Tiempo  4 horas 34 minutos

Coordenadas 1547

Fecha de subida 12 de enero de 2019

Fecha de realización enero 2019

-
-
1.048 m
795 m
0
3,8
7,6
15,13 km

Vista 82 veces, descargada 4 veces

cerca de Villanueva-Carrales, Castilla y León (España)

Ruta realizada por el grupo de senderismo SERMAR (Guía JOSU).
Interesante y bonita ruta con inicio y final, el km 76’5, de la carretera N-623 en el puerto de Carrales. Al arreglar la carretera dejaron una antigua curva en este lugar donde ahora podemos parar, lo que aprovechamos para aparcar.
Tomamos dirección Norte, avanzando por la margen izquierda de la carretera a lo largo de 830 mts. Una vez hemos alcanzado el indicador hacia Villanueva, tomamos la bifurcación hacia el SSE (derecha) por la carretera de acceso a la misma.
Otros 400 mts más y llegamos a la primera localidad de nuestra ruta, VILLANUEVA DE CARRALES. Según Wikipedia actualmente se encuentra despoblada, no obstante, vemos como existen algunas casas totalmente restauradas o reformadas y algunas en proceso de restauración, lo que indica que sí que hay personas que tienen aquí su vivienda, o quizá su segunda vivienda.
Descendemos por la carretera que realiza un zigzag a través de la población, hasta que al final, la carretera asfaltada/encementada se convierte en pista de tierra compactada.
Continuamos descendiendo. Nos vamos introduciendo en un bosque en el que predomina el roble, salpicado de algún haya. Enseguida el bosque se torna en un pinar de repoblación.
De nuevo el pinar deja paso al robledal, y más abajo, junto al arroyo de las Fuentecillas y las torrenteras que se precipitan hacia el mismo, arbolado de ribera.
Seguimos caminando por la pista, el bosque se abre, lo que nos permite ver mejor las montañas que nos rodean y alguna roca curiosa a modo de torreta.
Cruzamos el arroyo hacia el km 3,5 de esta nuestra ruta.
Volvemos a introducirnos por un robledal repleto de líquenes y musgos, lo que muestra la pureza del oxígeno de este parque natural. No olvidemos que nos encontramos en el Parque Natural de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón.
Por fin, km 6’5, alcanzamos la coqueta localidad de CRESPOS. Localidad totalmente restaurada y cuidada. Sus cuidadas y bonitas casas de piedra con sus tejados de teja árabe hacen de la misma un bonito lugar. Alguien dijo de este lugar que más que unas casas con jardín, estamos en un jardín con casas.
La amabilidad de los pocos habitantes de lugar nos permitió visitar con detalle su más que interesante iglesia románica de la Inmaculada.
[Buen ejemplo de arte rural de gran valor artístico. Tal vez la mayor peculiaridad del edificio sea la existencia de una inscripción fundacional en uno de sus sillares.
“V K MAI PASCASI
V S PLANTAVIT ORTI
IN ERA TCLXXXI”
Su traducción sería: " El 5 de las calendas de Mayo Pascasio plantó el huerto en la era de 1181" (fecha correspondiente al 27 de Abril de 1143 de nuestro calendario) Lo que atestigua que en ese año ya estaba construido el templo. Con esto estaríamos ante la iglesia románica de datación más antigua de la provincia. Esto no quiere decir que no haya iglesias románicas anteriores (San Pedro de Tejada, por ejemplo, de la que este templo recibe influencias, es probablemente bastante anterior), pero de las mismas no existen indicios directos de fechas de edificación.
Los canecillos de la cabecera son de ruda labra, decorados con animales, arpías, barril, exhibicionista masculino... etc.
Una sencilla portada nos conduce al interior. Entre los motivos del interior, se repite con frecuencia el de la mujer cuyos pechos son mordidos por una serpiente.
Sobre este templo se creo cierta polémica hace algunos años cuando el proceso restaurador quiso eliminar demasiados elementos arquitectónicos adosados, lo que condujo a un peligro de colapso y a la necesidad de una segunda restauración.
Gracias a la colaboración de los propietarios de la cercana casa rural y de los vecinos, la iglesia suele incluirse en los programas de apertura de templos en Semana Santa y Verano]. Tomado de: http://tierrasdeburgos.blogspot.com/2010/01/iglesia-romanica-de-crespos.html).
Aprovechamos para recordar que al tratarse de una ruta circular se puede comenzar en cualquier punto de la misma y que aquí existe un hotel rural donde los dueños son encantadores, Hotel Rural La Gándara.
Desde la iglesia (835 mts de altitud), tomamos dirección SW, por la alfombra verde que se va introduciendo entre pequeñas hayas que van conformando una senda entre arcos tejidos por sus ramas.
Un par de zigzags y llegamos a una nueva pista (km 7,5).
Ahora ascendemos vertiginosamente por un bonito hayedo, de los de cuento, hasta que alcanzamos el punto alto, donde finaliza el hayedo (1020 mts de altitud y km 8,5 de nuestro recorrido).
Hay que estar atento al desvío, unos metros más adelante hay que tomar un camino que sale a nuestra derecha y que va bordeando los cortados.
Las vistas que se abren sobre el valle son estupendas.
Vamos avanzando por la orilla de los cortados a lo largo de unos 2,5 kms, hasta alcanzar la localidad de BRICIA, la cual se encuentra en un alto al borde de los mismos.
Nos acercamos hasta su iglesia de San Julián y Santa Basilisa en la que se observan diversos estilos, destacando su testero románico y su torre.
Regresamos hasta los cortados, y comenzamos a descender hacia el valle, tras dos o tres curvas de zigzag, y tras pasar de nuevo el arroyo de las Fuentecillas, alcanzamos la pista por la que caminamos al principio de la ruta.
Aquí tomamos dirección NW, volvemos a pasar por Villanueva de Carrales, y de nuevo llegamos a la carretera N-623 donde iniciamos y ahora finalizamos esta ruta.

---------------------
Quienquiera que haga uso y seguimiento total o parcial de este track y de su información adicional, asume la plena responsabilidad ante los riesgos propios de la práctica de la actividad, ya que esta información tiene únicamente carácter orientativo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta