Tiempo en movimiento  2 horas 52 minutos

Tiempo  3 horas 51 minutos

Coordenadas 1618

Fecha de subida 9 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
804 m
568 m
0
2,3
4,7
9,36 km

Vista 39 veces, descargada 0 veces

cerca de La Imora, Andalucía (España)

DESCRIPCIÓN. La ruta en línea generales podríamos considerarla en tres partes. Primera, subida en su mayor parte por senderos sombreados entre pinares. Segunda, llaneando por el Neveral y los alrededores del castillo, con trozos de senderos y carreteras de alquitrán. Tercero, descenso por senderos la mayor parte entre pinares sombreados y un trozito de alquitrán hasta el sitio de salida.

COMO DESARROLLAR LA ETAPA. Partimos de la gasolinera de la Imora por un olivar, esta nos asciende a un carril, giramos a la derecha por el carril que pronto abandonamos por la izquierda, para subir un paredón y siguir ascendiendo por un sendero que va por el pinar. El sendero muy transitado de 1,3 kilómetros, con subida continua nos deja en una encrucijada de senderos, nosotros seguimos por el sendero de la izquierda, este tramo menos pendiente nos deja en la puerta de Hospital del Neveral.
Hospital construido como Sanatorio Antituberculoso, dirigio las obras el alquitecto Luis Bergés Martínez a iniciativa del doctor Fermín Palma García,
su primer director e impulsor fue Luis Sagar Zubelzu, entrando en servicio en 1934.
Continuamos por la carretera que descienden de este hospital que pronto dejamos, continuamos por un sendero a la derecha entre pinares que va muy cerca de la carretera, antes de llegar al cruce seguir por carretera al frente y esta nos acerca a el área recreativa de Santa Catalina donde pudimos ver varias cabras Hispánicas. Aquí se celebra todos los años una fiesta campera coincidiendo con el día 25 de noviembre día de Santa Catalina cuya comida estrella son las sardinas a la brasa. Llegando al recinto del castillo se accede por una bonita puerta de entrada con arco de medio punto. Ya en la explanada, nos encontramos el hotel Parador Nacional de Turismo, construido en 1965 sobre el solar de la antigua Alcazaba Vieja y Alcazaba de Abrehuy.
Esta fortaleza fue conquistada por Fernando lll el Santo en 1246. El castillo construido durante los siglos Xlll-XlV. Todo el recinto está construido sobre una de las estribaciones de Jabalcuz a 820 metros s.n.m, en el castillo podemos distinguir varias construciones. Torre del Homenaje, torre cuadrada de 15,45 m. de lados y 40 m. de altura. Torre sobre la entrada de la puerta de asceso de arco ojival. Dos Torres Albarrana, en una de ellas se encuentra la Capilla de Santa Catalina. Torre de la Vela, su nombre se debe a que desde su azotea se emitían señales luminosas de comunicación, tiene forma pentágonal, se encuentra en la parte este, además se considera la única torre árabe del recinto. Por la parte alta se puede recorrer todo el perímetro junto a las almenas con unas vistas magníficas, en el patio de armas, se puede visitar la prisión, las letrinas antiguas y la sala de proyecciones.
Este recinto ha estado ocupado ininterrumpidamente desde la edad del bronce, Iberos, Griegos, Cartagineses, Romanos, Árabes, Cristianos y últimamente Franceses en la guerra de la Independencia.
Fuera del recinto del castillo, en la parte más oriental de esta cresta, se encuentra la gran Cruz de Santa Catalina con un mirador donde hay unas preciosas vistas sobre la ciudad. (Puntualizar que sobre la cruz he olvidado poner una bandera de indicación).
Cuenta la leyenda que en la primavera de 1246, cuando Fernando lll el Santo entro en Jaén, subió al último estreno del cerro del castillo, unos de sus capitanes hincó su espada como señal de victoria, la espada parecía una pequeña cruz. Desde aquel momento mando poner una gran Cruz que recordase este hecho, el nombre se debe a Santa Catalina de Alejandría que apareció en uno de sus sueños. La nueva Cruz de 1950 es de hormigón armado y tiene un altura de 30 metros.
Continuamos muestra marcha para descender por el lienzo de muralla, donde podemos distinguir sin ser un experto cuatro tipos distintos de construcción, ibero-romano, árabe, cristiana y reparaciones de época más reciente.
Continuamos un pequeño trecho por un sendero en el olivar, después un bonito sendero de 1,2 kilómetros muy transitado entre pinos, este nos acerca a un roquedal donde hay un mirador natural con buenas vistas, y una cueva poco profunda. Desde aquí bajamos al olivar por una veredita y salimos al camino, este nos acerca a la carretera, seguimos a la izquierda por la acera a nuestro sitio de salida.

La etapa la consideramos como fácil, solo tendremos que tener en cuenta la distancia y el desnivel.

Para el desarrollo de está, hemos contado con una descarga en Wiquiloc de una etapa que realizamos anteriormente, que grabó nuestro amigo obo1, track 7060734, esta la hemos seguido en parte y la ayuda del GPS del teléfono.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta