Coordenadas 336

Fecha de subida 21 de mayo de 2018

-
-
1.150 m
652 m
0
3,5
6,9
13,88 km

Vista 451 veces, descargada 42 veces

cerca de Vallibona, Valencia (España)

Ruta por los frondosos bosques del término de Vallibona y Morella haciendo una circular enteramente por el GR-7 que va y viene hasta el collado donde se encuentra el Peiró Trencat.
En el mismo núcleo de Vallibona (665 m.) ya encontramos postes con indicadores de todas las posibles rutas del GR-7. Nosotros elegimos la circular hacia el Peiró Trencat.
Salimos del pueblo hacia el río y enseguida encontramos un poste del GR-7 que marca el inicio de la ruta circular. Tomamos el ramal de la derecha que comienza por una estrecha senda sobre el río.
A los pocos cientos de metros llegamos a la pequeña capilla de Santa Águeda (690 m.) y continuamos recto hasta que llegamos a cruzar el río Sèrvol (680 m.) que en el día de hoy llevaba un escaso caudal pero no siempre es así.
En la margen contraria vemos las marcas rojas/blancas y continuamos subiendo sin demasiada pendiente entre un espeso bosque de encinas, pinos y robles. Pasamos junto a la Font del Bassiet, cruzamos otro pequeño barranco (gran encina) y llegamos a una zona elevada más despejada (940 m.) junto al Mas de Jovani.
Seguimos ahora atentos las marcas del GR-7 entre un bosque con grandes enebros paralelos a un muro que se sitúa a la izquierda (hay que estar atentos en este tramo) y enlazamos con una pista. Siempre sin dejar de seguir las marcas llegaremos a una zona de prados (1.040 m.) y conectaremos con otra pista que ya no abandonaremos hasta llegar al collado donde se encuentra el Peiró Trencat (1.114 m.) que marca el punto más alejado del recorrido. Junto a la pista hay una balsa antes de llegar al collado.
En el mismo Peiró Trencat giraremos a la izquierda y seguiremos las marcas por una suave pendiente entre enebros y erizos en una zona de páramo que transcurre junto a un muro de piedra a la izquierda. Llega un momento en que atravesamos ese muro y continuamos en suave ascenso hasta el punto más alto de la ruta (1.150 m.).
Enseguida nos adentramos en un espeso robledal que atravesamos ya en leve descenso y llegamos a una pista donde nos encontramos un gran pino en forma de candelabro (1.050 m.) y continuamos bajando por senda hasta llegar al Mas del Cap de la Umbria (930 m.) pasando anteriormente junto al majestuoso Pí Gros, un magnífico ejemplar de pino negral rodeado de abundantes acebos.
Bajamos ahora por camino hormigonado hasta llegar a la carretera (870 m.) la cual cruzamos en perpendicular y seguimos la bajada junto al barranco de la Pausana siempre siguiendo las marcas rojas y blancas del GR-7. Por cómoda senda y luego un assagador de ganado llegamos de nuevo a la carretera (675 m.) la cual continuamos unos cientos de metros a la derecha hasta entrar de nuevo en Vallibona para completar la ruta circular.
En resumen, una espectacular ruta no muy transitada y bien marcada por unos parajes frondosos de bosques de pinos, encinas, robles, enebros, acebos, tilos, arces....propios de las zonas más húmedas y altas de la provincia que en la época otoñal debe ser una delicia para la vista. Agua encontramos en un par de fuentes junto a la senda pero por ser una zona de mucha ganadería no recomendaría yo su consumo. Preferible llevar agua propia en abundancia. La mayoría de la ruta, quitando de un par de tramos más despejados, transcurre por frescas sombras y páramos altos por lo cual tampoco se debe hacer dura en verano. En invierno puede ser heladora, sobre todo si sopla el viento por la zona del Peiró Trencat.
La ruta está subida a mano por problemas de saltos en el GPS del móvil pero es muy fácil de seguir.
Núcleo rural de Vallibona (665 m.), perteneciente a la comarca de Els Ports. punto de partida de numerosas excursiones el cual es cruzado por el sendero GR-7.
Punto en el cual el GR-7 se desvía a derecha (camino por el que sigue esta ruta) o hacia la izquierda (por donde regresaremos) para completar la circular hasta el paraje del Peiró Trencat que marca el punto más lejano del recorrido.
Pequeña capilla junto a la senda en la ladera de la montaña que cae al río.
Punto en el que el GR-7 cruza el cauce del río Sèrvol o de les Corces. Dependiendo del caudal habrá que tomar precauciones. En la margen contraria hay que estar atentos a las marcas rojas y blancas.
Trazado del GR-7 que se va internando en el bosque y va ascendiendo a veces por tramos de pista.
El GR-7 cruza un barranco seco en el día de hoy pero que en época de lluvias puede llevar caudal. Nada más cruzarlo hay una gran encina.
Se llega a un terreno más despejado donde se ve a la derecha un gran campo de cultivo con una masía al fondo. El GR-7 continúa recto bajo un muro.
La senda transcurre por un claro bosque de grandes enebros teniendo un muro a la izquierda. Atentos a las marcas porque no están muy claras. Al final se llega a una pista.
Zona con unos prados a la izquierda y un bosque de robles de fondo que se cruza a la vuelta. Enseguida se llega a otra pista.
La ruta circula ahora por un camino que va ganando altura poco a poco y llega a una balsa. Grandes vistas a la derecha hacia el valle del río Sèrvol.
Pequeña capilla encima de una plataforma visible desde lejos (1.114 m.) que se sitúa en lo alto de un collado que nos permite vistas hacia Morella en la lejanía. la ruta continúa hacia la izquierda remontando una suave ladera entre enebros y erizos.
Zona despejada por la que transcurre la ruta con amplias vistas. Un muro sigue la ruta por la izquierda hasta que lo atravesamos siguiendo las marcas rojas y blancas.
Punto donde se cruza el muro. A partir de aquí, hasta el robledal, hay que continuar siguiendo las marcas estando atentos y en ligera subida.
Frondoso bosque de robles que la senda cruza en su totalidad.
Pequeña fuente junto a la senda bajo un cortado a la derecha.
Gran pino en forma de candelabro junto a la senda
El trazado continúa por senda en bajada.
Gran pino negral con un grueso y recto tronco. Zona de abundancia de acebos.
Punto en el que el GR-7 cruza la carretera que baja desde el puerto de Querol hacia Vallibona y por la que anteriormente hemos accedido al pueblo.
La senda continúa bajando hacia el pueblo junto a un barranco que hay que cruzar. En época de lluvias puede llevar agua.
Para llegar a Vallibona el recorrido transcurre unos cientos de metros por la carretera accediendo al pueblo por la parte baja y completando la circular.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta