-
-
1.278 m
713 m
0
5,0
10
20,06 km

Vista 586 veces, descargada 15 veces

cerca de Rincón, Andalucía (España)

Tiempo en movimiento: 6h 01'.

El inicio de la ruta lo encontraremos en el Área Recreativa Vilchetes, que es el punto exacto donde confluyen las carreteras que, desde Mogón y Chilluévar, recorren tranversalmente, ya unidas, la Sierra de las Villas. Desde Mogón tendremos unos 12 km y desde Chilluévar unos 7 hasta tal punto.

Abandonamos de inmediato la carretera para ascender al vértice geodésico del Vilchetes, alcanzando su cuerda, básicamente, monte a través.

Tras recrearnos con las vistas, descendemos para pasar cerca del Cortijo de Vilchetes y para ascender, acto seguido, a Peña Rubia. Desde aquí tomaremos rumbo hacia el Embalse de Aguascebas.

Llegaremos a la carretera mencionada arriba entre sus PK 18 y 19. Si tomásemos a la izquierda tendríamos, en unos metros, el Sendero de la Osera y el Camino de la Fresnedilla, que se dirige a Chorrogil. A unos 500 metros por asfalto hallaríamos el embalse. Sin embargo nosotros cruzamos la carretera alcanzando el carril que se dirige al Cortijo Palomera y, más allá, a la cascada del mismo nombre.

Como no conocía el terreno me di de bruces con una candada y seria cancela. Ahí veréis mis dudas en el track: Al principio llegué y regresé de la cancela, más tarde intenté traspasarla por algún punto débil a su izquierda. Finalmente decidí renunciar y tomar un carrilín que parte a la derecha de la pista. El carrilín me llevó a unas ruinas. Desde ahí transité por una vereda que se difuminaba a veces, teniendo como referencia siempre un arroyo a mi izquierda y una chopera de frente y en lontananza.

Ya cerca de la chopera, y no lejos de la cascada, comencé una especie de carrera de obstáculos, todos producto de la estulticia humana: Me topé con una cancela que tuve que rodear, con otra que se transformó en portilla, con otra que decidí no pasar, regresando y salvando la alambrada cercana al arroyo por un punto débil y con una postrera por la que pude pasar de perfil. Arribé a un punto donde a la izquierda se accedía al Cortijo del Molino. Yo, sin embargo, tomé a la derecha vadeando el arroyo que proviene de la cascada alcanzando una senda. Me encontré una alambrada caída a mi izquierda que me impedía el acercamiento a la cascada. Al principio continué por la senda esperando que girase a la izquierda, pero como no fue así regresé y pasé con facilidad sobre la alambrada. Más allá hallé una alta valla cinegética con pastorcillo eléctrico. Hallé un punto débil y comencé el ascenso hasta los pies del salto con la valla pegada a mi izquierda. Me di dos calambrazos, así que tened cuidado. La valla cinegética acaba en una pared, estando el salto de agua muy cercano. Las vistas óptimas de éste están a la izquierda, pero yo ya estaba cansado de sortear alambradas y vallas, así que comencé el regreso a mi vehículo.

Tomando un apacible carril traspasé alguna que otra portilla que abrí y cerré sin contratiempo alguno. Cambié mi discurso a la otra ribera y llegué al Río Cañamares... ¡ATENCIÓN!: Ahora tendremos un tramo que discurre algunas decenas de metros por el mismo cauce, así que si el río va crecido no recomiendo su tránsito. No fue mi caso. La mayoría de este tramo de 1'4 km discurre por una senda ribereña. Sólo a veces salté de roca en roca debido a estrechamientos. Si os encontráseis con el cauce muy crecido os recomiendo regresar al carril, continuarlo una bicentena de metros y tomar monte a través hacia el segundo waypoint "VADO".

Llegamos, pues, al segundo "VADO". Ahí termina el sendero más transitado que discurre por el Cañamares. Nosotros lo obviamos y comenzamos el gradual ascenso al inicio/final de nuestra ruta, primero por caminos forestales y postreramente por la carretera que procede de Chilluévar.

Entretenidísimo paseo que espero disfrutéis tanto o más que yo

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta