Tiempo  4 horas un minuto

Coordenadas 1679

Fecha de subida 22 de septiembre de 2013

Fecha de realización septiembre 2013

-
-
130 m
1 m
0
4,0
8,0
16,0 km

Vista 3974 veces, descargada 107 veces

cerca de Andra Mari, País Vasco (España)

Este fin de semana cambiamos la montaña por la costa, y aprovechando nuestro viaje mensual a Bilbao emprendemos una ruta senderista clásica para todo buen getxotarra (o bilbaíno) que se precie: de Algorta a Plentzia, recorriendo las playas más representativas de este trocito de costa bizkaina.
Salimos del Molino de Aixerrota, con buenas vistas sobre la playa de Arrigunaga y el puerto de Santurce, y tras recorrer todo el morro de La Galea, que está fantásticamente acondicionado para los paseantes, con senderos bien separados del carril bici, enfilamos ya los acantilados que van a ser el paisaje fundamental de esta ruta.
Bordeamos el campo de golf y la cala del cargadero de La Galea y ya enseguida tenemos la vista completa de la costa que vamos a recorrer, con todos sus entrantes hasta la embocadura de la bahía de Gorliz.
La primera etapa es la playa de Gorrondatxe (Azkorri) con sus arenas negras y las rocas de escoria del Alto Horno solidificada, que le da ese aspeco un poco "marciano"; además, con la curiosidad de ser una playa con hierba verde, cosas de Euskadi.
De aqui subimos al acantilado de La Salvaje, donde ya están los parapentistas preparándose para saltar y podemos apreciar la maravilla de esta playa, enorme en marea baja. La mañana va despejandose de nuebes y el reclamo de las buenas olas atrae a un buen puñado de surfistas.
bajamos del acantilado y cruzamos la playa de Sopelana, desde Arrietara hasta Atxabiribil, donde podemos apreciar, detrás del Peñón, las caprichosas formas de los estratos plegados y luego erosionados por la acción del mar que en estas bajamares se muestran en todo su esplendor.
Este punto es la mitad del camino, la más transitada y acondicionada, y desde aquí comenzamos ya a recorrer los acantilados por senderos embarrados y campas. Pasamos la cala de Meñakoz, y nos dirigimos al acantilado de Barrika, en donde apreciaremos su playa, que se esconde totalmente en la pleamar y ahora se muestra en su totalidad.
rodeando el promontorio vemos la impresionante bahía de Gorliz, con su forma de media luna y justo debajo de nosotros, la cala de Muriola, la playa de Barrika-la Cantera, que tan buenos recuerdos nos trae.
El último tramo es el menos agradable, ya que por problemas de acceso a los senderos y unas urbanizaciones ilegales que se han hecho recientemente, tenemos que bajar hasta la ría de Plentzia por la carretera, aunque por una buena acera, pero demasiado cerca del tráfico. El recorrido de la ría por su margen izquierda hasta el puente, esa pasarela tan moderna, se hace por una acera elevada de madera, que está muy bien acondicionada. Una vez pasada la ría, sólo nos queda recorrer el paseo hasta el puerto, donde damos por finalizada la ruta, tras 16 Km de paseo y unas vistas fantásticas. Con unos vinos y una ración de rabas, recuperamos fuerzas.
La vuelta la hacemos en el metro, cómodamente, hasta la estación de Bidezabal, en Getxo, donde recuperamos la furgoneta y ponemos rumbo a Bilbao.
Una mañana estupenda, y una ruta muy recomendable, que se puede hacer en etapas, porque están perfectamente comunicadas todas las localidades con autobús o metro.

21/09/2013 11:03 am
21/09/2013 11:11 am
21/09/2013 11:31 am
21/09/2013 11:42 am
21/09/2013 12:01 pm
21/09/2013 12:39 pm
21/09/2013 1:11 pm

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta