Tiempo  5 horas 26 minutos

Coordenadas 672

Fecha de subida 7 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
824 m
486 m
0
2,2
4,5
8,99 km

Vista 17 veces, descargada 1 veces

cerca de Beizama, País Vasco (España)

Recorrido en bucle, en el sentido de las agujas del reloj, con ascenso a estas cimas del cordal de Urraki, que enlaza los macizos de Hernio y Murumendi. En la parte superior de estos montes se localizan numerosos prados separados por antiguos muros de piedras, rematados a veces con alambradas, que dificultan e incomodan el avance, especialmente en la ruta de ascenso a Urraki.

Desde la despejada cumbre de Illaun se tienen unas espléndidas vistas sobre los valles y montes de Gipuzkoa, ya que nos encontramos en el centro geográfico de este territorio. En cambio, la visibilidad no es buena desde la cima de Urraki, al estar cubierta por un bosque de alerces.

Iniciamos la marcha en Beizama, junto a la iglesia de San Pedro, a la entrada del pueblo según se sube de Nuarbe. Hay espacios habilitados para dejar el coche en línea, a ambos lados de la estrecha carretera. Tras rebasar la plaza con el área de juegos infantiles, al llegar al costado del edificio del Ayuntamiento, giramos a la izquierda, cruzando la carretera, para ascender con fuerte pendiente (N) por una pista de hormigón. Un poco más arriba, el firme pasa a ser de tierra, llegando enseguida a un pequeño y antiguo lavadero, encajado bajo un arco de piedra (unos 6 minutos desde la iglesia).

El camino describe más adelante una pronunciada curva a la derecha y nos eleva hasta un caserío. Aquí nos desviamos a la izquierda, por un pista de hierba que asciende con acusada pendiente entre manzanos (N, luego NW). Cuando la pista llega a su fin, subimos hasta los últimos árboles para cruzar una pequeña puerta metálica y salir de la plantación. Superando a continuación (N) un corto tramo de hierbas altas que ocultan la senda, accedemos a una buena pista en el punto en que ésta hace una curva a la izquierda. Sin hacer caso de la curva, continuamos por otro ramal que sigue de frente (N), en ascenso, hasta alcanzar un alto sobre el collado de Etarte, que queda un poco más abajo a nuestra izquierda, al pie de la cima de Garrintza.

Nuestro camino se introduce en el bosque (alerces, fresnos...) y prosigue a media ladera (NE, luego N) sin variar apenas de nivel. Más adelante sale a zona despejada, con buenas vistas hacia el macizo de Izarraitz. Cuando la pista vuelve a entrar en el bosque (alerces), aparece a la derecha una bifurcación por la que continuamos la ruta (SE). Unos 3 minutos después, dejamos la traza principal para seguir a la izquierda (E) una difusa senda que, en otros 3 minutos, nos saca del bosque a una extensa campa en pendiente, tras cruzar una puerta.

Avanzamos por la campa (E, finalmente NE) por una débil traza de senda, hasta encontrar un buen camino de hierba que se mantiene a nivel. No lo tenemos en cuenta y nos limitamos a cruzarlo, continuando el ascenso por terreno herboso. Pronto vemos a nuestra izquierda un muro de piedras que nos servirá de referencia durante un buen trecho (E, enseguida SE). En un punto determinado, tenemos que perder algo de altura y luego evitar una zona rocosa y arbolada, dirigiéndonos hacia la izquierda, más cerca del muro. Más arriba, finalmente, debemos cruzar el muro de piedras y continuar pegados al mismo por el otro lado.

Poco después, cruzamos otro par de pequeños muros con alambres y giramos a la derecha para salir a la última campa y enfilar por ésta (SSW) hacia la cumbre. Nada más entrar en el bosque de alerces (otro muro), encontramos el buzón de Urraki. A unos 70 metros al sur, en el límite superior de un prado, junto al borde del bosque, se localiza el mojón geodésico de la cima (825 metros de altitud). El bosque que rodea la campa impide las vistas del entorno. Solamente hacia el suroeste se divisa la silueta de Izazpi.

Una pequeña senda, con mejor traza que la de subida, nos baja sin problemas por el bosque (S, enseguida SSE) hasta un paso de alambrada que facilita el acceso a un antiguo camino. Siguiendo éste a la derecha unos pocos metros, accedemos al collado Loistizabal, donde se localiza un cruce de caminos (unos 15 minutos desde la cima de Urraki). Dejando para la vuelta los ramales que van al frente y a la derecha, continuamos por el de la izquierda (E, enseguida SE), que aparece balizado con marcas de pintura rojas y blancas del GR-34 ("Donostia-Arantzazu"). Este camino flanquea el monte Illaun por su vertiente oriental y se dirige al puerto de Santa Ageda.

Debemos estar atentos para localizar el punto en que debemos salir por la derecha del camino balizado, cuando llevamos andando unos 15 minutos desde el collado. Entramos así en zona de campa, por la que remontamos (W) sin senda y con acusada pendiente, hasta alcanzar la cruz que corona la cumbre de Illaun (826 metros). Como ya hemos indicado, la vista se extiende en todas las direcciones, con el pueblo de Beizama a nuestros pies.

Descendemos con fuerte pendiente por la ladera herbosa (SW), con débil traza de senda, al collado Arrasate, que separa Illaun de Beleku. Hay que localizar el mejor paso en la alambrada para salir al camino que discurre por el collado. Este camino, por la derecha (NW, enseguida N), pasa poco después junto a una borda y nos conduce sin problemas (N) al collado Loistizabal (unos 15 minutos desde el collado Arrasate). Aquí tomamos el claro camino que desciende por la izquierda (W). Más abajo, al llegar ante una puerta, sin cruzarla, nos desviamos a la izquierda, descendiendo (S) al cercano depósito de agua, desde donde, en dos minutos, bajamos a la ermita de San Lorentzo, tras cruzar una gran puerta metálica.

Hasta la ermita de San Lorentzo llega una pista asfaltada que tiene su origen en la carretera que sube de Beizama al puerto de Santa Ageda, en un punto distante unos 600 metros de Beizama. Descendemos por esta pista asfaltada unos 10 ó 12 minutos, hasta llegar a la altura de un caserío donde sale a la derecha una pista de hormigón, en cuyo inicio vemos un pabellón de ganado. Con el fin de evitar andar por la carretera y quizá acortar un poco la ruta, decidimos desviarnos por esta pista de hormigón, que nos lleva en 6 minutos al primer caserío por el que hemos pasado a la ida. Del caserío retornamos por el pequeño lavadero al punto de partida en otros 7 u 8 minutos.

Tiempos netos de marcha a ritmo tranquilo: de Beizama (iglesia) al alto sobre el collado de Etarte: 30 minutos. De dicho alto a la cima de Urraki: 1 hora 5 minutos. De la cima de Urraki a la cima de Illaun: 45 minutos. Vuelta de la cima de Illaun a Beizama (iglesia): 1 hora. En total, 3 horas 20 minutos.

Desnivel total aproximado: unos 450 metros.
02-JUN-19 10:31:47
02-JUN-19 10:37:52
02-JUN-19 10:50:15
02-JUN-19 11:03:43
02-JUN-19 11:08:52
02-JUN-19 11:28:51
02-JUN-19 11:47:59
02-JUN-19 12:07:01
02-JUN-19 12:22:17
02-JUN-19 12:47:28
02-JUN-19 13:05:44
02-JUN-19 13:23:57
02-JUN-19 14:52:39
02-JUN-19 15:08:04
02-JUN-19 15:19:56
02-JUN-19 15:41:08

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta