Tiempo en movimiento  una hora 43 minutos

Tiempo  5 horas 24 minutos

Coordenadas 970

Fecha de subida 16 de junio de 2018

Fecha de realización junio 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.388 m
1.221 m
0
1,4
2,8
5,59 km

Vista 801 veces, descargada 33 veces

cerca de Valverde de los Arroyos, Castilla-La Mancha (España)

Hoy toca disfrutar del frescor que da el agua porque el calor comienza a apretar. Para ello vamos a la sierra norte de Guadalajara hasta Valverde de los Arroyos para admirar las Chorreras de Despeñalagua. El camino oficial para llegar hasta ella es un camino sin ninguna dificultad, poco más que un paseo. Está además bastante lleno de gente un sábado de buen tiempo como este, así que decidimos improvisar un poco. Vamos a intentar llegar llegar a las chorreras buscando una ruta alternativa que nos lleve a lo largo del propio arroyo, buscando un camino con más vegetación y tener el agua siempre a mano.

A pesar de la corta distancia a recorrer, hemos puesto más dificultad a la ruta porque sobre todo el último tercio antes de llegar a la chorrera no tiene prácticamente ningún camino trazado. A veces se atisba un sendero difuso a lo largo del margen del río y poco más. Otras veces ni eso. Hay que cruzar el río varias veces, lo que puede ser más o menos difícil en función del caudal que lleve, y hay que trepar por las piedras en algunos sitios. En general hay que ir buscando la mejor ruta dentro de que en muchos lugares no hay ninguna clara a seguir.

Eso sí, creemos que la diferencia de paisaje y los rincones que vas encontrando por el camino amortizan con mucho la dificultad que se pueda encontrar.

Comenzamos desde Valverde tomando una senda que sale desde la Calle Erandon, y que inicialmente pasa por unas cabañas que pueden alquilarse para estancias en el pueblo. Este primer tramo de sendero es muy sencillo y no tiene pérdida. El camino está flanqueado por robles melojos y se dispone de bastante sombra. En un punto es posible ver colmenas de abejas en función de la época del año y de lo frondosa que esté la vegetación.

Al poco rato llegamos al primer punto de interés, el Batán del Chortalón. En este lugar se puede llegar fácilmente hasta el mismo sitio donde se unen dos arroyos y se forma una pequeña cascada, la primera de la ruta. Si es época, es muy fácil ver gran cantidad de setas a partir aquí en adelante a lo largo de todo el camino.

Retomamos camino hasta llegar a una pequeña represa con un merendero. Aquí aprovechamos para refrescarnos un poco los pies. El agua está helada pero vale la pena disfrutar un poco de este lugar. Al final pasamos un buen rato aquí haciendo fotos y disfrutando del frescor.

A partir de aquí, ya no hay un trazado claro la mayor parte del tiempo. De entrada sale una estrecha senda justo tras el merendero, pero después hay que ir abriéndose camino. Puedes seguir el track para ver por dónde fuimos trazando nosotros, pero es posible que haya otras alternativas diferentes en varios puntos de la ruta.

Al poco de abandonar el merendero nos encontramos con dos peñascos que encajonan el cauce del arroyo casi por completo. Tras éstos se abre una pequeña pradera fluvial cubierta de hierba y diáfana de plantas de mayor tamaño. Es de esos sitios en los que que dan ganas de tumbarte y no levantarte nunca. En los peñascos hay un par de grutas poco profundas donde los helechos han crecido aprovechando la umbría y la humedad.

Seguimos el trazado del arroyo, encontrando cada poco pequeñas cascadas y viéndonos obligados a cruzarlo cada poco. A resaltar un lugar en el que el arroyo tiene aspecto de haber sido encauzado con paredes de piedra levantadas en los márgenes, y en el cual parece formar una escalera con el agua bajando poco a poco escalón a escalón.

En otros puntos de la ruta hay que salvar varios lugares en que hay un salto con una altura mayor y en el que por lo tanto nos encontramos con una pared de piedra que nos cierra el camino. En estos lugares, rodeamos la pared buscando un sitio por el que poder trepar y así ir ganando poco a poco altura en el valle.

En un punto determinado encontramos un salto un poco más grande de unos tres metros quizá, y decidimos aquí alejarnos un poco del margen del río y subir por las cornisas que forman la ladera al sur del arroyo. Desde estos sitios más altos y ya con menos vegetación, podemos disfrutar de la primera vista de las chorreras. Salvando las cornisas de piedra que se van cruzando en nuestro camino llegamos finalmente hasta el remanso que hay justo debajo de las chorreras y finalmente alcanzamos nuestro destino, con unos cuantos arañazos por la maleza, pero muy satisfechos por los pequeños rincones que hemos podido ir encontrando por el camino.

Para la vuelta, decidimos tomar el camino habitual de vuelta a Valverde porque es un poco tarde para repetir el mismo camino.

En resumen, una ruta corta pero con momentos intensos, llena de pequeños lugares de los que disfrutar y alejada de las aglomeraciones que te encuentras en el camino principal. No hemos visto que haya trazada una ruta así antes en Wikiloc, así que esperamos que la disfrutéis tanto como nosotros.

Si te sabe a poco, dar una vuelta por el propio pueblo vale la pena, y muy cercanos tienes otros pueblos de la arquitectura negra. Nosotros completamos el día visitando la pequeña ciudad encantada de Tamajón.
Puente

Puente

Pequeño puente de madera que nos permite salvar el caudal.
Intersección

A la derecha

Tomamos la indicación que dice "Paraje Natural".
Ruinas

El Batán del Chortalón

Primer punto de interés de la ruta. Se pueden ver los restos de una edificación baja de piedra. Se puede acceder al mismo margen del río desde donde se puede ver el encuentro de un pequeño afluente que llega desde el sur, y algunos pequeños saltos de agua.
Río

Arroyo

A lo largo del recorrido cruzaremos varios pequeños afluentes que se incorporan al arroyo principal. Este es uno de ellos. En general pueden salvarse sin ningún problema.
Intersección

A la derecha

Tomamos de nuevo la indicación "Paraje Natural".
Lago

Represa - Fin del camino trazado

En esta pequeña represa es posible refrescarse. El agua está muy fría, lo que es de agradecer si hace un día muy caluroso. Hay un merendero con mesas y asientos de piedra. Aquí acaba el tramo con camino trazado.
Cascada

Cascada

A partir de aquí iremos encontrando pequeños saltos de agua cada poco. Este es uno de ellos.
Cueva

Pradera fluvial y grutas con helechos

Aquí hay una pequeña pradera de hierba encajonada entre dos grandes peñascos. En los peñascos hay pequeñas grutas donde han crecido helechos aprovechando la umbría y la humedad.
Cascada

Escalera de agua

En este punto el arroyo parece haber sido encauzado artificialmente entre paredes construidas con piedras. El agua baja sorteando pequeños escalones lo que da la apariencia de formar una escalera.
Cascada

Cascada

Esta cascada es un poco mayor que las que hemos encontrado hasta ahora. Nos obliga a dejar el cauce del río y subir un poco por la ladera sur del valle buscando ya las Chorreras.
panoramica

Primera vista de las chorreras

Desde este punto más alto en la ladera del valle visualizamos por primera vez las chorreras, así como una vista del valle que hemos ido siguiendo.
Cascada

Chorreras de Despeñalagua

El destino de la ruta. A partir de este punto volvemos por el camino oficial. Si tienes tiempo y te animas, puedes desandar el camino que has traído hasta este punto.

1 comentario

Si quieres, puedes o esta ruta