Descarga

Distancia

19,37 km

Desnivel positivo

314 m

Dificultad técnica

Fácil

Desnivel negativo

314 m

Altitud máxima

111 m

Trailrank

64 5

Altitud mínima

-6 m

Tipo de ruta

Circular

Tiempo en movimiento

3 horas 54 minutos

Tiempo

4 horas 21 minutos

Coordenadas

3329

Fecha de subida

26 de agosto de 2021

Fecha de realización

agosto 2021
  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
Sé el primero en aplaudir
2 comentarios
 
Comparte
-
-
111 m
-6 m
19,37 km

Vista 108 veces, descargada 6 veces

cerca de Rubiáns, Galicia (España)

Esta senda de algo más de 9 km es un itinerario que discurre por los ayuntamientos de Vilagarcía, Caldas de Reis y Portas, donde se pueden apreciar algunos rincones con encanto y construcciones arquitectónicas como el pazo de Rubiáns, el puente metálico del siglo XIX sobre el río Umia o la vieja azucarera de Portas, datada a principios del siglo XX y hoy convertida en espacio cultural.
La Vía Verde comienza en la aldea de Abelle (Rubiáns) y llega hasta la antigua estación de Portas. Surgió gracias a la reconversión de las viejas vías del tren que desde 1899 comunicaban Vilagarcía y Pontevedra y se convirtió en la primera Vía Verde que discurre íntegramente por territorio gallego, formando parte de la Red que ha creado en todo el estado la Fundación de Ferrocarriles Españoles.

Nuestra ruta la comenzamos en el área de descanso ubicada frente al Pazo de Rubiáns, es muy fácil y no tiene pérdida ya que prácticamente es seguir el camino de las vías y las indicaciones. Quizá falte señalización al llegar a la Azucarera de Portas para ir hasta la estación, al menos nosotros no la encontramos, aunque ya teníamos pensado hacer la vuelta por el sendero que va cercano al río Umía hasta la Ponte de Ferro y tampoco la buscamos con mucho esmero.
Merece la pena el desvío hacia Ponte Currucho, o más bien lo que queda de la misma. En las proximidades, aunque cubierto por bastante maleza se puede ver también un gran muíño que era de los llamados de herdeiros; tenía 4 moas y a él acudían a moer los vecinos de las dos orillas del río, Saiar (Caldas de Reis) y Portas y Lantaño (Portas) gracias a esta pontella conocida como Ponte Currucho y que fue destruída por unas inundaciones a finales de la década de los 80. Lo que hoy podemos ver en pie fue restaurado por los comuneros de Lantaño en 2014, y desde entonces esperan a que el concello de Caldas repare la otra mitad para recuperar esa antigua vía de comunicación.
A Ponte de Ferro es otro punto destacable, atraviesa el Río Umia y también une los ayuntamientos de Caldas de Reis y Portas. Se trata de una estructura metálica con remaches apoyada sobre pilares de piedra con una longitud total de 76 m de largo. En uno de los lados del puente se puede ver un pequeño escudo en el que se puede leer que fue construida por la empresa Joseph Westwood & Co y finalizada en el año 1897. Esta Ponte es un buen ejemplo de la ingeniería y construcción de las vías de tren a finales del siglo XIX.
Llegados a la última área de descanso de la ruta (Souto), se llega a un parque infantil desde el cual se pueden divisar los restos de la antigua Azucreira de Portas, una de las grandes iniciativas industriales de los capitalistas gallegos de principios del siglo XX. La Sociedad Azucarera Gallega de Portas se constituyó en A Coruña el 19 de febrero de 1899, y la primera piedra de la fábrica fue colocada el 4 de junio de ese mismo año. En diciembre de 1899, concedieron a la Sociedad Azucarera Gallega un ramal de vía de ferrocarril para enlazar la fábrica con otras estaciones ferroviarias. En las grandes dimensiones de la fábrica, que estaba dotada de ingeniería alemana, destaca la gran chimenea de 65 metros de altura.
Comenzó a funcionar el 20 de octubre de 1900, pero su producción fracasó por la incapacidad de abastecimiento y por la evolución del mercado y finalmente cerró en el año 1903.
Actualmente, esta edificación se ha convertido en un impresionante mirador al valle del Salnés. El edificio se ha rehabilitado para uso público: auditorio, guardería, centro de tercera edad, ludoteca, sala de exposiciones y conferencias.
Tras dejar la azucarera se llega a la rúa Estación, si se sigue hacia la derecha se llega al final de la ruta: la Antigua Estación de Portas. Nosotros giramos a la izquierda y luego fuimos hacia el lugar de Barreiro para dirigirnos hacia el inicio de ruta. Fuimos por el sendero que ya comenté hasta la altura da Ponte de Ferro, donde tras pasar bajo la misma, con poca dificultad volvimos a subir para retomar la Vía Verde y completar el camino de vuelta hasta el otro extremo, en Abelle, para finalizar luego en nuestro punto de inicio.

Como ya comenté es una ruta muy fácil y apta tanto para peatones, bicis como para personas con movilidad de reducida ya que tiene una aceptable accesibilidad y un desnivel mínimo. Cuenta con varias áreas de descanso y con paneles informativos a lo largo de la misma.
Vía muy recomendable para quienes gusten de caminos llanos y sin dificultades técnicas.
Foto

Comienzo de ruta frente al Pazo de Rubiáns

Foto

Antigua estación de Rubiáns

Foto

Casa del guardagujas

Puente

Ponte Currucho

Foto

Pedra Rañacús

Puente

A Ponte de Ferro

Foto

Semáforo de la antigua Vía

Foto

Zona de descanso y desvío

Ruinas

Antigua azucareira de Portas

Foto

Lugar de Barreiro, Portas.

Puente

Paso

Fuente

Fonte de Barreiro

Puente

A Ponte de Ferro desde abajo

Foto

Panel informativo en el área de descanso del Miradoiro do río Umia

Foto

Antigua señalización de Paso a Nivel y pequeño tramo de vías a la vista

Foto

Paso de agua?

Foto

Paso

Foto

Final de la Vía Verde

2 comentarios

  • manolorive 1 sept. 2021

    Ruta muy facil y agradable

  • manolorive 1 sept. 2021

    He realizado esta ruta  Ver más

    Ruta muy facil y agradable

Si quieres, puedes o esta ruta