visitantes que deseen pasar unas vacaciones apacibles y en plena armonía con la naturaleza.
La belleza del entorno y su relativo alejamiento de las rutas principales hacen de su playa un lugar tranquilo con excelentes posibilidades para el descanso, la natación y la práctica de buceo. La bahía de Giniginámar se caracteriza por ser una zona protegida de alto interés biológico y en su trasplaya se encuentran palmeras, tarajales y un matorral abierto de matamoros.
Este pueblo volcado hacia la mar rinde devoción a la virgen del Carmen en su pequeña iglesia de decoración marinera.
Los datos generales del municipio has sido extraídos de:
http://www.gevic.net/info/contenidos/mostrar_contenidos.php?idcomarca=-1&idcon=2071&idcap=277&idcat=71
https://www.tuineje.es/turismo/rutas/tarajalejo/
https://www.tuineje.es/turismo/rutas/giniginamar/

Nuestra caminata es un recorrido campo a través en su mayor parte, discurre en un tramo ascendente desde la playa de Tarajalejo, continuando por la divisoria de la Cuenca de Tarajalejo que culmina en el Pico del Caracol (467 m) o Atalaya del Caracol y un tramo descendente por la divisoria de la Cuenca Giniginámar hasta la playa de Giniginamar.
- Cuenca de Tarajalejo: Tiene colectores en la división central de la isla, en el Alto de los Garañones, Cuchillo de los Pasos y Filo de Tejeda. Los colectores se separan en dos grupos por el Cuchillo del Paso y filo del Cuchillo Negro. Al Este recibe el barranco de los Corrales, que se une por Tesejerague; al Oeste, los barrancos de Montaña Hendida y de los Tanque que se unen con otros para formar el barranco de la Rosa y se unen al barranco de la Palma, que recoge aguas del Este.
Cuenca de Giniginámar: Estrecha y larga, recibe colectores a 14 kms de su desembocadura: Barranco de la Cencerrita y Morro de la Fuente que se unen en el Barranco de los Adejes al que se une el Barranco del Cortijo. De Montaña de Tirba baja el Barranco de Violante, que desagua en el anterior.
El Pico del Caracol forma el vértice desde donde parte las cordadas montañosas que separan las cuencas descritas, formando una excepción a los valles abiertos que dominan este municipio. Entre ambas divisorias se forman los barrancos de Marquina Yosa, el Barranco del Caracol y otros menores que confluyen es estos. La cima del pico constituye una atalaya con vistas panorámicas muy amplias del municipio. Destacan hacia el este el Risco Las Colinas y Alto de Vachuelo Largo, hacia el norte la Montaña de Tirba y por el oeste La Montaña de Cardón.
Al salir del pueblo de Tarajalejo, subimos al morro del Colorado y tomamos la dirección de la divisoria, encontramos un tramo de pista que presta servicio a unas antenas y una desviación hacia la playa de Marquina Yosa, después de la antena durante unos 1,7 k el camino continúa un tramo más definido, a partir de ahí es totalmente campo a través. La mayor dificultad nos la presenta rodear la Atalaya de Marquina Yosa (301 m). Tramo con ladera pendiente y muchas piedras sueltas, requiere precaución este tramo. Se puede intentar por varios sitios. Salvado este paso el camino no presenta mayores dificultades. Próximos a la cima encontramos rocas con líquenes y algunos matos de verodes.
El territorio que recorremos presenta una gran aridez, con escasa cobertura vegetal con matorral de aulagas y podemos encontrar también las Camelleras, Gamonillas finas, Patas, Tabaco Moro, Aulagas, Barrillas, Matos, Árbol de la seda (Calotropis procera, planta no nativa que se ha introducido procedente de África), dentro de los barrancos de Tarajalejo y de Giniginamar pueden verse palmeras y tarajales, etc.
En la cima de la Atalaya del Caracol hay varios montículos de piedras. Iniciamos el descenso por la divisoria de Giniginamar hasta la Punta del Morrete. Allí enlazamos un camino que baja la ladera hasta la playa que recorremos hasta la altura de la ermita del Carmen donde finalizamos la caminata.
En esta zona es posible avistar algún ejemplar de Guirre majorero, (Neoprhon percnopterus majorensis). Se trata de la subespecie canaria del ‘’’alimoche común’’’, única ave rapaz carroñera que se encuentra en las islas. Es de gran tamaño y color crema, en el pasado se distribuía por todas las islas del Archipiélago pero actualmente quedan pocos ejemplares que habitan en Fuerteventura y Lanzarote. Está considerada en peligro crítico de extinción. El plumaje del cuerpo es de color blanco hueso y la cabeza y la garganta, donde no tiene plumas, son más oscuras, de color amarillento. Pueden avistarse también cuervos y gaviotas.

Puntos en el camino.-
WP 01 Inicio. Empezamos a caminar en la calle Isidro Díaz, frente Restaurante Adeyu.
WP 02 Giro a la derecha por Calle Cabrera Martín y después por Calle Bajamar.
WP 03 Dejamos la Calle Bajamar y giramos a la derecha por escaleras.
WP 04 Vistas panorámicas de la playa.
WP 05 Giro a la izquierda.
WP 06 Giro a la izquierda.
WP 07 Bifurcación. Seguir de frente.
WP 08 Bifurcación seguir de frente. A la izquierda la pista baja al pueblo.
WP 09 Antenas, seguir de frente.
WP 10 Acaba senda, seguir campo a través.
WP 11 Morrete, lo rodeamos hacia la derecha. A continuación debemos rodear la cima de la Atalaya de Marquina Yosa por su cara oeste. Puede haber varias alternativas.
WP 12 Giro a la derecha, subir a la Atalaya.
WP 13 Atalaya Marquina Yosa. (301 m)
WP 14 Formación rocosa con líquenes y algunos verodes.
WP 15 Pico del Caracol. Vértice geodésico.
WP 16 Risco Partido.
WP 17 Nos desviamos por el Lomo de la izquierda.
WP 18 Rincón del Jablito.
WP 19 Nos desviamos por el lomo de la izquierda.
WP 20 Morro de Giniginamar.
WP 21 Cruzamos valla.
WP 22 Punta del Morrete.
WP 23 Acaba ladera, seguimos por la playa.
WP 24 Plaza del Carmen. Final.

En total hemos caminado 9,8 km a una media en movimiento de 3,2 km/h. Ascenso total 638 m, descenso total 661m. Grado de dificultad DIFÍCIL. La dificultad vine en especial por el tramo que rodea la Atalaya de Marquina Yosa, el resto de campo a través no ofrece problemas de consideración. Esta caminata tiene la opción de hacerla circular, el tramo que falta enlaza por la costa véase https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/tuineje-caminata-por-la-costa-entre-tarajalejo-y-giniginamar-33890613
Inicio. Empezamos a caminar en la calle Isidro Díaz, frente Restaurante Adeyu.
Bifurcación seguir de frente. A la izquierda la pista baja al pueblo.
Morrete, lo rodeamos hacia la derecha. A continuación debemos rodear la cima de la Atalaya de Marquina Yosa por su cara oeste. Puede haber varias alternativas.
Atalaya Marquina Yosa. (301 m)
Formación rocosa con líquenes y algunos verodes.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta