Tiempo  8 horas 43 minutos

Coordenadas 924

Fecha de subida 13 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
3.396 m
2.163 m
0
4,9
9,7
19,41 km

Vista 33 veces, descargada 1 veces

cerca de Sierra Nevada, Andalucía (España)

El pico Veleta de 3.398 metros de altura, es el segundo pico más alto de Sierra Nevada y el cuarto de España tras los picos Teide (Tenerife), Mulhacén (Granada) y Aneto (Aragón). Su nombre proviene de la palabra árabe balata, que significa 'cortado, tajo, balate' y hace referencia a los vertiginosos tajos que perfilan sus caras norte, este y sur, algunos de los cuales se aproximan a los 500 metros de desnivel. La subida desde la Hoya de la Mora (2.500 metros) es la subida que se realiza normalmente para alcanzar este pico. El acceso con el coche es fácil, encontrando carteles antes de Pradollano que nos indicarán cómo llegar. Una vez llegado podremos dejar el coche en el aparcamiento. Desde aquí tendremos próximos el albergue Universitario y el albergue de Inturjoven, así como muchos hoteles y apartamentos si bajamos a Pradollano.
Los meses de verano existe un minibús que hace el recorrido desde el albergue Universitario hasta las Posiciones del Veleta, y que pertenece al Servicio de Interpretación de Altas Cumbres (Vertiente Norte) del Ministerio de Medio Ambiente. Es recomendable reservar ya que no existen muchas plazas y suele llenarse en las horas puntas. Se puede obtener más información llamando directamente a la empresa de autobuses en el móvil 671564407.

https://youtu.be/kl63_lppHGI



El espectáculo visual (y sonoro) de la primavera en Sierra Nevada tiene en las cascadas que se producen con el deshielo uno de los mayores exponentes. Hay multitud de parajes que nos ofrecen estos saltos naturales de agua. Junto al de las Chorreras Negras, que recoge el desagüe de Laguna Hondera, en Siete Lagunas, (bajo la cumbre del Mulhacén), y los afamados de Los Lavaderos de la Reina, (en el circo glaciar más oriental, bajo el Puntal de Covatillas), el de las Chorreras del Molinillo, en el nacimiento del río Dílar, es uno de los más apreciados entre los montañeros y senderistas.

El río Dílar nace a 3.000 metros de altitud en el paraje conocido como los Lagunillos de la Virgen que recogen el agua proveniente de los Tajos de la Virgen y la suman a la que recoge la Laguna de las Yeguas. En la cabecera de este río, se forman las Chorreras del Molinillo, una gran cascada de casi 100 metros de desnivel, un enorme y constante chorro de agua cayendo por una altura equivalente a un edificio de 25 pisos.



https://youtu.be/edK2ZEYTRuk








FICHA DE LA RUTA:



Hora Inicio: 06/08/2019 07:56
Hora Fin: 06/08/2019 16:40
Distancia recorrida: 19,4 km (08:43)
Tiempo en movimiento: 05:56
Velocidad media: 2,22 km/h
Vel. en Mov.: 3,27 km/h
Velocidad Máxima: 6,66 km/h
Altura Mínima: 2163 m
Altura Máxima: 3395 m
Velocidad Ascenso: 391,9 m/h
Velocidad Descenso: -317,9 m/h
Ganancia Altitud: 1524 m
Pérdida Altitud: -1525 m
Tiempo Ascenso: 03:53
Tiempo Descenso: 04:47



DESCRIPCION DE LA RUTA:




Desde que comenzamos la ruta podemos observar nuestro destino, por lo que no es difícil orientarse. Desde aquí hasta la cumbre existe una carretera cortada al tráfico que nos podrá ayudar en caso de pérdida, aunque no muy recomendable seguirla desde el comienzo ya que realiza numerosos zig-zags. En caso de no existir nieve podremos observar perfectamente el camino de subida que va atravesando todos los zig-zags de la carretera. Para comenzar nos dirigiremos en dirección a la "Virgen de las Nieves", que podremos pasar junto a ella o dejarla a nuestra izquierda o derecha, para no tener que subir a donde se encuentra. Unos metros más adelante, saldremos a una curva de la carretera donde observaremos los primeros carteles con la señalización de la pistas de esquí. En este punto, si estamos realizando la ruta en verano, observaremos tres senderos diferentes que suben, todos terminarán en las "Posiciones del Veleta", por lo que no os preocupéis. Nos iremos acercando a lo que se conoce como las "Posiciones del Veleta", donde comenzaremos a ver más cerca la cara norte del Veleta y donde comenzaremos a bordear la cumbre para hacer la ascensión desde el lado derecho. En esa última curva de la carretera es donde nos dejaría el autobús en los meses de verano. A partir de este punto cruzaremos en varias ocasiones las pistas de esquí y los remontes, si estamos realizando una subida invernal, por lo que tendremos que extremar la precaución en esos puntos y estar pendientes de los esquiadores que puedan bajar por las mismas. Nosotros nos acercamos a las posiciones del Veleta ,pues en un principio íbamos a realizar una ruta diferente, pero se complico la cosa al no llevar equipo de invierno, lo dejamos en el coche pensando que no haría falta, tremendo error, la montaña es un ser vivo que cambia continuamente, aunque lleváramos referencias de guías de montaña que nos dijeron que no íbamos a necesitar nada de este equipamiento. En realidad no vimos un paso limpio para acceder al Corral del Veleta. Por lo tanto continuamos bordeando este último tramo que no es la ruta habitual que sigue casi todo el mundo; pero a nosotros nos parece mucho más bonita por las vistas y algo más corta aunque algo más empinada. Y tras un largo y continuo ascenso llegamos a la cumbre o vértice geodésico del Pico Veleta; junto a él nos encontramos una edificación que es el antiguo Laboratorio de Física que data del 1961. Las vistas desde la cima son inmejorables que vamos a contar, es todo un espectáculo. Después de un avituallamiento y un merecido descanso nos tomamos un tiempo para decidir nuestro siguiente paso, pues lo que teníamos preparado ya no nos sirve.





Después de realizar un breve descanso continuamos marcha en descenso hacia el "Collado de la Carihuela o Carrigüela del Veleta", auténtica puerta de la Alpujarra. En el mismo collado se encuentra permanentemente abierto el "Refugio-vivac La Carihuela", en su interior hay una mesa grande con bancos corridos y unas grandes literas para pernoctar. Desde el refugio tenemos buenas vistas; por un lado destacamos los picos del Veleta, Alcazaba y Mulhacén; los tres grandes de Sierra Nevada; por otro lado destacan el pico del Caballo, el tres mil más occidental de la sierra, así como la cordal de la Sierra de Tejeda y Almijara, donde destaca el pico de la Maroma. Después de un merecido descanso, continuamos marcha hacia las "Lagunillas de la Virgen". Para ello, realizaremos una pronunciada bajada por un zigzagueante y pedregosos sendero que esta bien indicado y es fácil de identificar. Conforme vamos bajando de vez en cuando volvemos la vista atrás para observar la gran majestuosidad de los "Tajos de la Virgen".
Una vez ya en la primera de las 5 láminas de aguas que forman los "Lagunillos de la Virgen". Se trata de un conjunto de lagunillos situados a 2.938 metros. bajo la cara Norte de los "Tajos de la Virgen" , en la cabecera del río Dílar. El deshielo ha ido conformando diferentes estanques de agua, con praderas de un verde primoroso repletas de plantas y flores endémicas de los Borreguiles. Todavía algunos neveros sobreviven a las temperaturas estivales, y poco a poco van vertiendo su agua conformando el nacimiento del río Dílar. Aquí hicimos un buen alto en el camino pues no deseábamos abandonar este lugar pues esta en unas condiciones admirables el lugar y nos costo un buen rato ponernos de nuevo en marcha.





Continuamos el camino pasando por el paraje conocido como "El Panderón" para llegar a la "Laguna de las Yeguas", laguna de origen artificial se la conoce también con el nombre de "Laguna de Dílar". En el año 1976 y posteriormente en el 1993 se realizaron diferentes obras para encauzar las aguas y formar un pequeño embalse, que es como los encontramos actualmente, y que sirve para abastecer a la Estación de Esquí Sierra Nevada, junto a otras dos lagunas artificiales que sen han creado bajo de la “Estación de Borreguiles”. Tras los citados trabajos hacen de la "Laguna de las Yeguas" la que mayor cantidad de agua puede embalsar, hasta una capacidad de 32.000 metros cuadrados. Hay una leyenda del lugar que relatamos a continuación.

LEYENDA LAGUNA DE LAS YEGUAS:

Hay que remontarse mucho tiempo atrás, cuando en una época de deshielo de la sierra granadina un pastor se encontraba alimentando a su ganado cerca de una laguna. Mientras los animales pastaban, el hombre descansaba bajo un árbol, disfrutando del paisaje y la paz de las montañas. Hubo un momento en que su calma quedó perturbada al escuchar una voz, pero no era una voz cualquiera. Aquellas palabras parecían salir de un ente diabólico, que clamaba ser liberado de su cautiverio, allá donde estuviese encerrado. Y no fue lo único que se oyó: una segunda voz le respondía que a causa de su maldad aún tenía que permanecer encerrado por algún tiempo más.
Acto seguido aparecieron dos hombres, ataviados con sendos ropajes de magos, y lanzaron una red a la laguna al tiempo que clamaban extrañas oraciones. Sacaron del agua una yegua blanca, pero no parecían satisfechos con el resultado. Volvieron a lanzar la red, apresando esta vez una hermosa yegua azul, pero tampoco en esta ocasión se mostraron conformes. Al hacer un tercer intento, el color del animal que salió de la laguna fue de tonalidades negras. Los dos supuestos magos, indignados, recogieron su red y se marcharon del lugar, dejando allí a las desorientadas yeguas.
Antes de que el desorientado pastor saliese de su asombro, volvió a pasar algo que le dejó anonadado. Un silbido muy fuerte, procedente de las profundidades de aquella laguna, hizo que las yeguas se adentrasen en las aguas volviendo al lugar al que pertenecían. Dice la tradición que los magos buscaban un caballo rojo que se ocultaba en la laguna. Aquel que lo posea tendrá poder absoluto. Pero claro, en lugar de eso, habían sacado al exterior tres yeguas de diferentes colores que de nada servían. Así que debieron aplazar la búsqueda durante un año, porque sólo se puede lanzar tres veces la red después de cada deshielo.





Como ya hemos decidido hacer algo nuevo nos dejamos llevar y en el cruce que nos llevaría al observatorio astronómico vamos a coger el camino que hay justo debajo y continuándolo proseguiremos y tras pasar la primera curva observamos al fondo, entre borreguiles llenos de caballos y vacas nuestro siguiente objetivo, las Chorreras del Molinillo. Estas van a ser fáciles de alcanzar pues aunque en algunos lugares el sendero no es definido y solo existe la traza echa por los animales es fácil de orientarse. Un poco más adelante tenemos a nuestra vista en la distancia la impresionante vista de las Chorreras del Molinillo, imagen que se hará más espectacular conforme nos acerquemos. Podremos bajar a su base y subir después por una pequeña senda a la parte superior, pero en nuestro caso esto lo que nos haria dar la vuelta de nuevo, por lo tanto nos contentamos con disfrutar de este maravilloso expectaculo desde el sendero que traíamos al otro lado del margen del rio. Seguiremos por el sendero que llevamos ahora un poco mas marcado, sortearemos unos cuantos barrancos, todos ellos pequeños y algunos que otros borreguiles hasta pasar por el ruinoso Cortijo de la Trancada de los Alacranes que dejamos atrás. Tras subir un pequeño repecho llegamos a un cruce donde salen dos senderos y ennel que tomaremos a la derecha, hay que tener especial cuidado porque apenas se divisa esta sendero al estar poco definido y algo cubierto de vegetación, conforme se avanza se define algo mas. Este sendero hace una gran curva y al llegar a ella veremos a nuestro frente Pradollano y un poco mas arriba nuestro destino en la Hoya de la Mora. Solo nos quedara llegar a las pistas de la estación de sky y estas nos conducirán hasta nuestro destino.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta