Tiempo  5 horas 26 minutos

Coordenadas 1417

Fecha de subida 24 de febrero de 2018

Fecha de realización febrero 2018

-
-
19 m
-7 m
0
3,9
7,8
15,64 km

Vista 390 veces, descargada 21 veces

cerca de Casa Ale, Valencia (España)

Ruta circular por el Parque Natural de la Albufera, fácil, bonita y muy llana.
Estas rutas por dentro del parque las solemos repetir varias veces al año, cada vez por motivos distintos y cada vez son distintos los paisajes que encontramos dependiendo de la época del año.
En esta ocasión a la visión de los campos encharcados de agua le hemos querido añadir la visión de las aves migratorias, que en esta época del año acuden a la marjal, unas para pasar el invierno y otras como descanso de un viaje más largo. Esto no ha sido posible porque algunos campos ya no tenían agua y solamente quedaban algunas bandadas de patos, garzas, cormoranes y autóctonas, pero no el gran espectáculo de las grandes bandadas, cuando levantan el vuelo y pasan como una gran nube por arriba de nuestras cabezas. La colonia de cormoranes que hace años era invernante, ahora se ha quedado permanente y va en aumento, de tal forma, que representa un peligro para la pesca de especies autóctonas como la Llisa y la anguila, ya que un cormoran puede ingerir un kilo de pescado al día. La comunidad de pescadores ha organizado alguna batida de caza para regular el equilibrio de especies.
Hemos salido del Port de Sollana para llegar hasta el Palmar y volver, pasando por el vértice geodésico Baldoví, bordeando varias de las séquias que conducen el agua hacia la Albufera. Casi todo el recorrido le hemos hecho por caminos de tierra, que cada vez lo tenemos más difícil de encontrarlos. Es conveniente levar GPS para seguir esta ruta
Para llegar al punto de partida hemos salido desde Sollana por el camino de la Albufera, que pasa por el cementerio y siguiendo este camino nos lleva al mismo Port (39° 18' 22.3" -0° 21' 33.0".
El Port de Sollana es un pequeño embarcadero que está en la séquia del Fiscal Vell, muy cerca de la Albufera, solamente le separa el último tramo de la séquia y aunque de dimensiones reducidas es muy pintoresco, con un pequeño edificio, unas barcas y rodeado de agua por todas partes, donde se refleja el colorido de sus barcas.
Salimos caminando en dirección norte, junto al Tancat de Milia, donde hay instalado un Filtro Verde, que es un sistema de depuración de aguas natural antes de verter el agua de las acequias en la Albufera y llegamos en unos metros a la misma Albufera.
En la misma orilla de la Albufera han instalado un mirador construido con material reciclado de plásticos, de dos pisos de altura, desde donde se observa unas panorámicas impresionantes de toda la Albufera y la marjal. Si es posible, no hay que perderse el amanecer desde este mirador.
Tenemos que regresar nuevamente al port, porque para entrar en el Tancat de Milia hay que solicitar visita y nosotros no lo hemos hecho.
Por el camino de entrada vamos hacia el observatorio de aves nº 2, situado en el Tancat de les Basses, junto a una casa con una era, donde se secaba el arroz recién segado.
En este punto vemos el vértice geodésico de 4º orden de la Comunidad Valenciana les Basses, donde nos hacemos la foto de rigor, es simplemente un clavo metálico con la indicación.
Pasamos por un pequeño puente de cemento a la otra parte de la séquia dels Campets para continuar el camino y vamos pasando varias acequias, combinado con algunos campos que todavía conservan el agua.
Llegamos a la casa de Baldoví, en realidad son dos casas más almacén, sequero de arroz y una gran chimenea, todo junto al gran Canal de Dalt, formando un entorno típico de la marjal que vale la pena visitar. En el tejado de la casa hay instalado un vértice geodésico, pero está inaccesible, además lo vemos desde lejos, pero de cerca no lo podemos ver, por lo tanto, nos hemos hecho la foto en la chimenea contigua a la casa. Esta chimenea fue construida en el año 1938.
Luego seguimos hasta llegar a el Palmar, primero pasamos por el puente para cruzar el canal, luego pasamos por los embarcaderos, donde se puede alquilar un viaje en barca por la Albufera y posteriormente hemos almorzado en un bar de la plaza.
Después del almuerzo hemos cruzado todo el pueblo y hemos salido por la parte opuesta, para seguir un tramo de asfalto de un km, hasta llegar nuevamente a la séquia Carrera Nova de la Reina.
La idea era volver por la carretera de asfalto y hacer la ruta circular, pero debido al tráfico que lleva esta carretera hemos decidido volver por donde habíamos venido, pisando caminos de tierra, llanos y tranquilos.
Nos ha salido una mañana estupenda, aunque a primera hora la temperatura era de 2º, que no es habitual en esta zona, pero después hemos disfrutado de una buena mañana de senderismo dentro del Parque Natural de la Albufera.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta