-
-
1.512 m
865 m
0
5,6
11
22,21 km

Vista 4933 veces, descargada 158 veces

cerca de Riego de Ambros, Castilla y León (España)

En una mañana fría, con nubes y claros, siete compañeros: Marisol, Dina, Miguel López, Manuel, Modesto, Miguel de la Cal y quien os comenta; realizamos esta preciosa ruta por el Valle de Las Tejedas. Este valle es un maravilloso y gran bosque de robles, acebos… que en otoño se visten de variopintos colores, regalándonos un camino alfombrado con hojarasca multicolor. A través de sus veredas encontramos: arroyos, pequeñas cascadas, molinos y lugares encantadores con conexión (en el segundo tramo, desde Manjarín a El Acebo) al Camino de Santiago Francés.

El Camino jacobeo aporta una extraordinaria riqueza cultural, artística y paisajística. En la actualidad, se encuentra bien documentado y dotado de señalización e infraestructuras adecuadas. A lo largo de su recorrido, recibe a los peregrinos que transitan por otras rutas jacobeas procedentes de cualquier parte de España (Wikipedia).

Partimos desde la salida del pueblo de Riego de Ambrós –viniendo desde Molinaseca–. A unos 700 m aparcamos los coches al borde de la carretera, a la izquierda, en una explanada donde se encuentran dos edificaciones: 1) depósito de agua de Riego de Ambrós pintado de blanco al igual que el poste de electricidad. 2) caseta de color marrón. Si miramos el edificio de frente podemos ver que a la derecha parte un camino en ligero descenso, al seguirlo nos adentramos en este gran valle.

Pronto nos topamos con el Arroyo de Las Tejedas, que cruzaríamos en varias ocasiones pisando sobre sus piedras (poco caudal) o utilizando precarios puentes de troncos. Enseguida hallamos el primer molino (a la izquierda): molino de Senán –en ruinas y casi cubierto–. Durante la mayor parte del trayecto llevaríamos el arroyo a nuestra derecha.

Siguiendo con nuestra ruta encontramos un segundo molino: molino de la Llera (a la derecha). A continuación, nos desviamos a la izquierda y, en el siguiente cruce de caminos, donde había postes de la Mirada Circular, seguimos rectos por el camino principal. Más adelante, volvimos a hacer lo mismo en un segundo cruce, continuando siempre con el arroyo a nuestra derecha.

Durante el recorrido, encontramos varios lugares en los que hay troncos dispuestos sobre el arroyo para poder cruzarlo, aunque su estado es precario. En aquel momento no cruzamos, continuamos por la senda hasta la orilla, donde hayamos una retención de agua que producía una pequeña cascada. Allí comenzó una bonita senda que nos condujo a un tercer molino en la orilla opuesta, casi oculto por la vegetación, y desde éste al que fue el pequeño poblado de Las Tejedas. Situado al borde mismo del arroyo, hoy en día las casas (todas de piedra) se encuentran en ruinas y abandonas, excepto una de ellas que han reconstruido y que parece habitada. En el pueblo también había un sencillo puentecillo de tablas y otro de troncos para cruzar a la orilla opuesta, donde se puede observar una casa que conserva las “grichandas” o escalones laterales que suben por los extremos del tejado, así como un original retrete, al estilo de las casetas instaladas en las playas para cambiarse, con lona de franjas verticales azules y blancas.

Al final del pueblo parte un camino a la izquierda (casa reconstruida), que sube hacia Paradasolana. Yo estuve a punto de seguirlo y equivocarme porque llevaba dos tracks (uno desde el inicio de la ruta a Paradasolana y otro desde Las Tejedas a Manjarín). Afortunadamente rectifique rápido y guié al grupo por el segundo camino. Asimismo, Miguel López también se había percatado del error al consultar el libro “El Bierzo. 50 rutas a pie” del autor Alberto Álvarez Ruiz.

Continuamos de frente siguiendo el arroyo, cuyas márgenes están pobladas de robles de troncos revestidos de verde musgo debido a la humedad existente, dándoles un aspecto precioso y mágico. Después nos adentramos en un sugestivo, atrayente y recóndito desfiladero que suscitó admiración y emoción al mismo tiempo por su belleza. Plasmamos constantemente el lugar en preciosas instantáneas fotográficas.

Proseguimos la marcha por dicha senda en suave pero continuo ascenso. Nos detuvimos en un curioso hito de piedra en el que pudimos ver grabado “MP 60”. Avanzamos por la orilla del arroyo para cruzar el Reguero de la Mula y, al poco tiempo, vadear el Arroyo Mompodre. Más adelante llegamos a una pasarela formada por tres troncos sobre el Arroyo de las Mafallas (no recomiendo pasar por ellos debido a su mal estado, se puede cruzar sobre las piedras). Enfrente había un molino. A partir de ese lugar comienza una fuerte subida, durante la misma encontramos, en primer lugar, una pequeña cascada y luego llegamos a Manjarín 1 y 2. En el punto “waypoint 2”, que está al borde de la carretera, hallamos una especie de refugio para peregrinos en un estado descuidado y regentado (según parece) por gente errante. Allí, a modo de panel, había unas tablas de colores donde pudimos leer las distancias, entre otras, a: Santiago 222 km, Jerusalén, Roma, Finisterre… Además, llamó poderosamente nuestra atención una bandera española, una cruz blanca, algunas imágenes de santos entre los cuales se encuentra una talla de madera de “Saint Jacques”, etc.

Desde allí continuamos por un camino que había de frente, pasando al lado de una cabaña con techo de chapa metálica de color azul para llegar a una pradería con vacas y, desde ésta, ascender un fácil y corto camino-cortafuegos para llegar a la entrada de un pinar, en donde nos detuvimos para comer sobre las 13:45 horas, con una temperatura de 8.7º C y habiendo recorrido 12.5 km. Durante la comida pudimos disfrutar de la vista sobre Manjarín, la pradería y los montes de los alrededores.

Reemprendimos la marcha descendiendo por un corto cortafuegos, que se veía claramente y que nos conduciría a la carretera. La seguimos unos escasos 350 metros para encontrarnos con unas señales que nos guiaron hacia el Camino de Santiago Francés (donde siempre se encuentran peregrinos), y por el que caminamos hasta El Acebo durante bastante tiempo. Fuimos paralelos a la carretera pasando, en primer término, cercanos a unas instalaciones militares situadas en un montículo (Peña Llabaya); destacaba una torreta de comunicaciones que bordeamos por la base del montículo. Después vimos, a nuestra derecha y algo alejado, el vértice geodésico Cerezales. Lo dejamos atrás siguiendo por un sendero estrecho entre retamas y arbustos a ambos lados. La vegetación no nos impidió caminar aunque tuvimos que transitar de uno en uno. Poco a poco, nos fuimos alejando de la carretera (en su arcén vimos varias cruces metálicas). Como esta era la zona de mayor altitud pudimos observar, a lo lejos, la central térmica de Cubillos y parte de la ciudad de Ponferrada. El Camino de Santiago se fue haciendo más ancho a la vez que descendía y presentaba bastantes piedras sueltas debido al lavado de la tierra por las lluvias.

El caso es que llegamos a las puertas de El Acebo de San Miguel, donde encontramos un refugio de peregrinos. El Acebo es un pueblo tradicional, bien restaurado y cuidado, dedicado mayoritariamente al sector de los servicios: turismo rural, bares, tiendas, pensiones,… Al final del mismo hay una pequeña ermita, cuya entrada cuenta con un monumento dedicado al peregrino ciclista: sobre una roca se puede observar una bicicleta y, sobre ella, una cruz y la tradicional calabaza.

A partir de esta ermita, no llevábamos ningún track para acabar la ruta. Teníamos dos opciones: seguir por la carretera hasta los coches (algo más de 3 km) o seguir un camino-sendero que había visto en los mapas de Sigpac. Elegimos esta última opción y, en la ermita, giramos a la izquierda. Comenzamos el descenso por un camino entre robles pero, llegados a un punto, nos desviamos a la derecha para pasar el Reguero de las Presas y, a continuación, llegar a un prado en el que se perdía el sendero. De este modo, caminamos campo a través entre retamas (escobas) y matorral (ver waypoint). Hecho que dificultó la marcha durante un rato hasta que salimos de nuevo a un camino, una campa en un montículo, un nuevo sendero, otra vez camino y, finalmente, cuando ya divisábamos los coches, nos desviamos a la derecha y marchamos de nuevo campo a través (escaso matorral bajo) durante unos 200 m. Cruzamos la carretera y llegamos a la explanada donde habíamos dejado los coches.

Como de costumbre, nos cambiamos de ropa y calzado y decidimos parar en Molinaseca a tomar algo en el bar Pepe, donde celebramos la exitosa ruta tomando unas consumiciones.

Magnífica ruta de una gran belleza, con un valle excepcional sumido en el silencio de un amplio bosque de robles centenarios que se extiende en ambas laderas sobre el Arroyo de Las Tejedas.

Francamente, os recomiendo esta ruta. No os arrepentiréis nunca de realizarla en cualquier época del año.

Que la disfrutéis a través de los cinco sentidos y transitéis con deleite este ¡¡Buen camino!! en plena comunión con la naturaleza.

Hasta encontrarnos de nuevo. Chao.

Datos del GPS

General

VALLE de LAS TEJADAS (RIEGO de AMBRÓS-LAS TEJEDAS-MANJARÍN-EL ACEBO-RIEGO de AMBRÓS) 17-11-13.

Nombre de la salida: Depósito de Aguas de Riego de Ambrós.

Comentarios del Track:

Fecha y Hora
Día 17-11-2013
Hora de salida 09:04:23
Hora de llegada: 16:26:21
Duración 07:21:58
Tiempo parado 01:39:27
Tiempo en movimiento 05:42:31

Distancias
Distancia proyectada 22.21 km
Distancia con alturas 22.41 km (real 23.3 km)

Alturas
Track con alturas (3D):Sí
Altura Máxima 1512 m
Altura Mínima: 865 m
Altura de la salida: 978 m
Altura de la llegada: 972 m
Ganancia desde la salida 533 m
Desnivel salida-llegada -6 m
Desnivel máximo 647 m
Ascen.acum. 719 m
Desc.acum. 721 m
Max. Velocidad Vertical: 2385 m/h
Min. Velocidad Vertical: -6120 m/h
Max Pendiente 24.8 %
Min Pendiente -20.5 %

Velocidades
Velocidad media 3 km/h
parquing

DEPÓSITO de AGUA de RIEGO de AMBRÓS

árbol

BOSQUE de ROBLE

Ruinas

MOLINO de SENÉN

Río

ARROYO de las TEJEDAS

Ruinas

MOLINO de la LLERA

Intersección

DESVÍO IZQUIERDA

M CIRCULA DCHA
Waypoint

RECTO

Waypoint

RECTO

Río

PRESA-SENDA

Ruinas

MOLINO

Puente

LAS TEJEDAS

Waypoint

DESFILADERO

Río

REGUERO de la MULA

Río

VADEO ARROYO MONPODRE

Ruinas

PASARELA Y MOLINO

Cascada

CASCADA

refugio

MANJARÍN 1

refugio

MANJARIN 2

Waypoint

CORTAFUEGOS

Waypoint

CARRETERA

Waypoint

CAMINO de SANTIAGO

Waypoint

TORRETA PEÑA LLABAYA

Waypoint

VÉRTICE GEODÉSICO CEREZALES

VERTICE
Waypoint

CAMINO de SANTIAGO

refugio

EL ACEBO de SAN MIGUEL

Intersección

DESVÍO DERECHA

Waypoint

MONTE-VEGETACIÓN

Waypoint

CAMINO

Waypoint

CAMPA

Intersección

DESVÍO DERECHA

2 comentarios

  • Foto de Loky69

    Loky69 16-sep-2016

    Se puede hacer en bicicleta???

  • Foto de mazaira

    mazaira 20-sep-2016

    Hola Loky69, siento no haber podido contestarte antes.

    La ruta como ves es de hace casi tres años, y lo que recuerdo es que en principio se va por camino, aunque después hay que cruzar varias veces el arroyo de Las Tejedas (supongo que en estas fechas con escaso caudal) así como por puentecillos poco fiables y continuar por sendas muy estrechas sobre el arroyo, que hoy en día pueden estar cubiertas de matorral, y la subida a Manjarín será incierta y dificultosa. A partir de dicho pueblo se enlaza con el Camino de Santiago Francés pasando por El Acebo y llegando a Riego de Ambrós, siendo esta segunda parte ciclable 100 por 100.

    Me gustaría sacarte de dudas siendo más concreto, pero es todo lo que recuerdo.

    Te deseo suerte en tu aventura.

    Un cordial saludo.

Si quieres, puedes o esta ruta