Tiempo  4 horas 26 minutos

Coordenadas 1296

Fecha de subida 24 de mayo de 2014

Fecha de realización mayo 2014

-
-
755 m
546 m
0
2,9
5,8
11,58 km

Vista 1893 veces, descargada 46 veces

cerca de Villena, Valencia (España)

Tras dejar el coche aparcado en las inmediaciones del C.P. Joaquín María López (Villena, 1798 - Madrid, 1855. Hijo Predilecto de la ciudad de Villena, ciudad en la que nació. Fué Presidente del Gobierno, de las Cortes y por ello Regente de España en la mayoría de edad de Isabel II), iniciamos la marcha hacia el paraje de Las Cruces.

Al lado de la pista que sube al restaurante hay un poste indicativo del PR-CV 312, tomamos la opción que conduce al Collado de la Mina de los Colores y emprendemos el ascenso entre el pinar, que en esta parte de la ladera es bastante frondoso.

La cuesta es cada vez más fuerte, pero puede superarse sin dificultad pues hay pequeños tramos de llaneo y además hay otros en los que hay que ir tan pendiente de donde colocar los pies entre las erosionadas rocas, que no resulta cansado sino muy entretenido. Las vistas cada vez son más panorámicas y la vegetación, conforme alcanzamos altura, empieza a desaparecer.

Llegamos en menos de una hora a lo alto de este collado y vemos a nuestra derecha las antenas del repetidor de TV. De frente puede verse la huella de la entrada a la Mina de los Colores, pues el hierro que de ella se extrajo, ha dejado en la tierra su característico color rojizo; a nuestra izquierda el camino sigue en dirección al Mirador del Tuareg, nos acercamos a el y contemplamos la amplia y bonita vista que se nos ofrece desde este maravilloso mirador.

Retomamos el camino andando por la cumbre de la sierra hacia Cañada y dejando Villena a nuestra espalda. Es un gusto caminar a esta hora temprana de la mañana por las alturas. El valle de la Cruz de Cañada es un mosaico de color, la brisa reconforta y las sierras de los alrededores se muestran esplendorosas: A la izquierda, el Morrón seguido de la Solana de Benejama, a la derecha el Barranco del Toconar y el otro brazo de la Sierra de la Villa, y al fondo hacia el este, el Reconco de Biar, que con sus 1.200 m de altura sobresale como principal testigo de nuestra marcha.

No somos los únicos en este disfrute, pues en varios momentos somos sobrepasados por diferentes grupos de corredores que recorren la sierra a una velocidad de vértigo, a nuestro parecer.

Hacemos un alto al llegar a la Casita del Guarda, hoy en día cerrada y abandonada. Allí reponemos fuerzas y seguimos admirando el paisaje en esta hermosa mañana de primavera.

A partir de aquí iniciamos el descenso hacia el collado de la Calera, un punto que es el inicio de otros senderos que recorren estas sierras. Es curioso el camino pues discurre por un barranco de roca caliza profundamente erosionada.

Al llegar al poste de señalización del PR-CV 312, giramos a nuestra izquierda hacia el Collado de la Celada, un sendero pegado a la ladera por su parte baja y por el que transitan bicicletas, corredores y senderistas diariamente; era el antiguo camino de Cañada a Villena.

Llegamos hasta una cantera a nuestra derecha, actualmente abandonada y descendemos por una pista recién asfaltada.

A mitad del descenso las señales nos indican un senderito de tierra a nuestra izquierda (que casi no se vén y bien parecen que son a campo a través), abandonamos el asfalto y por el nos dirigimos hasta la zona del Mirador de la Celada.

Nos encontramos de nuevo en mitad de la ladera por el PR-CV 312, que nos llevara hasta el paraje de las Cruces y al Colegio Público, donde iniciamos la marcha de ésta ruta 16 a primeras horas de la mañana.

IBP index = 39

Siguiente trazado de “Rutas de Villena, caminando por nuestra historia": Villena - Ruta 17: Pista rambla del Toconar (repetidor TV) ...Ir ...

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta